Luis Medina Ruiz y 10 preguntas sobre la tercera ola en Tucumán

El ministro de Salud contestó algunos interrogantes acerca de cómo se está enfrentando la pandemia. Aseguró que no faltarán insumos para realizar los test de antígeno y PCR, como tampoco vacunas contra la Covid-19.

Luis Medina Ruiz. FOTO DE PRENSA DEL MINISTERIO DE SALUD Luis Medina Ruiz. FOTO DE PRENSA DEL MINISTERIO DE SALUD

1- ¿De los casos semanales, cuántos pacientes han requerido internación?

En la población general, con las variantes originales y sin vacunas el porcentaje de internados en camas críticas era del 5% y de fallecidos el 2%. Hoy con 4.000 a 5.000 casos diarios deberíamos tener entre 200 a 250 pacientes críticos y entre 80 a 100 fallecimientos diarios. Pero, al tener el 90% de la población objetivo vacunada con una dosis y más del 75% con dos, lleva a tener el 33% de las camas críticas ocupadas por pacientes con Covid; un 23% de ellos están en asistencia respiratoria mecánica (ARM). Hoy observamos que de seis pacientes fallecidos, cinco no recibieron ninguna vacuna y el restante presentaba un estado inmunitario muy comprometido. Es evidente la influencia de la vacuna en el comportamiento de la epidemia en la tercera ola. En salas de baja complejidad tenemos 48 pacientes, 67 en terapia intermedia, 30 en terapia sin ARM más los 23 con requerimiento de esa naturaleza.  En la primera y segunda ola llegamos a ocupar más del 85% de las camas críticas y casi la totalidad eran pacientes con requerimiento del respirador.

2- ¿Cuántos han registrado vacunación y cuántas dosis en promedio. Si están internados, ¿es por comorbilidad?

Al estudiar la condición de inmunización de los pacientes críticos, en general encontramos entre 70% a 80% de no vacunados o con una sola dosis. En algunas terapias llega al 90%. El porcentaje restante, que pueden tener el esquema completo, se trata de pacientes con avanzada edad, en general mayores de 80 años o con enfermedades de base complejas con marcado compromiso de la inmunidad.

La vacunación permite, incluso en los pacientes críticos una más rápida evolución favorable. Los pacientes internados críticos con esquema completo tienen, en general, patologías cardiovasculares preexistentes, obesidad mórbida a los que, independientemente de su esquema de vacunación, les pedimos que extremen los cuidados .

Especial atención deben tener los mayores de 60 años, con comorbilidad y no vacunados; son los más vulnerables. Aconsejamos que extremen los cuidados preventivos como el uso correcto del barbijo, incluso doble; evitar compartir espacios con otras personas; no recibir visitas e higiene frecuente de manos. A su vez, la comorbilidad y la edad avanzada disminuyen la respuesta inmunitaria contra el virus; esta condición se da en cualquier enfermedad infectocontagiosa.

3- ¿Cuáles son las variantes más habituales en los casos de contagio?

Hasta hace pocos días predominaba la variante  Delta. Hoy por el comportamiento epidémico está coexistiendo con la variante Ómicron, que seguramente, en pocos días más, será la que ocupará el rol protagónico en los contagios.

4- ¿Qué cantidad de antígenos necesita el Gobierno para atender la demanda y cuánto invierte diariamente para adquirirlos?

Entre test de Antígeno y PCR realizamos entre 4.000 a 5.000 tests diarios. Pero es variable. Por ejemplo, sólo el viernes que pasó se realizaron más de 10.000 hisopados. El Gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, garantiza la existencia de todos los insumos. El mismo gobernador, Osvaldo Jaldo, visitó el depósito donde pudo observar los últimos 200.000 test de antígeno que llegaron esta semana. Además contamos con los hisopos, equipos de protección personal, etc. Junto con el gobernador, continuamente se monitorea el stock de insumos para realizar los test.

5- ¿Cuánto le sale al Estado un test de antígeno y cuánto un PCR?

