Antología 2021

En esta edición ofrecemos fragmentos de textos publicados en este suplemento a lo largo de 2021. Entrevistas a protagonistas de la cultura, opiniones de algunos de los autores de los libros más celebrados por la crítica y los lectores. Reflexiones sobre la escritura, el periodismo, la ciencia, la tecnología, el dinero, el contexto político argentino y la pandemia.

26 Dic 2021

Las contratapas

Juan Forn

“Cuando terminé María Domecq, que era un libro en el que me quería quedar a vivir, me di cuenta de que lo tenía que soltar. Así que, cuando lo solté, tenía una depre tremenda, y además sentía que no tenía ningún interés en escribir narrativa y no sabía dónde meterme. Y en el diario me dijeron: sabés cuánto hace que no mandás una nota. Y ahí se me ocurrió, en vez de seguir escribiendo las notas largas que hacía para Radar, empezar con las contratapas, que para mí había sido un lugar legendario de Página/12 y que estaba un poco devaluado, y ahí empecé. Miré los libros en mi biblioteca y me dije: algo voy a encontrar. Y fue así. Descubrí que, si me sumergía en un autor, tarde o temprano empezaban las reverberaciones de otros temas, más esto de la limitación del espacio, que debía ser sintético. Por otro lado, en vez de hacer como hacen todos cuando tienen una columna semanal, que es escribirla rápido para dedicarle el resto del tiempo a lo que les interesa, yo hice lo contrario: dedicarle toda una semana a eso. Las caminatas por la playa me ayudaban mucho a acomodar las ideas e iba descubriendo la manera de contarla y cómo ordenar los elementos. Es lo mismo que cuando entrenás cualquier músculo. Fue encontrando su forma. Desde el 2008 que empecé, hasta el 2011, no viajé a Buenos Aires, ni estaba en las redes, y en esa época Página no tenía la opción de los comentarios debajo de las notas, así que no tenía dimensión de lo que pasaba, salvo Saccomanno, que venía y me comentaba. Cuando empecé a viajar a Buenos Aires para dar talleres, ahí lo descubrí, en un tipo que leía en el Subte o alguien que me paraba en la calle, y a lo largo de los años fueron llegando mails de los lugares más inesperados del mundo de gente que las seguía.”

* Entrevista de Hernán Carbonel

publicada el 21 de junio.

Internarse en una zona incierta

Noé Jitrik

“Un título no es ‘siempre’ una sinopsis de lo que el texto pretende exponer; a veces, como es el caso, es un vuelo por encima e indica una torsión de la materia objeto de la narración que se apoya, en La vuelta incompleta, en cierto ritmo, tal como lo insinúa la palabra ‘vuelta’ (dar vueltas, tratar de alcanzar, circunloquios). Si fuera ‘completa’ la narración concluiría su vuelo; se trataría, en cambio, de una prolongación, de lo que queda flotando y que se traduce en la posibilidad del efecto por vía de la incertidumbre. ¿Acaso escribir no es internarse en una zona incierta? A menos que se suponga, con arrogancia, que está todo dicho y que lo que se dice no tiene, precisamente, vuelta… Mi proyecto, si es que mi propósito de escribir puede ser un ‘Proyecto’, no es retomar lo incompleta de la vuelta y tratar de darle otra vuelta, sino de situarme en otra parte siempre que siga vivo el deseo de seguir indagando en lo que encierra mi imaginario, atisbos, esquirlas, restos que piden angustiosamente tomar una forma. Me ayuda el sueño: mis angustiosas duermevelas son una fuente de brotes que me llevan a emprender un poema, un relato, un ensayo.”

* Entrevista de Marcos Rosenzvaig

publicada el 12 de septiembre.

Desarrollo emocional y tecnología

Kazuo Ishiguro

“Uno de los problemas que tenemos es que el negocio de las empresas de tecnología no favorece el desarrollo emocional de los seres humanos. Hace falta controlar a las grandes tecnológicas. Nuestra sociedad crea muchas desigualdades y con eso hay que tener cuidado. De hecho, el negocio de Facebook se basa en controlar nuestros movimientos y de ahí usar nuestros datos. Hay un potencial enorme para hacer el bien en la tecnología, sobre todo en el ámbito de la salud. Y lo podemos hacer con herramientas a nuestro alcance. Pero como sociedad necesitamos despertarnos rápido para reorganizarnos y evitar grandes peligros…El tema de los teléfonos que saben cada vez más de nosotros es preocupante. En esta novela, Klara termina por parecerse a una madre o un padre de una niña. Creo que los seres humanos, cuando se trata de cuidar a nuestros hijos, somos un poco como máquinas programadas. Quería que Klara fuese un reflejo de ciertas cualidades de los seres humanos...Un amigo artificial como Klara puede tener un papel como el de un animal de compañía, como un perro o un gato. Pero creo que los seres humanos necesitan siempre de otro ser humano.”

* Entrevista de Alejandro Duchini

publicada el 8 de marzo.

“La obra de Stephen Crane está muy viva”

Paul Auster

“La roja insignia del valor y docenas de cosas que escribió de gran calidad se ignoran. Mi propósito era generar un nuevo interés en esta obra. Creo que (Stephen Crane) fue el primer modernista de la literatura estadounidense, se adelantó a lo que sucedería en el siglo XX, y por sus preocupaciones y su método de escribir sigue siendo muy contemporáneo. Crane le habla directamente a una persona de hoy, y no lo estamos leyendo a través de la lente de un libro viejo. Su obra está muy viva y exige ser leída… Cuando yo era chico, a los quince o dieciséis años todos leímos La roja insignia del valor, y eso ya no sucede. Esto ocurre con otros clásicos estadounidenses en la preparatoria. Ya nadie lee La letra escarlata de Nathaniel Hawthorne, que es la primera gran novela de Estados Unidos, escrita en 1851. No es solo Crane el que ha sufrido esto, y creo que es porque los maestros dudan de que los estudiantes puedan interesarse por este tipo de literatura y entonces buscan libros que apelen de forma más directa a cosas que tienen que ver con la vida contemporánea. Yo los entiendo, aunque creo que está mal. Antes todos los leían y ahora solo los universitarios, que son apenas un segmento de la población.”

* Entrevista de Flavio Mogetta

publicada el 31 de octubre.


Comentarios