El reparto de fondos no le alcanzó al FdT para captar más bancas - LA GACETA Tucumán

El reparto de fondos no le alcanzó al FdT para captar más bancas

El resultado de las elecciones legislativas muestra una disociación entre las políticas públicas y las necesidades del interior productivo, según el Ieral.

21 Nov 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

SIN QUÓRUM PROPIO. A partir de diciembre, Cristina Fernández deberá negociar con otras fuerzas para la aprobación de proyectos en el Senado.

El Plan Platita tuvo un efecto acotado en los grandes distritos de la Argentina. El Gobierno nacional no obtuvo los resultados esperados y perdió bancas en el Congreso. En Buenos Aires, sus efectos se extendieron por el conurbano y por las provincias del norte del país, lo que le permitió al oficialista Frente de Todos mejorar el resultado electoral respecto de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Así lo indica un reporte elaborado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) que depende de la Fundación Mediterránea. La política expansiva del gasto público se ha dado más en jurisdicciones vulnerables socioeconómicamente, mientras que en provincias exportadoras, el resultado tuvo más que ver con el rechazo a las políticas que viene instrumentado el presidente Alberto Fernández, se interpreta del diagnóstico dirigido por el economista Marcelo Capello.

El pasado domingo, Juntos por el Cambio obtuvo el 42% de los votos, triunfando en el 54% de las provincias (cinco de ellas del grupo de 13 jurisdicciones menos pobladas), pero si se tiene en cuenta la población de las provincias en las que ganó Juntos por el Cambio representan un 80% de la población total del país. Así, el Frente de Todos perdió el quórum propio en el Senado y contará desde diciembre con 35 senadores propios, versus 31 de Juntos por el Cambio, puntualiza el reporte privado al que accedió LA GACETA.

¿Qué razones económicas pudieron haber influido en los resultados de las elecciones, en términos regionales? “Está claro que la prolongación de la recesión en  2020 y en parte de 2021, con gran impacto de la pandemia, y una alta tasa de inflación, le debe haber hecho perder votos al oficialismo en muchas jurisdicciones. Adicionalmente, nuevas disputas con buena parte del sector agropecuario y en general un discurso poco amigable para la actividad empresarial, le deben haber restado votos en muchas de las provincias más emprendedoras de su economía, especialmente en la región Pampeana”, sostiene el informe privado.

Según Capello, hay que seguir con atención esta nueva característica institucional, para ver si en el futuro se morigera el sesgo del Senado por privilegiar proyectos favorables a la expansión del sector público o no muy amigables para la economía privada, dado que el conjunto de provincias menos pobladas actúan como “filtro” en tal Cámara, y suelen privilegiar los proyectos pro-gasto público y pro-alta presión tributaria.

El nuevo escenario

El economista, que también preside el Ieral, advierte que las provincias más productivas del centro del país deberían propender a acuerdos que apunten a un desarrollo productivo con equilibrio fiscal y una política social dirigida a igualar oportunidades, de cara al nuevo escenario parlamentario que se abrió después de los comicios de medio turno. “Equilibrio fiscal para que no vuelva a ocurrir que, como consecuencia del déficit fiscal, naveguemos entre altas tasas de inflación y endeudamiento, con algunos subperíodos en que los desequilibrios fiscales terminan elevando abrumadoramente las tasas de interés, afectando de esa manera al sector productivo de la economía, o apreciando excesivamente la moneda nacional, deteriorando las condiciones de competitividad de la producción local”, explica el Magister en Economía por la Universidad de Georgetown.

A su criterio, debería existir también un correlato en la organización del federalismo fiscal. “Provincias con mayor grado de autonomía financiera, amparada en la cobranza de impuestos no distorsivos”, sostiene. El sistema de coparticipación residual debería apuntar -dice Capello- a nivelar fiscalmente a las provincias más rezagadas, pero a la vez exigiendo, a las provincias receptoras netas de recursos (aportados por el resto de las jurisdicciones), mayor responsabilidad en el uso de los recursos, transparencia en sus actos de gobierno y rendición de cuenta a la sociedad. No es lo que se observa en la realidad, en que las provincias que reciben más transferencias fiscales suelen exhibir los menores niveles de transparencia, completa.

El reparto discrecional de fondos nacionales no ha sido tan efectivo para lograr los resultados deseados por la Casa Rosada. Al analizar la distribución, si se comparan las transferencias mensuales promedio enviadas por Nación a provincias en los subperíodos enero-agosto y septiembre-octubre (antes y después de las internas), se concluye que el mayor incremento post PASO ocurrió en La Pampa (4,8 veces más) y Chubut (2,6), dos de las provincias en que el Gobierno nacional deseaba revertir el resultado de las PASO, dado que allí se elegían senadores. Tucumán recibió 1,6 veces más fondos discrecionales per cápita en la comparación, mientras que Córdoba resultó el distrito con menos giros de ese dinero político, según el Ieral.

Resultado por provincias

En las elecciones del domingo pasado, Juntos por el Cambio triunfó en la mayor cantidad de provincias (13), lo que solía hacer el PJ, en este caso encarnado mayormente en el Frente de Todos (nueve distritos), con dos victorias de partidos provinciales. El FdT mantuvo su hegemonía en el norte, aunque en esta ocasión el NEA se repartió en dos victorias para el FdT y dos para JxC. El NOA sigue siendo bastión del Frente de Todos (cinco provincias a una).

Sorpresas: qué pasó en el sur

En la zona Pampeana hubo sorpresas: Juntos por el Cambio triunfó en todas las provincias. Habitualmente, en tres de ellas (Buenos Aires, Entre Ríos

y La Pampa) el Frente de Todos solía vencer en las urnas. Otra sorpresa, según la Fundación Mediterránea, fue el resultado en la Patagonia, donde además de las victorias de partidos provinciales en Neuquén y Río

Negro, Juntos por el Cambio triunfo en dos provincias en que típicamente ganaba el Frente de

Núcleo: el centro del país

El núcleo regional más productivo de la Argentina (cuando se excluye la explotación de los recursos naturales no renovables), formado por distritos como Córdoba, Mendoza, Santa Fe y el interior de Buenos Aires, tradicionalmente resultó electoralmente difícil para el Frente de Todos. Así, este espacio político siempre gobernó privilegiando sus principales bases electorales regionales (norte y sur del país y conurbano bonaerense).

Políticas: algunas diferencias

Según el economista Marcelo Capello, el oficialista Frente de Todos focalizó su acción electoral en aquellos distritos que le son históricamente afines, desarrollando políticas públicas con criterios preponderantemente distributivos y de alto gasto público. De esta manera, advierte el experto, el Gobierno deja en un segundo plano a las jurisdicciones más productivas de la Argentina, donde la economía privada prevalece sobre la pública.

Elecciones Generales 2021

Todo lo que tenés que saber en estas elecciones Ver más noticias

Comentarios