Cuatro recetas imperdibles de Navidad

La magia es comestible y cuenta la historia que a medianoche aparece en la mesa de postres. Si no nos crees te invitamos a probar estas recetas y sacar tus propias (dulces) conclusiones.

02 Dic 2021 Por Guadalupe Norte
4

1- Borlas tornasoladas

Casi una deco comestible

Ingredientes: 300 g de harina 0000, 250 ml de leche, 250 g de azúcar, 150 g de dulce de leche, 120 ml de aceite de oliva, dos huevos, una cucharada de jugo de limón, una cucharadita de bicarbonato de sodio, una cucharada de esencia de vainilla, colorantes rojo y verde y un molde de silicona formato esfera.

- Para el glaseado: 300 g de azúcar, 300 g de chocolate blanco, 240 g de leche condensada, 240 ml de agua, 20 g de gelatina en polvo sin sabor y colorantes a gusto.

- Para la decoración: 150 g de azúcar impalpable, 20 ml de agua y 4 g de albúmina o merengue en polvo.

Paso a paso:

1. Mezclar el jugo de limón con la leche y dejar actuar.

2. En un bol, batir los huevos hasta espumar. Sumar el azúcar y el aceite e integrar.

3. Añadir la leche alimonada con la harina y batir bien.

4. Dividir la masa en dos y colorear cada porción en un tono distinto.

5. Llevar a dos moldes para tortas y cocinar, a horno precalentado y temperatura media, alrededor de 35 minutos.

6. Una vez fríos, trocear los bizcochuelos y mezclarlos con el dulce de leche. Rellenar el molde de silicona y congelar por media hora. Desmoldar y reservar.

7. Hidratar la gelatina en 90 ml de agua y aguardar 10 minutos a que se active.

8. En una olla calentar el agua restante junto con la leche condensada y azúcar. Revolver constantemente hasta que hierva.

9. Bajar el fuego al mínimo y sumar la gelatina. Revolver y agregar el chocolate blanco, unificar por completo.

10. Colar el glaseado y dividirlo en diferentes partes según los colorantes que usemos. Tapar a piel con papel film hasta alcanzar la temperatura ambiente.

11. En una rejilla colocar las esferas y bañarlas en glaseado.

12. Para las decoraciones, añadir sobre el azúcar impalpable la albúmina y mezclar. Sumar el agua y revolver hasta obtener una consistencia densa (igual a la pasta de dientes). Traspasar a una manga repostera y hacer las esferas los patrones que queramos.

Sugerencia: con fondant y un cordón podemos colgar estas esferas del arbolito para que los niños jueguen a buscarlas.

2- ÁRBOL ENRAIZADO

Agregale chips de chocolate

Ingredientes: 400 g de manteca sin sal, 250 ml de agua a temperatura ambiente, 250 g de harina 0000, 250 g de harina de fuerza y 10 g de sal.

Paso a paso:

1. Fusionar ambas harinas y la sal. Crear un hueco en el medio y añadir, de a poco, el agua. Mezclar un poco y traspasar a una mesa para trabajar con nuestras manos.

2. Amasar durante al menos 10 minutos para desarrollar el gluten. Compactar en un bollito y forrar la masa con papel film. Refrigerar por 40 minutos.

3. Envolver la manteca fría en papel film y aplastar con ayuda de un palo de amasar; debemos formar un rectángulo de un centímetro de grosor. Llevar a la heladera por media hora.

4. Estirar la masa de manera que sea lo suficientemente grande para envolver la manteca. Cubrirla en su totalidad y volver a aplanar.

5. La técnica para un hojaldre perfecto es dividir mentalmente la masa en tres partes iguales. Luego, debemos doblar el tercio superior hacia abajo y el tercio inferior hacia arriba.

6. Estirar con ayuda del palo de amasar y girar el preparado hacia la derecha. El plegado debe repetirse seis veces y en cada lapsus pasar por la heladera.

7. Estirar el hojaldre y cortarlo en tiras alargadas. Con una porción más gruesa en el medio, intercalar franjas de masa para simular las ramas de un árbol.

8. Colocar papel manteca encima de una placa para horno, poner el hojaldre y hornearlo alrededor de 20 minutos a temperatura media.

