La URT brindó un taller para los clubes de Desarrollo

Los desafíos de la dirigencia tucumana.

21 Dic 2021
2

TALLER. Se abordaron conceptos sobre organización y planificación de tareas.

Para ser dirigente de un club deportivo, sobre todo de uno amateur, hace falta vocación. Los múltiples desafíos a los que se enfrenta exigen tiempo, dedicación y energías que no a cualquiera le sobran, y por eso se trata de una figura bastante más difícil de hallar que un deportista o un entrenador. Sin embargo, la faceta dirigencial también se puede cultivar a través de capacitaciones como la que la Unión de Rugby de Tucumán brindó hace algunos días por medio del Oficial de Desarrollo José Rubino.

En términos más precisos, la propuesta consistió en un taller dirigido hacia dirigentes de los clubes de Desarrollo con el objetivo de brindarles herramientas útiles para la crucial misión de sostener e impulsar las instituciones que conducen. Un asesoramiento que cobra relevancia en un escenario inédito como este, que ha golpeado con particular dureza a los clubes en vías de desarrollo.

“En realidad, podría haberle servido a dirigentes de todo tipo, incluso de otros deportes. La idea de hacerlo con gente del rugby de Desarrollo responde a la necesidad de crecer en ese segmento. Desde la Unión Argentina de Rugby se estima que es el que más gente ha perdido como consecuencia de la pandemia. Se trata de un segmento muy importante en la conformación del fichaje nacional, porque son muchos clubes los que lo integran. Existe el temor de que si esos clubes no logran recuperar la población que tenían, muchos terminen desapareciendo. Por eso la UAR apunta ahí”, explica Rubino.

Durante la capacitación se abordaron temas relacionados a la historia de los jóvenes clubes, gobernanza, liderazgo, rugby seguro, y herramientas para crecer. “En una primera parte, tratamos de evocar la historia de los clubes. Que los participantes reflexionaran sobre la importancia de conocer los inicios, de dónde vienen sus clubes, para qué fueron constituidos. En una segunda parte, trabajamos sobre la cultura del rugby y del club, para luego avanzar hacia la gobernanza. Es decir, a la importancia de la constitución legal del club y de los beneficios que eso trae. El tema es bastante amplio”, detalla el hombre de Natación.

La planificación fue otro de los puntos clave. “Tomar consciencia de la importancia de tener objetivos claros y un plan de acción a futuro. También trabajamos sobre liderazgo y en la parte final, quizás la más jugosa para los clubes de Desarrollo, sobre herramientas para crecer. Tenemos un abanico de posibilidades que le brindamos a los clubes desde la URT, y es importante que ellos comprendan la utilidad de aplicar esas herramientas. Una de ellas, por ejemplo, son las actividades de difusión, como los eventos ‘Probá Rugby’ y los torneos de formato adaptado para que más gente se pueda sumar al rugby y quedarse en él”, amplifica Rubino.

Al taller asistieron Raúl Argüello (Corsarios), Humberto Moise (San Martín), Javier Mirande y Francisco Nieto (Liceo), Elvio Díaz (La Querencia), Edgardo Serra (Bajo Hondo), y Nicolás De Boeck (San Martín), entre otros.

Hubo varios clubes ausentes, pero Rubino aclara que “a estas alturas del año es complicado y se dio todo con poca anticipación, pero estoy muy conforme. Hubo una participación muy activa de los asistentes”.

Comentarios