En qué áreas exige Jaldo mayor gestión y celeridad - LA GACETA Tucumán

En qué áreas exige Jaldo mayor gestión y celeridad

En su afán de mostrar acciones de gobierno a la sociedad en el corto plazo, el mandatario interino tiene la mira sobre algunos funcionarios.

22 Nov 2021 Por Martín Soto
1

PLAN DE SEGURIDAD. Jaldo destacó que en menos de dos meses a cargo del Ejecutivo no sólo modificó al ministro, sino que implementó más cambios.

Gestión. Es de las palabras que más repite Osvaldo Jaldo desde que llegó interinamente a la Casa de Gobierno. Reconoce que la pandemia de covid profundizó los padecimientos de la gente y la desanimó. Es consciente de que la sociedad en general descree cada vez más de las instituciones y de las autoridades provinciales. Sabe que a los tucumanos y a las tucumanas no les interesan las rencillas políticas, sino que exigen soluciones a los problemas que padecen desde hace años. Quizá una muestra de esto último fue la magra victoria que logró el Frente de Todos luego de una feroz interna en las PASO (que sigue sin cerrarse en los estratos más bajos del peronismo). La gente está cansada de lo mismo y exige respuestas.

Gestión. Es lo que pretende mostrar Jaldo desde que ocupa el sillón de Lucas Córdoba. A pesar de tener que acordar con el jefe de Gabinete Juan Manzur las decisiones de fondo y de tener -en parte- condicionada su administración al desconocer si el gobernador decidirá retornar en algún momento, el mandatario interino busca plasmar su impronta con las riendas de la provincia en sus manos. Por eso pidió a los funcionarios que dependen del Poder Ejecutivo que atiendan las necesidades de la gente y, por sobre todo, que sea palpable en la calle. Hacer más que decir.

La llave de la gestión

Motorizar la obra pública es una prioridad absoluta para Jaldo, en su afán de apostar por la gestión. Está dispuesto a aprovechar la posición ventajosa que tiene Tucumán en este sentido, con Manzur en la Casa Rosada y con Sisto Terán como secretario de la Unidad Belgrano Norte Grande. Entiende que si se ejecutan los proyectos que Tucumán ya tiene adjudicados por la Nación se reactivará la economía y se generarán cientos de puestos genuinos de trabajo -directos e indirectos-. En ese sentido, según confiaron fuentes gubernamentales, les pidió especial celeridad de ejecución a la secretaria de Obras Públicas, Cristina Boscarino, y a la interventora del Instituto Provincial de la Vivienda, Stella Maris Córdoba.

Las mismas fuentes dejaron saber que el desempeño de estas funcionarias en los próximos meses será clave de cara a su futuro. En otras palabras, se esperan de ellas gestiones más eficientes para la ejecución de los proyectos en marcha o pueden analizarse algunos cambios.

De las obras a ejecutar en el mediano plazo, se destacan las 3.600 viviendas del plan “Casa Propia - Construir Futuro”, anunciado en 2020. Se estima que por cada inmueble deben llegar a la provincia unos $7 millones, lo que inyectaría alrededor de $25.000 millones en total.

La prioridad que busca darle Jaldo a este programa quedó en evidencia al asumir en el Ejecutivo. Un mes después envió a la Legislatura un proyecto de ley para que se autorizara la contratación directa para esta obra. Se aprobó por mayoría y se promulgó bajo el número 9.420.

A mediano plazo

Las fuentes consultadas del Ejecutivo indicaron que también está avanzada la ejecución o se iniciaron los proyectos de planta de tratamientos de líquidos cloacales en: Alderetes, Banda del Río Salí, Graneros, Aguilares y recientemente en Burruyacu. En lo vial, se señaló que se buscará priorizan la autovía San Miguel de Tucumán a Termas de Río Hondo; que el proyecto de autopista al aeropuerto quizá se licite en 2022; y que se busca ejecutar la reparación de la ruta 307 entre El Infiernillo y la Ruta 40. También se mencionaron obras hídricas a ejecutarse en los próximos años en distintos canales, entre ellos el Cainzo, en Yerba Buena.

