Cultivos libres de químicos: sí se puede

Trabajadores de la tierra llevaron a cabo un proyecto de cultivo agroecológico en La Tala y obtuvieron grandes resultados. Productos aptos para el consumo y la venta gracias a una organización en continuo crecimiento.

CAMPO. El lugar estaba vacío y se convirtió en un espacio de cultivo. la gaceta / fotos de inés quineros orio CAMPO. El lugar estaba vacío y se convirtió en un espacio de cultivo. la gaceta / fotos de inés quineros orio
21 Enero 2022

“Campo agroecológico La Tala” es un terreno en el que se realizan trabajos de cultivo con el objeto de venta y consumo. Este proyecto nació en diciembre de 2020 y ha demostrado un importante crecimiento.

María Juárez es delegada de base de La Tala, en el departamento de Cruz Alta, que pertenece a la UTT (Unión de Trabajadores de la Tierra). “Tomar la responsabilidad de sacarla adelante y ver que ha crecido tanto, para mí es un orgullo enorme”, se emociona.

EXPERIENCIA. Los cultivadores desarrollaron sus propias prácticas para optimizar el uso de los recursos.  EXPERIENCIA. Los cultivadores desarrollaron sus propias prácticas para optimizar el uso de los recursos.

Los cultivos de este espacio son variados: acelga, remolacha, cebolla, rúcula, repollo, perejil, ajo, arvejas y zanahoria, son algunos de ellos. Todo esto es repartido entre los trabajadores de la tierra para consumo propio y también para su venta: realizan ocasionalmente ferias con las que obtienen “pequeños ingresos”.

OBJETIVO. Los productores quieren llegar a los consumidores sin intermediarios. OBJETIVO. Los productores quieren llegar a los consumidores sin intermediarios.

Estos trabajadores son vecinos de la zona: jóvenes o adultos, el emprendimiento no discrimina edades. “No nos parece que tenga que haber exclusión con la edad. Los mayores tienen más experiencia y nos enseñan un montón”, explicó.

EL TERRUÑO. La localidad de La Tala, en el departamento Cruz Alta. EL TERRUÑO. La localidad de La Tala, en el departamento Cruz Alta.

La organización cuenta con un área agroecológica, cuyos participantes se encargan de capacitar y enseñar a los trabajadores sobre las medidas ecológicas para trabajar la tierra: no utilizan químicos, sino que ellos mismos fabrican productos aptos para cultivar. Los alimentos obtenidos, según María, “tienen otro sabor. Es otra cosa”.

COORDINACIÓN. María Juárez es delegada desde hace tres años. COORDINACIÓN. María Juárez es delegada desde hace tres años.

El proyecto continúa creciendo y se está trabajando en la creación de un almacén donde puedan vender lo que cultivan. “Que los productos vayan del productor al consumidor directamente”, postuló, Y explicó que la idea principal es bajar los precios. (Producción periodística: Bárbara Nieva)

Tamaño texto
Comentarios