Tres calles troncales dejarán de ser doble mano desde hoy en Yerba Buena

La medida que forma parte del plan de reordenamiento del tránsito en ese municipio afecta a la Bascary, la Salta y la Federico Rossi.

07 Dic 2021 Por Roberto Espinosa
3

HACIA EL SUR DE LA CIUDAD. La calle Federico Rossi correrá de sur a norte entre Boulevard 9 de Julio y avenida Aconquija. LA GACETA / FOTOS DE ANTONIO FERRONI

Algunos vecinos opinan que lo que se haga en materia de reorganización del tránsito es positivo, mientras el jefe municipal considera que se mira al futuro con la nueva disposición. Desde hoy, los automovilistas que circulen por tres calles de Yerba Buena deberán estar muy atentos: la Salta, la Bascary y la Federico Rossi dejarán de ser doble mano para convertirse en única. La Salta correrá en sentido norte-sur, en tanto que en su paralela, la Bascary, se circulará de sur a norte; en ambos casos, entre las avenidas Aconquija y Presidente Perón. Mientras que la calle Rossi, entre Boulevard 9 de Julio y avenida Aconquija, correrá de sur a norte. La medida forma parte del plan de reordenamiento vial de ese municipio y se suma a esta medida la implementación de las bicisendas.

“El tráfico acá es realmente caótico. La Salta no me afecta demasiado porque no la uso, me da lo mismo pero si es para ordenar el tránsito me parece perfecto. La Bascary se usa mucho, pero puede ser complicada la última cuadra, que la hagan mano hacia la Perón, no está mal. Lo que no me parece -no lo tengo muy claro- es el tema de la ciclovía. A la Federico Rossi no la utilizo mucho porque yo vivo hacia el otro lado, más cerca de la casa de Cultura del Bicentenario. Me parece que hay que arreglar las calles porque están muy rotas, como la Salas y Valdés, sacarle los adoquines y reparar el pavimento”, sostiene la médica pediatra y cantante Gisela Canevaro.

El guitarrista Martín Páez de la Torre vive cerca de la zona en cuestión. “Ya hay demasiados autos en Yerba Buena como para que sigamos con la mayoría de las calles a doble mano. Me parece que la medida suma y si están las bicisendas, me parece positiva, aunque se demore la gente en acostumbrarse a usarla. Creo que el objetivo de una sola mano es afianzar la bicisenda. La gente está muy malcriada aquí, la mayoría de las calles son de doble mano, tanto que en las que son de una sola es increíble la cantidad de infracciones. El problema es que no hay controles, podés poner una calle que vaya para arriba, al costado o para el centro de la Tierra, pero no hay quién controle. Podés poner cualquier regla, pero si no la controlás no tiene ningún sentido, no vas a provocar ningún cambio y sí infracciones que desvirtúan todo”, comenta.

El folclorista Coqui Sosa, que vive en el barrio Viajantes, está de acuerdo con un ordenamiento, que implica también un cambio cultural. “No sé cómo irán a hacer con los estacionamientos, hay muy poca información para entender por qué cambian. Acá en el barrio, han hecho una zona comercial, llena de centros médicos, ya no es más un barrio, no sé cómo se ha hecho esto, supongo que pasó por el Concejo Deliberante, pero consulta no hubo nunca. Hubo un crecimiento del parque automotor; me parece que viene de años atrás la transformación de una ciudad jardín en una ciudad comercial. No me gusta ser crítico de algo que en teoría es un avance no sé para quién porque el que venía a buscar tranquilidad acá, ya no la tiene. Confío en que esto está estudiado y no es un capricho”, asevera.

El intendente Mariano Campero dice que hace varios años vienen planificando el asunto de la mano única. “Ya tenemos experiencia: la Moreno, la Lobo de la Vega, la La Madrid. La implementación de la ciclovía llevó a un debate, también venimos trabajando no solo con una empresa de Buenos Aires, sino también con su gobierno. La ciclovía no está en calles principales, como la Aconquija, Perón o Solano Vera, sino en tramos muy específicos. Otra cosa que tiene que ver es la ciudad a cinco o diez años porque Yerba Buena tiene un crecimiento del parque automotor muy importante, entonces para definir la Bascary como mano única, tuvimos que pavimentar la calle Salta, que va a tener sentido Perón-Aconquija y la calle Bascary, Aconquija-Perón”, explica.

El jefe municipal señala que al cambio de mano se lo va a hacer con un concepto de concientización. “No vamos a multar al que esté en contramano; aprovechamos también que se han terminado las clases. Eso también permite ver cómo se desarrolla, por ejemplo, el punto Bascary con una mano, y cerrando una de las platabandas de la Perón, sobre todo la de la Bascary norte que cruza para ir al centro; la vamos a cerrar y vamos a ver si llega a ser necesaria la instalación de un semáforo en Bascary y Perón. Vamos a tender que todas las calles sean de una mano. Nos toca a nosotros el proceso y si bien podríamos aguantar uno o dos años más con doble mano, se necesita la planificación. En diciembre-enero se van a incorporar varios semáforos en la Solano Vera, en la Perón, sobre todo en los puntos que conectan con las avenidas, en los cruces donde se respeta muy poco la normativa vial.

- ¿La “ciudad jardín” se convirtió en ciudad comercial?

- No, sigue siendo una ciudad jardín que mantiene su identidad. Al que dice que todavía alcanza que las calles sean doble mano, entonces le pregunto qué va a pasar dentro de 10 años. Ahí están los desafíos de los gobiernos locales. Hoy, estamos haciendo muchas acciones que seguramente van a ser más “beneficiosas” en algunos años, como las ciclovías. El tema mano única es una anticipación a lo que puede ocurrir y responde a un plan integral. Hay una medida de fondo que tiene que ver con el centro de monitoreo que tendrá cámaras inteligentes que van a hacer un seguimiento de todos los servicios municipales, por ejemplo, los camiones de la recolección, qué focos estamos cambiando… todo se puede medir en ese centro. Ya está terminada la estructura, estamos incorporando las cámaras, hemos hecho una licitación muy grande de más $100 millones, se van a incorporar algunas en diciembre y enero, y la puesta a punto va a ser febrero. Hay que pensar Yerba Buena a 50 años.

Apostar al futuro: "Tener la ciudad que todos soñamos”

“Hay que empezar con estos temas para que dentro de 30 años tengamos la ciudad que todos soñamos y Yerba Buena siga siendo el jardín de Tucumán. Las calles de manos únicas van a dar más lugar a esa calidad de vida que uno busca. Hoy los desafíos están centrados a imaginar acciones que tengan incidencia, importancia por años, por décadas”, afirma el intendente Mariano Campero.

Comentarios