“A partir de abril podríamos tener la vacuna Pfizer específica para Ómicron”

“Esta variante no hubiera surgido si el mundo rico hubiera vacunado al mundo pobre”, sostuvo Marta Cohen.

  Marta Cohen. Marta Cohen. la gaceta / fotos de ines quinteros orio

En 2020 la Reina Isabel II la condecoró con el título de la Orden del Imperio Británico por su contribución a la pediatría. Es reconocida mundialmente por sus investigaciones pero lo que en este momento, tan difícil para el mundo, lo que a ella le importan son los afectos. Por eso está en Tucumán, en pleno verano, visitando a su familia política, después de haber estado en su Trenque Lauquen natal. Su marido, Ernesto Correa, es tucumano y hace varios años se fueron a vivir al Norte de Inglaterra, en Sheffield.

Aunque aclara a LA GACETA que no es clínica, que es patóloga pediátrica, nada le impide desarrollar una mirada aguda, crítica y muy informada sobre la pandemia y las vacunas. Sobre todo esperanzadora. “La Ómicron parece ser una variante menos grave, menos letal. Es la variante predominante en la Argentina y en el mundo. Pero es muy contagiosa, tanto es así que en la semana del 27 de diciembre al 2 de enero en el mundo entero aumentaron un 70% los casos. Sin embargo las muertes bajaron un 10%. La edad de los infectados también bajó de 49 años (con la variante Delta) a 39 años promedio. Hay muchísima infección en gente joven y niños”, observa.

- ¿Qué interpretación hace usted de esto?

- Esto tiene que ver directamente con la vacuna, con la cantidad de personas vacunadas con la tercera dosis. Dos dosis de la vacuna significa estar insuficientemente vacunado. Con tres dosis administrada a los tres meses de la segunda dosis la eficiencia se recupera de un 50%, con dos dosis a un 80-85% con las tres dosis.

- ¿Por qué pierden eficacia las vacunas?

- Porque al ir evolucionando el virus, desde el principio de la pandemia hasta ahora, ha ido teniendo muchas mutaciones, que lo han hecho más contagioso. Entonces los anticuerpos que genera la vacuna que fue hecha originalmente contra el primer virus, no reconocen a los antígenos de esta variable. Por lo tanto es importante modificar las vacunas. Y eso se va a tener que hacer cuando el coronavirus pase de ser pandemia a ser endemia. Se ha estimado que cada 12 a 24 meses van a tener que modificarse la vacunas. Esto ha sucedido hace poco más de hace 24 meses y ya sabemos que las vacunas son ineficientes. Por eso hay que dar la tercera dosis. Esta vacuna sigue haciendo anticuerpos contra el primer virus.

- ¿Cuál es la próxima vacuna para esta variante?

- Pfizer ya tiene la nueva vacuna modificada en prueba. La está probando a partir de enero en un grupo reducido de voluntarios sanos. Se espera que cuando termine esta prueba se va a aprobar para fines de marzo. Y a partir de abril se podría producir, comercializar y distribuir las nuevas vacunas. Mientras tanto, vamos a tener que dar esta tercera dosis y hasta podemos tener que dar una cuarta dosis. La razón es que es tan corta la eficacia de la vacuna que además va bajando, porque van apareciendo nuevas cepas.

- ¿Y vamos a seguir así con dosis al infinito?

- Bueno, lo que pasa es que Ómicron no hubiera surgido si el mundo rico hubiera vacunado al mundo pobre. De hecho, África, tiene el 10% de su población vacunada y hay países que tienen 0,4% de su población como Chad (país ubicado en África central). Apenas un tercio del personal de salud de África está vacunado. Ómicron surgió en África en subsahariana, no se sabe exactamente donde, se cree que podría ser en Nigeria. Delta, en la India, no vacunada (en ese momento), Beta, en África, Gamma y Lambda, surgieron en América que tampoco estaba muy protegida, Mu, en Colombia, y Alfa surgió en el Reino Unido, en Kent, en septiembre, del 2020, antes de que hubiera vacunas.

- Pero se siguen contagiando...

- Sí, la vacunación evita no tanto el contagio como, sí, la enfermedad grave y la muerte. Y una persona que está grave tiene una alta carga viral, quiere decir que el virus está reproduciéndose mucho y es ahí donde se producen las mutaciones. El virus SarsCoV-2 contagia pero en aquellas que tienen un sistema inmunológico débil porque son mayores, vulnerables o no tienen un sistema inmunológico fuerte, se reproduce muchísimo, origina alta carga viral, y de esa manera surgen nuevas mutaciones. A veces, eso le favorece al virus haciéndolo más contagioso que una variante anterior y pasa a tener más predominancia, que fue lo que pasó con esta variante que es tres veces más contagiosa que la anterior, la Delta.