Cuando arrancó la pandemia, cada test de antígeno le costaba al Estado unos $ 790. Pero este valor se fue modificando a medida que creció la producción de estos insumos y a través de las negociaciones que ha encarado el Gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública. Así, ese mismo test cuesta entre $ 490 y $ 500, mientras que uno de PCR vale aproximadamente unos $ 1.250. Naturalmente, ese es uno de los componentes con los que el personal sanitario realiza los estudios para saber si una persona tiene o no el virus de Covid-19. Complementariamente, se necesita una decena de materiales necesarios para realizar los test y que se adquieren individualmente. Asimismo, el personal afectado a esta tarea requiere de Equipos de Protección Personal (EPP), guantes, camisolines, barbijos especiales y botas. Todo esto lleva a que un test pueda llegar a costar cerca de $ 2.000 cada uno, lo que significa una inversión diaria estimada en $ 5 millones para cuidar la salud de la población.

6- ¿Qué medidas hay que tomar para prevenir contagios en esta tercera ola?

Las medidas que se deben tomar son las que pregonamos desde el principio: el barbijo bien colocado es el principal elemento protector, pero además hay que mantener distancia de al menos dos metros con  otras personas e higiene de manos frecuente. Y, por supuesto, la vacunación con esquema completo que evita en gran medida hacer cuadros severos. En estos días de gran circulación viral comunitaria recomendamos a las personas mayores, mujeres embarazadas , pacientes con enfermedades que los comprometa inmunológicamente quedarse en su casa, no recibir familiares o amigos que puedan contagiarlos y salir solo para tramites o eventos impostergables.

7- ¿Si estoy positivo, qué debe hacer mi familia?

Si una persona está positiva para Covid, debe aislarse, sin compartir espacios comunes ni el baño con el resto de lo integrantes de la familia o con las personas que compartan residencia. Además, debe prestar especial atención para los familiares de mayor edad y utilizar el barbijo dentro de casa. El resto de la familia, dependiendo de la cercanía con el paciente, se transforma en contactos estrechos y deben cumplir aislamiento.

8- ¿Puede reglamentarse el sistema de hisopados para bajar la demanda?

Cuando los casos de cualquier enfermedad epidémica aumentan en forma considerable, existe un mecanismo a través de diagnóstico clínico o por nexo epidemiológico. Pongamos el caso de una familia de cuatro personas, todos con catarro nasal y faríngeo: uno se hisopa y resulta positivo; para el resto no recomendamos, ni es necesario realizar el test de diagnóstico. Pero sí se evalúa la condición clínica, edad, estado de vacunación y, si lo amerita, realizar estudios complementarios (radiografías, tomografías de pulmón y laboratorio). Hoy en Tucumán, la decisión es continuar con el diagnóstico por laboratorio. Esto se puede modificar en los próximos días.

9- ¿En qué casos puedo es necesario acudir a un nodo o consultorio febril?

Existen las guardias febriles a las que hay que concurrir sólo con cuadros de moderados a graves. En este caso ingresan aquellos que registran falta de aire, dolor de pecho, fiebre alta, gran decaimiento, empeoramiento rápido del cuadro, etc. En estas guardias se prioriza la atención medica más que el hisopado. Esto significa proveer de oxígeno e hidratación más lo que necesite el paciente de acuerdo a su condición. A los nodos deben concurrir los pacientes con síntomas leves y, por ahora los contactos estrechos, con síntomas. Una persona que resulte contacto estrecho de un positivo asintomático, tendrá que aislarse entre siete a 10 días, según su condición frente a la vacuna. Sólo debería hisoparse con la presencia de síntomas compatibles.

10- ¿En Tucumán, Cuántas personas llevan vacunadas? ¿Cuántos todavía no lo hicieron?

En la provincia llevamos colocadas 2.875.396 dosis de vacunas contra la Covid-19. De ese total, 1.469.000 personas recibieron una dosis y 1.228.360 ya cuentan con las dos dosis. Asimismo, se han aplicado 48.097 denominadas adicionales y 129.969 de refuerzos. En mayores de 50 años tenemos un 97% de la población de esa franja etaria vacunada con una dosis y el 91% con esquema completo. Recomendamos firmemente continuar con los cuidados y recomendaciones. A todos los que tienen pendiente la segunda y la dosis de refuerzo que acudan a nuestros nodos cuanto antes. Una sola dosis no es suficiente para evitar sufrir un agravamiento de la enfermedad a la hora de contagiarse.

Comentarios