Por ley, Tucumán consagra el año a conmemorar Malvinas

A 40 años de la guerra, todos los documentos del Estado provincial serán membretados con el mapa de las Islas. Proyecto para mejorar la remuneración mensual para los veteranos tucumanos.

LA PERDIDA PERLA AUSTRAL. Las islas Malvinas están ocupadas por los ingleses desde 1833.  LA PERDIDA PERLA AUSTRAL. Las islas Malvinas están ocupadas por los ingleses desde 1833.

Desde hoy habrá un cambio en todos los documentos y toda la papelería oficial de la Casa de Gobierno, la Legislatura y el Poder Judicial, así como de los organismos de la administración pública centralizada y descentralizada, incluyendo a los entes autárquicos dependientes del Gobierno. Hasta el 31 de diciembre, cada uno de esos escritos deberá estar membretado con una leyenda específica: “2022 - Año de la conmemoración del 40° aniversario de la Gesta de Malvinas”. Y junto a esa consigna aparecerá un mapa de las islas argentinas del Atlántico Sur.

Esto es lo que dispone la Ley 9.478, que acaba de ser publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, y que establece, precisamente, que estos 12 meses serán consagrados a recordar la guerra de 1982 y, fundamentalmente, el heroísmo de los soldados argentinos en ese conflicto.

Precisamente, la norma dispone que el Poder Ejecutivo provincial “realizará acciones tendientes a conmemorar, revalorizar, reflexionar y difundir todo lo concerniente a la Gesta de Malvinas con el asesoramiento y colaboración de asociaciones y organizaciones especializadas”.

Una de las tareas que tiene por delante el Gobierno, precisamente, es designar un organismo del Estado como el encargo de “planificar y organizar actos de honor y memoria a los combatientes” del conflicto.

El conflicto bélico del siglo

“La ley busca desactivar la corriente que ha procurado ‘desmalvinizar’ la causa de la guerra. El objetivo es no esconder Malvinas, sino ponerla sobre la mesa para que perdure a lo largo de la historia”, argumenta el legislador Raúl Albarracín (PJS), autor de la iniciativa.

“La Guerra de Malvinas constituye uno de los episodios más controvertidos y difíciles de abordar de nuestra historia reciente”, manifiesta el radical. Por un lado, porque el conflicto estalló durante la última dictura: el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. Por otro, porque “la Guerra de Malvinas significó quizá la última causa de unidad de los argentinos, por lo que resulta trascendental recordar lo que realmente es y significa, para conformar la memoria colectiva de nuestro pueblo y de nuestra Patria”, postula.

Albarracín destaca que fue el único conflicto bélico que el país libró durante el siglo XX y que la recuperación del archipiélago austral es una reivindicación justa que hunde sus raíces en la historia, ya que el reclamo de la soberanía es de larga data.

“Recordar esta causa al cumplirse los 40 años de la guerra tiene distintos objetivos: honrar a los soldados muertos en esa guerra, conocer los hechos históricos relacionados con Malvinas, e informar sobre la situación actual de las islas y sobre los reclamos argentinos”, manifestó el parlamentario.

Precisamente, el reconocimiento a los ex combatientes de la Guerra de Malvinas es otro capitulo pendiente de una decisión del poder político provincial.

Pensión en vez de renta

La bancada del Partido de la Justicia Social presentó el mes pasado un proyecto para que se incremente la remuneración mensual que el Estado provincial otorga a tucumanos que son veteranos de la guerra de 1982, o a sus familiares.

La propuesta apunta a modificar la Ley 7.205, que creó en 2002 la “Renta Vitalicia Héroes de Malvinas” y que otorga, en carácter no retributivo, una asistencia equivalente al básico de un sueldo de categoría 10 del escalafón de la administración pública para los ex soldados conscriptos que participaron en acciones bélicas de combate, y otra más baja, igual al básico de la categoría 20, para los oficiales, suboficiales y civiles de las Fuerzas Armadas y de seguridad que sólo estuvieron destinados al área del teatro de operaciones, o que efectivamente entraron en combate.

La propuesta presentada por Albarracín, por Raúl Pellegrini y por Walter Berarducci directamente equipara esa renta que otorga la Provincia a los tucumanos afectados al conflicto con la pensión nacional, “es decir, la suma de tres veces el haber mínimo de las prestaciones del Régimen Previsional Público del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones”.

La iniciativa prevé, además, que el beneficio que percibirán los veteranos es inembargable, por lo que no podrá ser afectado por ningún acto jurídico. De igual manera, se determina que, en caso de fallecimiento del titular de ese derecho, tendrán derecho a percibir la renta mensual los familiares directos hasta en segundo grado de parentesco, el cónyuge o el conviviente, o quien hubiera vivido públicamente en aparente matrimonio durante un mínimo de dos años. En su defecto, a los padres del veterano, en caso de que no recibieran otro beneficio del Estado.


Ganan entre $ 22.000 y $ 16.000

Proponen un haber mensual igual a tres jubilaciones mínimas

Actualmente, los tucumanos que son veteranos de Malvinas ganan mensualmente, en promedio, entre $ 22.000 (los conscriptos que efectivamente participaron de combates bélicos) y $ 16.000 (los oficiales, suboficiales y civiles de las Fuerzas Armadas y de las fuerzas de seguridad que estuvieron destinados al área del teatro de operaciones), según detallaron a LA GACETA los legisladores Raúl Albarracín, Raúl Pellegrini y Walter Berarducci, autores del proyecto para mejorar la remuneración que perciben los héroes de la guerra de 1982. Si la propuesta fuese convertida en ley, los beneficiarios pasarían a ganar tres jubilaciones mínimas, que desde diciembre ascienden a $ 29.062. Es decir, ganarían poco menos de $ 90.000 mensuales. Los parlamentarios sostienen que el impacto en las cuentas provinciales será insignificante: actualmente, los alcanzados por el beneficio estatal suman sólo 395, puntualizaron.


Comentarios