- ¿Cuál es la solución?

- Lo que tenemos que hacer es vacunar equitativamente al mundo que es lo que quería hacer la organización GAVI (Alianza para las Vacunas), vacunar a todos los de 70 años, a todos los de 60 años, a todos los de 50 años y así sucesivamente. Porque es una pandemia, nos salvamos todos juntos. No se hizo eso. Bueno, hay países como la Argentina, que tiene vacunados los niños y los de África no tienen vacunados a los de 70 años.

- ¿Y qué hace la OMS?

- La OMS no tiene el poder de hacerlo. Ayer su presidente dijo que lamentablemente la idea de vacunar al 70% del mundo para julio del 2022 no se va a poder cumplir. Dijo que va a haber 105 países del mundo que no van a alcanzar ese 70% de población vacunada. El Reino Unido ya lo tiene, Argentina esta ahí ... ahora necesitamos que estén vacunadas con la tercera dosis. Lamentablemente no vamos a poder terminar con la pandemia en el 2022. Y corremos el riesgo de que surja de nuevo otra nueva variante. Necesitamos vacunar al mundo. Como dijo el Papa esto es ‘el nacionalismo de las vacunas’. Necesitamos que esto sea diferente.

- Es más bien una cuestión política...

- No sólo política, es una cuestión financiera. Algunos laboratorios han cobrado las vacunas más que el precio de mercado a los países que las querían tener ya. Y Obviamente cuando la Universidad de Oxford con el laboratorio de AstraZeneca hicieron la vacuna a precio de costo los otros laboratorios le hicieron la guerra.

- ¿Cómo se ve el plan de vacunación argentino desde afuera?

- Lo que yo veo es que hay una lentitud de la tercera dosis que debería, idealmente, apresurarse para que sea a todos los mayores de 18 años, a los tres meses de la segunda dosis. Y también es importante vacunar a los niños. La vacuna Pfizer es la única probada internacionalmente para niños de cinco a 11 años pero aún no está en el país. Sería adecuado que se aprobara lo antes posible.

- Los padres tienen mucho temor de vacunar a sus niños con esta vacuna.

- Lo entiendo porque la vacuna Sinopharm es una vacuna que no terminó su fase 3, que no está aprobada por ningún organismo internacional y que tiene la misma dosis que los adultos, es de una eficacia corta, que para esta variante Ómicron no es eficaz. Por lo tanto me llama la atención que no se apruebe la vacuna de Pfizer que está aprobada por organismos internacionales. Es un tercio de la dosis y tiene una eficacia más duradera.

- ¿Usted que es pediatra, qué le aconsejaría a los padres? ¿Poner o no la vacuna Sinopharm?

- Yo siempre hablo del riesgo-beneficio. Hay que vacunarse con lo que hay.

- ¿Pero qué le diría a una madre?

- Es una decisión individual. Lo que digo es que si vacunamos con la vacuna Sinopharm ahora para cuando empiecen las clases por ahí esa eficacia de la vacuna puede haberse disminuido (dura unos cuatro meses) Por eso hay que vacunar cerca de cuando empiecen las clases. Aquí los niños están muy infectados, pero en el Reino Unido no. Yo veo cuatro o cinco niños por día internados y no están en terapia, es un hospital de 180 camas La diferencia es que allá los adultos están muy bien vacunados. O sea la falta de la vacunación en los adultos refleja la infección en los niños. En otras palabras, la infección de los niños es un reflejo de la vacunación inadecuada de los adultos. Entonces, para prevenir la infección en los niños, los adultos se tienen que vacunar. En el riesgo beneficio, si no llega la vacuna Pzifer y hay solo Sinopharm, habrá que vacunar con Sinopharm.

- ¿Cómo es la infección de niños con Ómicron?

- En general tienen un cuadro de dolor muscular, cansancio, dolor de cabeza y temperatura, en general no pasa de ahí. Pero hay niños vulnerables, que tienen algún síndrome de base que pueden hacer una enfermedad mas grave. Pueden tener, por ejemplo, trastorno de neurodesarrollo, una parálisis cerebral, un síndrome genético, cardiopatías, problemas pulmonares, inmunodeficiencia, cáncer, Sindrome de Down, diabetes, asma, todo lo que los haga más vulnerables.

- ¿Y les aconseja que se vacunen?

- Bueno, el riesgo-beneficio es cuando el riesgo de no vacunarse supera al riesgo de darse una vacuna que no esta terminada ni aprobada por organismos internacionales. Y esto es porque hay un gran aumento de números de casos. Yo no les puedo decir que vacunen, es una decisión individual, pero la recomendación es vacunar. En los primeros dos años de la pandemia en el Reino Unido murieron 25 niños, 22 de ellos tenían una condición preexistente, tres eran niños sanos que tuvieron este síndrome inflamatorio multisistémico.

