Malestar por el pase sanitario para eventos culturales

La decisión adoptada por la Provincia fue cuestionada en las redes sociales. Una delegación de responsabilidades. Agresiones verbales.

03 Dic 2021 Por Fabio Ladetto
1

La exigencia de que se compruebe el esquema de vacunación completo a los asistentes a eventos culturales está vigente desde el miércoles a la noche y ya comenzó a implementarse en todos los eventos artísticos, en paralelo a expresiones de malestar y fastidio que se fueron vertiendo en las redes sociales.

El acceso a museos, teatros, salas de cine y demás espacios donde se realicen espectáculos estará vigente todo este mes por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) Nº 13/1, al considerar que son actividades que representan “mayor riesgo epidemiológico” ante el aumento de contagios por covid-19. La medida se aplicará a mayores de 13 años, que deben acreditar que tienen el esquema completo de vacunación con al menos 14 días de anticipación al momento en que se desarrolle la actividad, sea presentando el carnet oficial de vacunación en papel o con la credencial digital disponible en la aplicación Mi Argentina.

El Comité Operativo de Emergencia delegó el control a los responsables de cada espacio, pero se reservó la posibilidad de realizar controles y aplicar sanciones en caso de incumplimiento. Excepcionalmente, este fin de semana no será de aplicación el requisito de que hayan pasado los 14 días de la segunda dosis antes de asistir a una actividad (comenzará a regir el próximo), pero sí debe exigirse el esquema completo de vacunación al entrar a la sala o restobar.

Precisamente, el hecho de que se cargue con la responsabilidad a los organizadores de espectáculos o administradores de los teatros generó quejas, como la de Pablo Gigena, a cargo de La Gloriosa y de Puerto Cultural Libertad. “Ahora resulta que las salas somos el control vacunatorio y carne de posibles sanciones de los que amontonaron multitudes para ganar su horroroso puesto. Las medidas policiales que el gobierno del patrón de estancia peronista nos quiere endilgar a las salas independientes son intolerables -protestó en Facebook-. Esto suena a amenaza cuando aun está caliente el tema de que el gobierno censuró una obra de teatro, con la condena de toda la comunidad teatral. Una cosa son las medidas de cuidado sanitario y otra las medidas represivas y distractivas ante la desidia sanitaria del gobierno y el hambre de las multitudes”.

La productora Carina Érica Fraszczak se sumó a la polémica al escribir “el pase sanitario es inconstitucional. La delegación del poder de policía para este control también”, que tuvo varios avales, como el de Bernardo Luis Kutscher (del grupo musical La Va-k Sagrada) que calificó al DNU como “dictadura sanitaria”.

El incremento sostenido de casos de coronavirus afecta también a las propuestas artísticas que debieron suspenderse, por estar enfermos uno o varios de los integrantes de un elenco o grupo. Este fue el caso del estreno postergado de una nueva versión de la obra “Venecia”, de Jorge Accame con dirección de Hugo Galván que iba a tener lugar la semana pasada en el Centro Cultural Virla, de recitales de rock (como el de La Suburbana del pasado sábado) y del show que Jessica Tamara iba a dar el domingo en el teatro municipal Rosita Ávila por sus 15 años en la canción.

Asimismo, hay distintos eventos artísticos oficiales en duda, sobre todo en el interior de la provincia, cuya concreción depende de la evolución sanitaria día a día. Por lo pronto, se suspendieron nuevas programaciones.

Los cuestionamientos se multiplicaron también entre el público, desde donde se cargó contra ciertos empresarios con fuertes planteos verbales al sindicarlos como responsables de la medida. Roberto Abdenur (dueño de los complejos de cines Atlas) salió a aclarar que “la decisión de exigir carnet de vacunación no fue de esta empresa, sino el cumplimiento del DNU”.

“Pedimos por favor que se respeten las decisiones y no se agreda a nuestra empresa. De no acatar, deberemos cerrar”, alertó, y agregó: “es una gran pérdida pero evaluamos la relación costo-beneficio y preferimos esto antes que futuros cierres, como ya nos advirtieron que podrían ocurrir en caso de que la situación se desborde”. Quienes hayan comprado entradas pero no cumplan con el requisito sanitario podrán pedir la devolución del dinero o un vale con fecha abierta para utilizar en otro momento.

Comentarios