En la guitarra suenan los paisajes y los derechos humanos

Juan Pablo Piscitelli, guitarrista y compositor, recorre su trayectoria musical en plan solista.

03 Dic 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

CON SU HERRAMIENTA. "Siempre estoy extrañando Tucumán", confiesa.

Juan Pablo Piscitelli integra un selecto grupo: el de los músicos tucumanos que llevaron su talento a profundizar en estudios y en crecimiento en La Plata, una meca musical en la Argentina.

Guitarrista y compositor, vuelve cada tanto a la provincia, a impregnarse de los afectos, los aromas y los paisajes que pueblan la música que compone. Esta noche a las 21, en Nonino La Suipacha (Suipacha 1127) ofrecerá composiciones propias en plan solista. Como invitados participarán el poeta Gabriel Gómez Saavedra y el músico Javier Fiori en voz y guitarra.

“Vengo a presentar algunas composiciones instrumentales para guitarra de manera solista. Casi siempre he tocado a dúo o en grupos, pero este último tiempo he tenido una necesidad muy fuerte de presentarme solo”, anuncia.

Al hablar de dúo alude al que integra con otro guitarrista, Patricio Gómez Saavedra, “con quien hicimos el disco ‘Algo así’, y ahora estamos por sacar otro, que se llama ‘Pirca’. Esa producción va a salir el año próximo; lo grabamos en Brasil hace un tiempo, y después nos agarró la pandemia, por eso la postergación”. “Son muchas composiciones del dúo que estoy pasando a tocar solo. Son temas para guitarra, y además estoy presentando muchas canciones con letras de amigos poetas tucumanos, como Gabriel Gómez Saavedra. Algunas tienen más de 25 años y otras que son de estos dos últimos años”, explica.

Hilo conductor

“Creo que hay un hilo conductor, que es la nostalgia de haberme ido de la provincia a los 20 años. Siempre estoy extrañando Tucumán, todo gira un poco en torno de las temáticas tucumanas y a los paisajes”, dice de su obra, y ejemplifica: “uno de los últimos temas que hicimos con el poeta Gómez Saavedra se llama ‘Amaicha’, con el que ganamos hace poco un premio de la Asociación Tango Sin Fin, para arreglos orquestales, y lo van a estrenar ahora”.

“Con los años mis composiciones se han vuelto más autorreferenciales, más de tinte psicoanalítico -dice entre risas- como más introspectivas, pero siempre están presentes los paisajes y los recuerdos”. “‘De solo estar’, uno de los temas inspirados en Tafí del Valle, revive momentos de la infancia y la sensación de que el tiempo no se mueve, en esa quietud, con el paisaje imponente del valle de Tafí”, describe.

Los derechos humanos también están presentes en sus composiciones: “es una temática con la que he crecido. Si bien yo nací en 1976, integro una generación de amigos que son hijos de desaparecidos. Hay una inspirada en Julio López que se llama ‘Septiembre sin Julio’. Otra se llama ‘La caldera’, sobre la época oscura de la dictadura en Tucumán. Hay una con letra de Gómez Saavedra, ‘Canción del rastreador’. Unos amigos se enteraron muchos años después de desaparecida su madre, a partir de uno de los juicios, que había estado embarazada al momento del secuestro. Esta canción habla de la búsqueda que encaran mi amigo y su hermano por ese posible hermano o hermana que no se sabe si nació o no. Es una temática que me convoca profundamente, siempre”.

Piscitelli vive en La Plata, donde es docente en su Universidad Nacional (UNLP) y en el Conservatorio de Música Gilardo Gilardi, así como en otras instituciones educativas terciarias y universitarias.

Hoy está de vuelta con su propuesta solista, explorando estéticas bien diferentes de sus otros proyectos musicales, con nuevos territorios musicales que va sumando a la guitarra.

Comentarios