- ¿Y que piensa de la flurona, la mezcla de gripe y covid?

- Nooo. Eso es un titular de los medios. Por empezar, ya se reportó la asociación de la gripe con la del coronavirus. Cuando yo hago autopsias es muy común para mí ver en niños y adultos más de un virus, (sincicial respiratorio, coronavirus estacional, rinovirus para influenza). En el Reino Unido se estuvo vacunando para la gripe muy fuertemente en septiembre para dar 28 días , es decir cuatro semanas de diferencia, entre las dos vacunas, la tercera dosis del coronavirus y la del virus de la gripe. Sabemos que estamos en el invierno y que hay muchos casos de gripe, en toda Europa y no es raro que una persona tenga gripe y coronavirus. El mensaje para adultos mayores de 50 años, personal de salud y personas con vulnerabilidad es que se pongan la vacuna del virus de la gripe a más tardar en marzo para que estén bien preparados.

- ¿Esto va a terminar alguna vez?

- Las pandemias existen desde hace 10.000 años y duran dos o tres. Esta pandemia va a terminar. Estimo que ahora Ómicron, al tener tanta contagiosidad y menor letalidad puede ayudar a dar una inmunidad de rebaño natural. Si a ello le agregamos la vacunación que es una inmunidad de rebaño artificial eso puede ayudar a que baje el número de casos hasta desaparecer. Y quedará como un virus endémico. Pero es importante vacunarse. Además hace falta que la sociedad adopte una responsabilidad individual frente a esto. Sobre todo en los lugares de veraneo en la Argentina se olvidan de las medidas de prevención, sobre todo los jóvenes, que andan libremente y a veces ni saben que son positivos. Por eso, para mí, los tres pilares para terminar con la pandemia son: responsabilidad social con aceptación social, testeos masivos y vacunación masiva.

Marta Cohen
Oriunda de Trenque Lauquen, Buenos Aires, Marta Cohen es egresada de la Universidad de La Plata y directora clínica de Farmacia, Diagnóstico y Genética del Hospital de Sheffield, Inglaterra. Desde hace varios años vive en el Reino Unido con su familia. También es profesora honoraria del Departamento de Oncología y Metabolismo de la Universidad del Hospital de Sheffield. Presidió la Asociación Internacional de Patología Pediátrica entre el 2016 y 2018. En Inglaterra es miembro del Grupo de Referencia Clínica de Servicios para Mujeres y Niños del NHS Inglaterra. En 2020 fue condecorada con la orden de mérito de la Reina Isabel II por sus contribuciones a la investigación sobre la muerte súbita del lactante.


Pediatría
El 72% de los chicos de tres a 11 años tienen al menos una dosis
Según los datos del Monitor de Vacunas del Ministerio de Salud de la Nación y del Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) de los casi seis millones de chicos argentinos de entre 3 y 11 años apenas el 45% cuenta con el esquema completo de vacunación contra la covid. El 72% recibió al menos una dosis. “Frente a la variante Ómicron, la vacunación con dos dosis ofrece una protección de apenas el 35%. Esto significa que hay una gran cantidad de chicos que al no tener ninguna dosis o al tener solo una están enfrentando la suba de contagios con menos recursos que el resto de la población”, afirma el infectólogo Eduardo López del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. El médico señala además que en la población de los adolescentes el nivel de cobertura de la vacunación también es bajo y que debería incrementarse rápidamente en los próximos días”. “No está demostrado que esta variante afecte más a los niños que a otros grupos, pero si no están vacunados puede ser que afecte más”, indicó en una nota de La Nación.

Medicación
Qué tomar cuando se tienen síntomas leves
“Cuando uno contrae covid lo único que se debe hacer es seguir el tratamiento sintomático. Es decir, si uno eventualmente tiene fiere, dolor de cabeza y de cuerpo, solamente hay que tomar paracetamol” dice la infectóloga Elena Obieta, jefa del Servicio de Enfermedades Transmisibles y Emergentes de la Municipalidad de San Isidro. “Hay que evitar automedicarse. Sólo se pueden utilizar antiinflamatorios comunes como paracetamol o ibuprofenos, además de los medicamentos que utiliza habitualmente el paciente si tiene una patología de base”, señala la doctora Bárbara Broese, directora de Epidemiología del hospital de San Isidro. No se aconseja tomar antibióticos, salvo que lo recete el médico, porque los antibióticos matan bacterias, y si si no son absolutamente necesarios, esto puede generar resistencia antibiótica que luego impide curar de forma correcta otras infecciones bacterianas, explica Broese, en una nota del diario La Nación. “Los virus se autolimitan, no se curan con antibióticos que son para tratar bactaerias”, aclara.

Tamaño texto
Comentarios