En materia de obras en seguridad, debido a la crisis carcelaria en la que está sumergida la provincia, se indicó que, entre otros, se está gestionando la edificación de una nueva cárcel en Benjamín Paz; y que están en marcha los proyectos por dos alcaidías, en Banda de Río Salí y Las Talitas.

Ajustes y evaluaciones

En materia educativa, otra área muy atacada por el jaldismo en campaña, el gobernador interino dijo que se reunió con el ministro Juan Pablo Lichtmajer para llevar a cabo un programa integral de reparación de escuelas. En una entrevista con este diario, Jaldo reconoció que de las 1.200 escuelas que tiene Tucumán, el 40% necesita refacciones edilicias. “Nos hemos propuesto, de diciembre a marzo, invertir más de $1.500 (entre dineros nacionales y provinciales) para que los establecimientos estén en condiciones para cuando los chicos y los docentes vuelvan a clases”, afirmó.

Durante la interna el vicegobernador reclamó la destitución de Lichtmajer, pero desde que llegó al palacio de 25 de Mayo y San Martín, tuvo que hacer equilibrio ante el malhumor del manzurismo, la ansiedad del jaldismo y los reclamos de la sociedad. Por el momento no se habla de cambios en esta área, pero trascendió que también exigirá más gestión y mejores resultados.

Con la elección consumada de Rossana Chahla como diputada, en diciembre quedará vacante la silla más importante del Ministerio de Salud de Tucumán. A partir de su salida se abrió el interrogante sobre el sucesor y se mencionaron varios nombres, pero todos con perfil más técnico que político. Por ahora todo indica que el actual secretario médico ejecutivo del Sistema Provincial de Salud (Siprosa), Luis Medina Ruiz, corre con las mejores chances. Trascendió que Jaldo está muy conforme con su desempeño, especialmente porque puso el cuerpo y la cara en los peores momentos de la pandemia junto a la ministra Chahla.

En seguridad, de las áreas más cuestionadas en la campaña antimanzurista, el gobernador interino ya logró hacer cambios visibles. Negoció la salida de un desgastado Claudio Maley por Eugenio Agüero Gamboa; efectivizó más de 550 policías; anunció la instalación de unas 500 cámaras de seguridad; y dijo que están a punto de adjudicar la compra de unos 500 patrulleros.

En cuanto al desempeño de los ministros de Interior (Miguel Acevedo); Gobierno y Justicia (Carolina Vargas Aignasse); Economía (Eduardo Garvich); y Desarrollo Productivo (Álvaro Simón Padrós), Jaldo estaría conforme con la respuesta. En cuanto al ministro Gabriel Yedlin (Desarrollo Social), por los pasillos hay algunas versiones de que estaría analizando un futuro en Buenos Aires por cuestiones de índole familiar.

Sesión por el presupuesto: se analizan reuniones para ir a una labor

Con las elecciones en el pasado, la Legislatura comienza a reactivarse para la recta final del año. En carpeta quedan dos temas de suma importancia para el Poder Ejecutivo: el Presupuesto 2022, que rondaría los $350.000 millones y la batería de emergencias que están vigentes en Tucumán y que necesita que sean prorrogadas.

Altas fuentes legislativas confiaron que la intención es tratar el presupuesto en los primeros días de diciembre. En ese sentido, la intención sería convocar a una reunión de Labor Parlamentaria la semana entrante. Sin embargo, esto podría depender en parte de un encuentro que el gobernador interino pretendería mantener con el presidente subrogante, Sergio Mansilla, y con la treintena de legisladores del bloque Frente de Todos. Lo que no queda claro es si la Cámara sesionará una a dos veces antes de que finalice 2021.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios