Con apoyo de JxC, el Gobierno consiguió la ley por la deuda

El debate en el Senado evidenció las diferencias en el oficialismo sobre el tema.

LEDESMA ABDALA. La presidenta provisional encabeza la sesión. twitter@senadoargentina LEDESMA ABDALA. La presidenta provisional encabeza la sesión. [email protected]
18 Marzo 2022

Sin la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el recinto al momento de la votación, la Cámara de Senadores otorgó sanción definitiva al proyecto que permitirá al Gobierno nacional acordar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un plan de refinanciamiento por la deuda pública de 45 mil millones de dólares, que tomó la ex gestión de Mauricio Macri, en 2018.

Por el respaldo del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC), más los votos que aportó el oficialismo, el Programa de Facilidades Extendidas consiguió 56 votos a favor, 13 en contra (Todos del FdT) y 3 abstenciones. Este resultado coincidió con lo que se venía pronosticando desde distintos despachos oficiales, donde aseguraban que la iniciativa conseguiría un apoyo cercano al 80%. Además, esto guardó relación con lo sucedido hace una semana en Diputados. En esa oportunidad, la iniciativa había obtenido media sanción con 202 votos a favor, 37 en contra y 13 abstenciones.

Ante las divisiones que el proyecto despertó en la coalición de gobierno que encabeza Alberto Fernández y luego de que la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, confirmara un cortocircuito entre las máximas figuras del Poder Ejecutivo, la mayoría de las miradas se centraron en la figura de la vicepresidenta. Cristina Fernández de Kirchner estuvo presente en el recinto y fue la encargada de dar inicio a la sesión, minutos después de las 14. A lo largo del debate, su presencia en el estrado de presidencia fue intermitente.

Quiebre

La votación registrada en la noche de ayer marcó un hito porque, por primera vez, legisladores del kirchnerismo votaron de manera dividida en relación a un tema enviado por el Ejecutivo. Durante la extensión del debate legislativo, la fractura FdT se evidenció a través de resonantes declaraciones que esgrimieron algunos de sus referentes.

Una de las primeras voces oficialistas que se levantó en contra del proyecto fue la de María Eugenia Catalfamo. La dirigente de San Luis y cercana a la figura de la vicepresidenta consideró que el préstamo tomado por el gobierno anterior “fue una estafa” y pidió a la Justicia que los responsables en la toma del crédito “expliquen qué hicieron” con los fondos enviados por el FMI. “Toda deuda odiosa tiene claros responsables y perjudicados, y en ese caso es el pueblo argentino que sufrimos el ajuste y nos vemos limitados a la independencia económica porque cuando se legitima una deuda, se traba el desarrollo nacional. Esto no es contra nuestro Gobierno nacional, sino que venimos a defender convicciones, hay muchas deudas por saldar con nuestro pueblo”, planteó Catalfamo al momento de adelantar su rechazo.

A modo de respuesta, minutos más tarde, Edgardo Kueider marcó su postura a favor del acuerdo y dijo: “yo voto por el refinanciamiento y porque la gran mayoría de los gobernadores del país están de acuerdo”. En esta línea, el senador entrerriano enfatizó: “voto convencido en que primero está la patria, entonces no quiero que millones de argentinos y argentinas sufran las consecuencias de un default; después está el movimiento y en consecuencia voy a acompañar al Presidente, porque es de mi espacio político. Fuimos nosotros los que decidimos que esté allí y no hay que darle la espalda en tiempos difíciles, pues es nuestro frente electoral el que gobierna. Por último están los hombres y no podemos permitirnos especular políticamente esperando el fracaso de uno para tener aspiraciones de gobernar luego”.

Por “el mal menor”

Las palabras de Alberto Weretilneck no pasaron desapercibidas. El titular del monobloque Juntos Somos Río Negro afirmó que aunque no parezca, el debate por el refinanciamiento de la deuda “es un tema de sentimientos, convicciones e intereses”. Después de expresar que rechazaría el proyecto por lo que siente y se informó, el rionegrino exclamó que optará por el mal menor y enfatizó: “los que votamos a favor no somos salvadores de la patria”.

Apoyo tucumano: Ávila, Yedlin y Mendoza votaron a favor

Los tres representantes de la provincia en el recinto del Senado fueron parte de los legisladores que se pronunciaron a favor de aprobar este proyecto para que el Gobierno pueda avanzar en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional por la refinanciación de la deuda.

Comentarios