Aporte tucumano en un remedio contra la Covid-19

El Siprosa cooperará con un laboratorio francés en las investigaciones para avanzar en un nuevo medicamento contra el virus.

TENIENDO EN CUENTA LA IVERMECTINA. Tratamientos aplicados en la provincia con este producto llamaron la atención de una firma francesa. siprosa TENIENDO EN CUENTA LA IVERMECTINA. Tratamientos aplicados en la provincia con este producto llamaron la atención de una firma francesa. siprosa
19 Enero 2022

Hace tiempo que la ivermectina resuena en el mundo de la medicina como una alternativa de tratamiento para contrarrestar al virus. En los últimos días, Tucumán recibió buenas noticias ya que los estudios del centro de investigación del Siprosa participarán en la elaboración de un nuevo medicamento para combatir los efectos de la covid-19.

Ayer se firmó una carta acuerdo de confidencialidad de investigaciones en conjunto con un Laboratorio de Registro Mercantil de sociedades de Montpellier, una empresa farmacéutica de innovación tecnológica de medicamentos, que tiene su base en Francia y sede en Suiza, y que pretende realizar la fase uno y dos del ensayo del nuevo medicamento, en colaboración con los científicos tucumanos.

María Peral de Bruno, directora de Investigación del Siprosa, contó a LA GACETA que a raíz de la experiencia en los tratamientos aplicados en Tucumán con la ivermectina y los trabajos publicados en lo que se conoce como Clinical Trials, fue que se contactaron desde el laboratorio para avanzar con las investigaciones.

“En los estudios comprobamos el efecto de la ivermectina sobre profilaxis de prevención del contagio de los nexos con los contactos epidemiológicos. Mostramos el caso de una paciente contagiada de covid y su familia; aplicamos el medicamento para que la familia no se contagie. Eso fue lo que les llamó la atención”, explicó.

El objetivo del laboratorio francés es mejorar la base de la ivermectina que desde el Centro de Investigaciones tucumano aportaron. “Nos adelantaron que el plan es hacerla de una buena base de absorción y de larga duración. El principio activo será la inmunomodulación”, aseguró.

Las investigaciones del Siprosa para mejorar la evidencia de ivermectina ya habían sido tomados en cuenta por otros centros de investigaciones y laboratorios internacionales en abril del año 2021 y participaron de un evento llamado “Proyectos internacionales en relación al Covid-19 y ensayos clínicos”. Incluso, la médica resalta que ya existen otros dos medicamentos con base en la inmunomodulación, uno de ellos elaborado por el laboratorio Pfizer. Sin embargo, ninguno se administra por vía oral.

“La ivermectina es la primera que tuvo efecto en la inmunomodulación inespecífica. Hay otras dos que surgieron, que tienen base de inmunomodulación, pero por vía oral esta es la única, por eso están apuntando a mejorar este principio activo y crear uno nuevo”, acotó.

¿Cómo actuaría la ivermectina? Si bien este principio activo es conocido por su uso como antiparasitario en la medicina veterinaria, la médica investigadora resalta que “hace 10 años la ANMAT la aprobó para el uso humano, por supuesto no para Covid, pero ya está aprobada incluso como antiparasitarios en niños. En veterinaria se la utiliza pero con otras fórmulas”. Aclara que la idea original se basa en utilizar la inmunomodulación oral (que ya tiene la base comprobada desde el Siprosa) para prevenir que el virus se expanda y use la maquinaria celular para propagarse dentro del organismo humano. “Tenemos 89% menos de probabilidades de contagiarnos si se toma ivermectina”, declaró. Al mismo tiempo, pidió más adherencia de la comunidad al uso de este medicamento, tanto de los pacientes como de los médicos.

¿Qué es la inmunomodulación? Peral de Bruno lo explica. “El primer blanco de acción es la vacuna, en el caso que el virus logre ingresar al cuerpo, lo que debemos hacer es evitar que entre a la célula. El virus es muy pobre biológicamente, en términos evolutivos no tiene maquinaria de replicación, entonces lo que hace es entrar al núcleo y usar nuestra maquinaria como cocina para auto replicarse. La inmunomodulación lo que hace es impedir que ese virus se auto replique y eso puede ser de dos maneras a través de la ivermectina: no dejar que entre a la cocina, es decir, inhibir las puertas de entrada que no ingresen los RNA, o impedir que las enzimas los repliquen”.

Finalmente, dejó en claro que el nuevo medicamento no reemplazará a las vacunas, sino que actuará de manera conjunta ya que la ivermectina no impide el ingreso del virus sino que evita que se propague por el organismo. “Ninguno compite con las vacunas, crea un sinergismo, no son fármacos antagónicos, todo lo contrario” concluyó. (Producción periodística, Graciela Di Vico)

La Astrazeneca y un error de tipeo

La ANMAT presentó un informe sobre los componentes           de la vacuna y señaló que por un “error involuntario” se dio a entender que podían contener grafeno

No obstante, aclararon en un comunicado que fue un error de tipeo. “El grafeno no se encuentra dentro de los componentes de la misma”, apuntó. María Peral de Bruno opinó “es un material que deriva del carbono, no hablaría del grafeno como un componente normal de las vacunas. Las vacunas pasan un estricto control de calidad, no debe tomarse como una alerta”, dijo y resaltó que la mortalidad a partir de la colocación de las vacunas ha disminuido.

Comentarios