Poroto: un moderno invernadero para estudiar sus híbridos

El departamento frutales de Paramérica busca sumar nuevas especies a Tucumán.

18 Dic 2021
1

INVESTIGACIÓN. El invernadero de Paramérica: 300 m² con alta tecnología.

“Con el objetivo de aumentar el período de evaluación que el departamento de investigación viene desarrollando sobre el programa de mejoramiento de legumbres se construyó un moderno invernadero de 300 metros cuadrados, equipado con sistema de refrigeración cooling, con extractores axiales, con calefacción, con riego localizado por goteo y con fertirriego. Todos estos equipos se encuentran automatizados mediante sensores, que miden y registran temperatura y humedad del ambiente y, de ese modo, regulan el funcionamiento de estos”, contó Marcelo Araya, encargado del programa Vivero, de la empresa Paramérica.

Añadió que ese equipamiento les permite recrear de manera artificial los requerimientos de temperatura y de humedad que exige el cultivo de poroto y de otras legumbres, con la finalidad de poder trabajar durante el período invernal. “De este modo podemos aumentar el número de cruzamientos realizados para la obtención de híbridos, como así también evaluar varias generaciones de familias segregantes al año e ir acortando el período de tiempo de obtención de una variedad”, añadió.

Precisó que en el invernadero está llevando a cabo la multiplicación de progenitores de poroto, que fueron seleccionados por contar con características agronómicas deseables: porte, estructura, adaptación a la trilla directa, precocidad, adaptación a sequía y resistencia a enfermedades (mancha angular, bacteriosis común, virus, etc). Y también por poseer propiedades organolépticas deseables, como el elevado porcentaje de proteína. “Estos progenitores seleccionados son utilizados para la obtención de híbridos, que luego son sembrados para ser evaluados tanto en invernadero como en el campo y a partir de los cuales saldrán las futuras variedades que serán inscriptas en el Instituto Nacional de Semillas”, dijo.

Humberto Vinciguerra contó que la función del departamento frutales -de la cual está a cargo- es la incorporación de nuevas variedades y especies cultivables a las ya existentes en Paramérica. “Eso significa que se está estudiando y trabajando en la incorporación de nuevas variedades de limoneros y de palto que tengan características especiales en cuanto a calidad de fruta, fecha de maduración, calidad industrial y sobre todo en especies que el mercado requiera y que todavía no tiene la empresa”, explicó.

Precisó que dentro de ese departamento también se está estudiando la incorporación de nuevas especies frutales no tradicionales en la provincia, que puedan tener un valor agregado e importancia en el consumo mundial.

“Además, este departamento está abocado a estudiar mercados a nivel mundial, para la colocación de estos productos, y futuros mercados donde pueda colocarse toda esta variedad de frutales y leguminosas que la empresa quiere obtener”, puntualizó Vinciguerra.

Comentarios