Suculentas, crasas, cactus: ¿hay diferencias? - LA GACETA Tucumán

Suculentas, crasas, cactus: ¿hay diferencias?

Cómo elegir las macetas, cuánto regarlas, qué sustrato necesitan y varias cuestiones más.

24 Nov 2021

LAS SUCULENTAS no están genéticamente relacionadas entre sí, pero en forma independiente desarrollaron rasgos similares. El proceso se llama evolución convergente y les permitió colonizar entornos áridos.  

LAS CRASAS. Son las suculentas que para adaptarse modificaron sus hojas; en ellas almacenan el agua. Por eso son carnosas y, según el riego que reciban, se dilatan más o menos.

VARIEDAD. Las crasas tienen formas, tamaños y colores diversos.

LAS CRASAS II.- Tienen formas, tamaños, colores y flores de gran variedad. Toman el agua tanto de la tierra como del ambiente, lo que permite que muchas de las especies sean aéreas, es decir, crezcan suspendidas en el aire o en lugares casi sin tierra.

LOS CACTUS.- Salvo un excepción (el Rhipsalis baccifera, extendido en África tropical, Ceilán y Madagascar) son originarios de América. Hay más de 15 géneros distintos y 73 especies.

CACTUS. Las espinas son efecto de su adaptación a zonas desérticas.

LOS CACTUS II.- No tienen hojas (para evitar la deshidratación); los tallos son verdes, porque se encargan de la fotosíntesis, y de unas estructuras llamadas areolas nacen las espinas y las flores.

LOS TRES CUIDADOS BÁSICOS.- En términos generales, precisan mucha luz, poca agua y muy buen drenaje (tanto en macetas como en tierra). Pero hay diferencias...

OJO CON EL SOL.- Muchas de las suculentas no cactáceas no soportan bien el exceso de calor ni el sol fuerte del verano, ya que entran en época de reposo, así que hay que controlarlas. Si te vas a ir de vacaciones, dejalas todas con buena luz, pero en algún lugar donde no se calcinen.

Gymnocalycium Baldianum Astrophytum Ornatum

SUSTRATO.- Para las suculentas tiene que ser pobre y ser capaz de ofrecer un buen drenaje. Muchos sitios sugieren el uso de pómice: trocitos de piedra pómez muy livianos y porosos que permiten  buen paso del agua. Se recomienda usarlo combinado con sustrato universal, en una relación 70%-30%.

SUSTRATO II.-  Otra alternativa es usar mantillo mezclado con perlita al 50%. También puede mezclarse con arena.

RIEGO.- Es necesario, pero debe ser escaso. Mientras duran las temperaturas altas se pueden regar una vez a la semana; pero el resto del año es necesario reducir a una vez cada 15 días. Ideal si te vas de vacaciones, ¿no?

Graptosedum cv. Bronze Crassula Rupestris

RIEGO II.- No es conveniente mojarlas con manguera a modo de lluvia, pues se corre el riesgo de que aparezcan hongos o se pudran.

LAS MACETAS.- Como la mayoría de las suculentas no desarrolla grandes sistemas de raíces, no necesitan macetas muy profundas. De hecho, puede ser perjudicial, porque tardaría más en evaporarse la humedad y habría riesgo de que las raíces se pudran.

LAS MACETAS II.- El tamaño sí importa. Si vas a poner una sola planta por maceta, dejá que sobren entre dos y cinco cms a los costados; así tendrá margen para crecer. Si vas a colocar varias en una sola maceta, dejá uno o dos cms entre planta y planta.

LAS MACETAS III.- El drenaje es clave. Es indispensable que las macetas tengan los orificios que permitan drenar el exceso de agua, más allá del material con que estén hechas. Y no coloques platitos abajo, porque mantendrán el sustrato en contacto con la humedad.

DRENAJE. Asegurate que las macetas puedan eliminar el exceso de agua.

PLAGA.- La cochinilla algodonosa es de las más preocupantes. Tiene unos cuatro mm y color claro; lo más notorio es una capa como de “algodón” que depositan en el envés de las hojas, o donde estas se unen a los tallos: son sacos de huevos.

PLAGA II.- La cochinilla se combate con alcohol al 70% diluido en agua o con solución de jabón potásico. Si no es muy grande la infestación, se aplica con hisopos; si avanzó, hay que pulverizar. Se lo hace al poner el Sol, para evitar quemaduras en los tejidos de las plantas.

Comentarios