En un recinto polarizado, los senadores apuestan al consenso

Los tres representantes de Tucumán jurarán hoy, pero su mandato empezará mañana.

OBJETIVO. Mendoza destacó la necesidad de desarrollar Tucumán. OBJETIVO. Mendoza destacó la necesidad de desarrollar Tucumán.

En el Senado de la Nación, el cuerpo legislativo que preside Cristina Fernández de Kirchner, jurarán los 24 senadores que fueron electos en las últimas elecciones generales, pero los flamantes representantes de estas ocho provincias recién entrarán en funciones el viernes.

Teniendo en cuenta el resultado de la última contienda electoral, al Senado ingresarán 9 senadores del Frente de Todos (FdT), 14 de Juntos por el Cambio (JxC) y uno de Hacemos por Córdoba. Hasta ahora, el bloque que responde a la vicepresidenta cuenta con 40 bancas, tres más que las 37 necesarias para alcanzar quórum propio. Pero, desde el 10 de diciembre pasará a tener 35.

“Demasiada atención”

En relación a la disminución de representantes que tendrá el oficialismo en el recinto, el senador Pablo Yedlin le restó importancia y destacó que más allá del número con el que cuente cada bloque el consenso es necesario en el sistema bicameral del país. “Todos haremos y debemos hacer un esfuerzo para ponernos de acuerdos en los grandes temas como el arreglo de la deuda, la mejora de las exportaciones con valor agregado con afán de avanzar en la generación de empleo genuino y la disminución de la pobreza”, manifestó a LA GACETA.

En relación a los desafíos que tendrá por delante el Senado, el referente del kirchnerismo remarcó que el mayor objetivo del Congreso será el mismo del Ejecutivo Nacional y los gobiernos provinciales: “La resolución de los problemas de la sociedad”. “La expectativas son altas y apuestan a que Argentina se recupere de la pandemia e ingrese en el rumbo del crecimiento”, sostuvo.

Sandra Mendoza, la otra representante del FdT tucumano, se mostró expectante sobre la actividad que tendrá el Senado a raíz de su nueva composición y aseguró que desde su banca trabajará en políticas que fomenten el desarrollo del país, pero sobre todo de la provincia.

En los últimos días, el nombre de José Mayans, presidente de la bancada oficialista, fue puesto en duda para que continúe al frente del espacio político. El propio dirigente de la provincia de Formosa reconoció que surgieron “reclamos por parte de senadores de distintas provincias con respecto a la implementación de los programas del Gobierno”. Sin embargo, el formoseño parece contar con el apoyo mayoritario y de hecho los nuevos representantes por la provincia le manifestaron su apoyo.

Bloque propio

Aunque formará parte del esquema de Juntos por el Cambio -que cuenta con 31 senadores-, la senadora Beatriz Ávila creará el monobloque del Partido por la Justicia Social (PJS) en la Cámara Alta. La legisladora, que llega proveniente de Diputados, sostuvo que en la banca le tocará representar “a una provincia empobrecida en las últimas décadas” y por eso trabajará “por un verdadero federalismo y reparto equitativo de los recursos”.

Ávila consideró que la paridad de fuerzas entre el oficialismo y la oposición, en ambas cámaras del Poder Legislativo, representan un “momento histórico para el país”. Ante este contexto imagina un Senado que atienda temas urgentes como “desempleo , economía e inseguridad” y donde prime el diálogo, el consenso y los acuerdos. En este sentido, cuestionó al kirchnerismo por convocar a una sesión, con la actual composición, para aprobar una serie de DNU del Ejecutivo.

Tamaño texto
Comentarios