9. Decorar con colorante o pintura comestible las terminaciones y sumar chispas de chocolate o golosinas.

3- Bolas de nieve

Cupcakes con una base apta para veganos

Ingredientes: 185 g de harina 0000, 160 g de puré de manzana o pera, 150 g de azúcar, 80 ml de leche vegetal (avena, coco, etcétera), 80 ml de aceite, dos cucharadas de polvo para hornear y una cucharada de canela.

- Para las cápsulas: 20 g de gelatina en polvo sin sabor, seis cucharadas de agua tibia, dos cucharadas de azúcar y un molde de silicona con formato de semiesfera.

Paso a paso:

1. Pelar y cortar las manzanas en gajos. Calentar en el horno por unos minutos hasta que queden blandas.

2. En una licuadora o mixer triturar la fruta y aromatizar con la canela. Separar la cantidad necesaria para la receta.

3. En un recipiente mezclar el puré junto al azúcar y aceite. Después, añadir la harina y el polvo para hornear y volver a homogeneizar.

4. También sumar la leche vegetal a temperatura ambiente.

5. Repartir el preparado en un molde para cupcakes con sus respectivos pirotines. Cocinar en el horno (a 180 °C) durante unos 20 minutos.

6. Hidratar la gelatina con el agua y dejar reposar por 10 minutos.

7. Llevar al microondas por 20 segundos para desintegrar cualquier grumo. Hay que evitar que hierva.

8. Enfriar a temperatura ambiente por cinco minutos, estará lista cuando aparezca en la superficie una delgada capa cristalina.

9. Verter la gelatina en el molde de silicona y luego dar un par de golpecitos para remover el excedente.

10. Al enfriar desprender con cuidado las esferas y ubicar encima de los cupcakes.

Sugerencia: en el interior de las esferas una idea es colocar figuras navideñas hechas de pasta comestible, azúcar o algún juguete diminuto.

4- Pinitos

Con mousse y frutos secos

Ingredientes: 100 g de azúcar, 100 g de harina 0000, 30 g de manteca, dos claras de huevo, tres cucharadas de leche y una cucharada de ron.

- Para el relleno: 600 g de crema de leche, 320 g de chocolate negro para repostería, 10 g de pasas de uva secas y 15 g de fruta confitada.

- Para la cobertura: 100 ml de crema de leche, 130 g de chocolate blanco para cobertura, 20 g de manteca, dos cucharadas de agua y colorante comestible verde.

Paso a paso:

1. En un recipiente verter las claras, leche, azúcar y ron. Mezclar y sumar la harina tamizada.

2. Una vez integrado todo, derretir la manteca y sumarla también. La consistencia final tiene que ser líquida y pesada.

3. En una sartén, a fuego bajo, extender una cucharada y media del preparado. Con ayuda de una cucharada formar una capa delgada de masa. El proceso es igual a cocinar panqueques.

4. Calentar durante cuatro minutos y dar vuelta. Dejar apenas unos minutos más y retirar.

5. Colocar encima la unidad encima de un paño de cocina y moldear -aún caliente- la masa en forma de cono. Apretar fuerte en las uniones y luego dejar reposar en un vaso.

6. Para el relleno, batir la crema de leche sin llegar a montarla. Reservar.

7. Derretir el chocolate negro a baño María y mientras aún siga caliente mezclarlo con dos cucharadas de crema.

8. Batir durante un minuto para integrar. De a cucharadas incorporar la crema restante; siempre con movimientos envolventes. Sumar también la fruta confitada y pasas.

9. Refrigerar durante dos horas y rellenar los cucuruchos con este mousse.

10. En una ollita calentar la crema de leche (100 ml) hasta que hierva. Apartar del fuego y agregar el chocolate blanco troceado y la manteca.

11. Disolver los ingredientes e incorporar el colorante y el agua. Homogeneizar y cubrir los cucuruchos rellenos.

Sugerencia: poner en la punta del cucurucho una estrella de mazapán y decorar con granas o perlas de colores. También podemos usar la cobertura de chocolate para hacer ondas que simulen ramas.

Comentarios