Estaba prófugo por un crimen y lo arrestaron en un boliche

El crimen ocurrió en 2014. El acusado, que hoy tiene 23 años, fue imputado por homicidio y también por amenazar y abrir fuego contra la casa de familiares de la víctima. Hay otros dos evadidos en la causa.

LA DETENCIÓN. Dos efectivos trasladan a la comisaría al acusado luego del arresto. Foto aportada por el ministerio de Seguridad.   LA DETENCIÓN. Dos efectivos trasladan a la comisaría al acusado luego del arresto. Foto aportada por el ministerio de Seguridad.

Atraparon a un prófugo por un homicidio que llevaba más de ocho años viviendo en la clandestinidad. El fugitivo fue capturado cuando bailaba en un boliche del norte de la capital. La Justicia ordenó la prisión preventiva por 90 días para comenzar las pericias de la investigación. El acusado, además de por el crimen, fue imputado por amenazar a familiares de la víctima con armas de fuego.

El sábado Silvana Soledad Cardozo, de 32 años, salió a bailar a Gitana con unas amigas. En el transcurso de la madrugada reconoció en la pista de baile al acusado de haber asesinado a su media hermana, Lucía Vanesa Jerez.

Sin dudarlo, la mujer dejó la fiesta y acudió a la seccional 5ª, donde denunció que había encontrado a J.E.C, de 23 años, quien estaba prófugo desde 2015 por el crimen -era menor al momento del hecho por eso su nombre no se publica-.

Una comisión policial al mando del jefe de la Unidad Regional Capital (URC), Daniel Suárez y de los comisarios Víctor Campero y Carlos Rodríguez acudió al local bailable donde dieron aviso de la situación a los encargados del lugar.

El personal de seguridad del boliche, alertado por la situación, localizó J.E.C en una de las pistas de baile. Los guardias lo llevaron hasta la puerta donde la Policía lo aprehendió y trasladó a la comisaría. En el destacamento constataron sus antecedentes y verificaron los dichos de la denunciante sobre la fuga.

A las 14.15 del domingo se informó a la Fiscalía de Homicidios en feria sobre el arresto de un joven con pedido de captura, y una auxiliar validó la aprehensión. En la causa por la muerte de Jerez figuran tres imputados, de los cuales dos siguen evadidos hasta la fecha. Se cree que J.E.C habría estado viviendo fuera de la provincia todo este tiempo, pero eso es una teoría que hasta el momento no se pudo confirmar porque el sospechoso se abstuvo de declarar.

El hecho, que ocurrió en diciembre de 2014, primeramente llegó a manos del fiscal Arnoldo Suasnábar, de la ex Fiscalía VII, pero con la fuga de los tres sospechosos, ocurrida en los primeros días de 2015, la causa no tuvo mucho avance hasta ayer, cuando se pidió la adecuación y se imputó formalmente a J.E.C por varios delitos.

El hecho y la audiencia

Según relató en audiencia el auxiliar Lucas Maggio, de la Fiscalía de Homicidios I, (que según lo resuelto se encargará de la causa a partir de ahora) en diciembre de 2014 el acusado estaba junto con dos menores discutiendo con otro adolescente en una calle sin nombre del barrio ATE. Por el revuelo que se estaba generando, Jerez salió de su casa para correrlos.

Según la acusación, los tres agresores comenzaron a insultar a la víctima y a gritarle: “qué te metés vos”. En determinado momento, J.E.C le habría pasado un arma a otro de los menores, que efectuó el disparo con el que mataron a Jerez.

El delito de homicidio agravado no fue lo único que se le imputó al joven que hoy tiene 23 años.

Según la investigación, días después del hecho, los menores se presentaron en casa de una familiar de Jerez y la amenazaron para que retirara la denuncia en su contra. Al no lograr su cometido, abrieron fuego contra la vivienda. Por eso, al detenido se le formuló cargos también por amenazas y abuso de armas.

Maggio además solicitó la prisión preventiva por 90 días para el acusado, argumentando que por todo lo relatado se acreditaba que el joven no se sometería al proceso estando libre.

El juez en lo Penal de Menores, Federico Moeykens, consideró que la medida de coerción era prudente y dio lugar al plazo solicitado.

Por otro lado, mediante esta audiencia, se acordó adecuar la causa al nuevo sistema judicial (tal y como se prevé en causas que incluyen a menores de edad imputados), por lo que se estableció que a partir de ahora a la investigación la continúe la Unidad de Homicidios a cargo del fiscal Ignacio López Bustos, que ocho años después del crimen tendrá la tarea de buscar más material probatorio sobre el hecho.

Temas Violencia
Tamaño texto
Comentarios