Albaca declaró más de dos horas luego de que una perito dijera que era egocéntrico y narcisista

Cecilia Arrien Zucco explicó los resultados de una evaluación psicológica que le hizo al ex fiscal que dijo que no se preservó la escena del hallazgo.

04 Dic 2021 Por Homero Terán Nougués
2

IMPUTADO. El acusado, Carlos Albaca, amplió su declaración durante más de dos horas y media. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Los barbijos tapaban la mitad del rostro de -casi- todos los presentes. Las miradas apuntaban a la imagen proyectada en la pantalla mientras esperaban la conexión al Zoom de Cecilia Arrien Zucco, profesional de la salud mental que evaluó psicológicamente a Carlos Albaca, ex fiscal imputado por mal desempeño en las funciones públicas cuando le tocó investigar el homicidio de Paulina Lebbos. “En el informe se habla de algunas cuestiones de deficiencia empática”, dijo la profesional.

La testigo, citada por la querella y la defensa, explicó que para hacer una evaluación psicológica se prepara una serie de pruebas y una “batería diagnóstica”. Para ello, la especialista utilizó diferentes herramientas, entre ellas: entrevista psicológica semiestructurada; test gestáltico visomotor; test de persona bajo la lluvia; y test de casa, persona y árbol.

Los resultados, según testimonió, fueron contundentes: Albaca sería una persona con baja tolerancia a la frustración. “Se detectó una cuestión egocéntrica, auterreferencial, que tiene que ver con el narcisismo”, aseguró Arrien Zucco.

“Existiría una dificultad para desarrollar el insight, que es la posibilidad de las personas de cuestionarnos, preguntarnos, sobre nuestras acciones, ideas, pensamientos. De observar nuestra propia conducta”, indicó ante la atenta escucha de toda la sala.

En ese sentido, la psicóloga (que trabaja en la Oficina de Violencia Doméstica del Poder Judicial) también destacó que el ex fiscal es una persona cuerda, con sentido común. “Puede advertir, darse cuenta de las normas esperables socialmente”, señaló.

Una vez que la especialista describió a grandes rasgos lo que decía el informe que redactó hace dos años luego de la evaluación psicológica, el imputado pidió la palabra para hacer una ampliación de su declaración y explicar por qué no es culpa de lo que se le acusa, ampliación a la que dedicó más de dos horas y media.

“Escena contaminada”

Albaca se levantó de su silla, caminó unos pasos, se paró frente al tribunal y, antes de declarar, pidió que se desalojara la Sala 18 donde se lleva a cabo el juicio. En especial quería que se retirara Alberto Lebbos, padre de la víctima, porque “podrían tocarse temas sensibles”. Lebbos, estoico, dijo que prefería quedarse y escuchar lo que el ex fiscal tenga para decir.

“La escena estaba totalmente contaminada. El propio Alberto Lebbos contaminó la escena. Él reconoció que se acercó a centímetros del cuerpo”, aseveró el ex funcionario.

Según describió, él se dirigía a Raco cuando debió detenerse porque personal policial no dejaba avanzar a los autos en la ruta. Consultó qué pasó y le respondieron que hubo un choque. Más tarde se acercó e insistió, en ese momento le dijeron que hallaron un cuerpo.

“Cuando me permitieron avanzar fui con precaución y noté una gran cantidad de gente que no respetaba el protocolo que debe seguirse y que el pasto estaba más corto que la semana anterior. Llego a destino y le comento eso al fiscal Alejandro Noguera”, señaló.

La primera irregularidad que dice haber visto Albaca es la cantidad de gente que rodeaba el cuerpo sin la protección necesaria, el traslado del cadáver desde el lugar donde se lo encontró hasta la vera de la ruta y la falta de certezas y protocolo a la hora del proceso de la autopsia.

“La zona estaba completamente devastada, no se tomó ninguna medida. La escena fue contaminada por todos los que se encontraban en el lugar, toda la escena estaba deteriorada, y no se sigue el protocolo. Si estamos en la función judicial tenemos que saber que existen protocolos y Tratados Internacionales”, dijo.

Albaca aseguró que trasladaron el cuerpo sin guantes, sin barbijos. “Sin elementos de seguridad para llevar a cabo la medida”.

“El plástico con el que envolvieron el cuerpo fue pisado por no menos de cinco personas. Y después el traslado no se hizo en morguera, sino en una camioneta auxiliar de la morguera y sin custodia policial. Y yo recibo la causa en ese estado...”, explicó.

“Pérdida de tiempo”: Alberto Lebbos, en desacuerdo con Albaca

Alberto Lebbos, padre de la víctima, se mostró en desacuerdo con Albaca. “Estuvo en el lugar del hecho y era fiscal, tenía la obligación de actuar y no lo hizo. En realidad sí, protegió a los asesinos de Paulina”, declaró ante la prensa.
Mientras Albaca declaraba la tensión entre el ex fiscal y Lebbos envolvía el ambiente. El ex funcionario pedía perdón por demorar buscando un papel cuando Lebbos murmuró: “así manejaba la Fiscalía”. El ex fiscal volteó y le clavó la mirada. La situación se calmó cuando la presidenta, Fernanda Bahler, exigió que el público no haga comentarios. “No volverá a suceder”, se disculpó Lebbos.

“La estrategia de este hombre es decir que no hubo delito y por lo tanto no hubo encubrimiento, cuando acá hay una sentencia firme de la Corte contra los encubridores del homicidio de Paulina. Lo que está haciendo es hacernos perder el tiempo, su estrategia es victimizarse”, explicó Lebbos más tarde.

Comentarios