La manera en que en el Hospital del Carmen tratan la fibromialgia es única en la región

Se creó una unidad interdisciplinaria en función de las necesidades que tenían los pacientes.

 Hospital Nuestra Señora del Carmen. Hospital Nuestra Señora del Carmen. Ministerio de Salud.
04 Noviembre 2021

El Hospital del Carmen tiene una unidad especial para tratar la fibromialgia. El equipo está coordinado por María José Sepúlveda y la acompañan profesionales especializados: reumatólogo, psiquiatra, nutricionista, ginecólogo, profesores de arte, de literatura, de teatro y de educación física.

La referente explicó que en ese espacio tratan personas que sufren dolores musculares con más de tres meses de evolución; es decir, que se transforman en crónicos. Pueden darse de manera pura o con otras enfermedades y comorbilidades al mismo tiempo. La mayoría de las personas que la padecen son mujeres; entre diez pacientes femeninas hay un varón.

"La fibromialgia está reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud, pero actualmente la medicina la detecta por descarte de otras patologías, ya que no existen análisis ni estudios que la determinen como tal. Hoy es descubierta por los reumatólogos", expresó Sepúlveda.

En este sentido, la especialista contó que esta Unidad es la única que funciona en el noroeste y se creó en función de las necesidades que tenían los pacientes y de la cantidad de beneficiarios que se acercaron para solicitar atención por esta problemática.

Sepúlveda distinguió dos espacios importantes dentro del tratamiento no farmacológico que ofrecen y explicó: "Por un lado está la terapia grupal que se realiza junto al psiquiatra y las técnicas de relajación y estiramiento que están a mi cargo. Y, por otro lado, los talleres recreativos como el de literatura en el que presentaron dos libros, taller de teatro donde organizaron distintas presentaciones, taller de arte, entre otros".

La coordinadora contó que durante la pandemia los encuentros presenciales se vieron limitados debido al aislamiento obligatorio, pero nunca dejaron de estar en contacto y de tener reuniones virtuales con sus pacientes. Hoy volvieron a encontrarse en espacios cuidados y con menos cantidad de participantes en los talleres.

"Para nosotros el tiempo de la pandemia no fue perdido, pudimos pensar y hacer actividades virtuales. Las personas han sido contenidas siempre por teléfono, hemos brindado charlas y gracias a la solidez del grupo y de pacientes líderes no hemos perdido nunca el contacto", explicó.

"Todas estas son actividades que suman al bienestar físico y psíquico de los pacientes, además son espacios donde se escuchan entre ellas, comparten experiencias, es un lugar donde no se juzgan y encuentran su talento o propósito en la vida", aseguró Sepúlveda.

Y continuó: ¨Todo esto le permite al paciente recuperar su autoestima, conectarse con sus talentos e intereses y realizar creaciones que colaboran con su salud mental¨.

Unidad modelo

La licenciada contó que la unidad es referente a nivel nacional, ya que se comunican de distintas provincias para replicar el modelo de este grupo. En tanto, aseguró que los resultados y avances de muchos pacientes fueron significativos: "Hay personas que llegaron a nosotros en sillas de rueda y hoy están bailando folklore".

Los martes brindan taller de nutrición, los miércoles hay un espacio de psico educación para conocer todos los aspectos clínicos y posibles de la enfermedad, y taller de género y mujer. Los jueves están destinados a la terapia psicoterapéutica grupal.

"Todo lo que incluye aspectos recreativos y de ocio es fundamental en la salud mental. Tener salud no es sólo la ausencia del dolor, sino todo lo que se puede hacer más allá para generar entusiasmo, optimismo y propósitos para la vida", concluyó la coordinadora.

Comentarios