El tucumano fue más al súper, pero le cuesta llenar el carrito

Los consumidores aprovechan las ofertas de las grandes cadenas comerciales.

COSTO DE VIDA. Ir al supermercado se ha vuelto cada vez más caro. LA GACETA COSTO DE VIDA. Ir al supermercado se ha vuelto cada vez más caro. LA GACETA

El tucumano va con más frecuencia al supermercado, pero no llena tanto el carrito como hace dos años. Compra lo necesario, aprovecha las promociones y las ofertas que las grandes cadenas comercialicen realizan y paga más con la tarjeta de débito que con la de crédito. Aún más, en el último año ha mantenido la conducta de efectuar algunas operaciones al contado con el mismo porcentaje. Un 30% de las compras se concretan en efectivo, tal como es la tendencia a nivel nacional. A su vez, las ventas de los supermercados crecieron un 53% al realizar la comparación interanual. Todos estos datos surgen de la Encuesta de Supermercados y Mayoristas, difundidas ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El reporte oficial ha dado cuenta, además, que hay mayor presencialidad de la población, en detrimento del canal online, que ha hecho furor en el primer año de la pandemia.

Según el informe del organismo que encabeza el economista Marco Lavagna, en Tucumán se mantiene la tendencia de consumo de ir al súper a adquirir productos de almacén. Un 25% de las compras que se efectúan corresponden a ese rubro.

• Durante noviembre pasado (mes de la medición oficial), las 32 bocas de atención de supermercados que ingresaron en la encuesta han registrado poco más de un millón de operaciones (150.000 más en la comparación interanual).

• Las ventas de las grandes cadenas comerciales han sido de $ 2.838 millones, con un promedio de compra por ticket de $ 2.831.

• Cuando va al súper, el tucumano gasta más que un salteño (promedio de $ 2.537 por ticket y donde hay más bocas de cobro que en Tucumán), que un santiagueño ($ 2.579), que un jujeño ($ 2.082), pero no que un catamarqueño ($ 3.099 por ticket), aunque en este último caso las ventas están más concentradas, en 11 bocas de atención.

• Respecto de los productos que lleva un tucumano de las góndolas de los supermercados, los de almacén facturaron durante noviembre, unos $ 655 millones, mientras que los artículos electrónicos y del hogar se llevaron otros $ 458 millones.

• Las compras de artículos de limpieza y de higiene personal mantienen la tendencia que se ha evidenciado desde 2020 cuando se desató la pandemia de Covid-19: factura unos $ 324 millones.

• Las bebidas también forman parte del lote de productos de mayor comercialización en los supermercados instalados en Tucumán. Los consumidores aguardan las ofertas que las cadenas realizan. En noviembre pasado han vendido por $ 383 millones.

El tucumano fue más al súper, pero le cuesta llenar el carrito

A nivel nacional, las ventas en los supermercados aumentaron durante noviembre 4,3% en relación a igual mes de 2020. Por su parte, en los grandes centros de compras el crecimiento fue de 57,9% en similar período, debido a que en noviembre de 2020 los shoppings recién comenzaron consolidar la reapertura tras el aislamiento decretado en la primera ola de coronavirus. En los supermercados, según el Indec, los precios de referencia marcaron durante el décimo primer mes de 2021 una suba de 2,3%, dos décimas inferior al 2,5% del índice de precios al consumidor (IPC). En tanto, en los centros mayoristas y autoservicios las ventas interanuales aumentaron 5,8%. En los súper, durante noviembre, las ventas a precios corrientes realizadas en efectivo ascendieron a $ 43.773 millones, un aumento del 51,8% respecto a igual mes de 2020. Por su parte, las operaciones concretadas con tarjetas de débito sumaron $ 39.957 millones, con una suba del 69,7% respecto al mismo mes del año anterior. Y con tarjetas de crédito llegó a $ 50.605 millones, un alza de 51,2% respecto de 2020.

Tamaño texto
Comentarios