Se optimizarán los servicios para que no falte el agua en Tucumán - LA GACETA Tucumán

Se optimizarán los servicios para que no falte el agua en Tucumán

Ante Jaldo, la SAT y EDET analizaron lo sucedido el fin de semana y acordaron que faltó comunicación entre las áreas operativas para atender los pozos.

03 Nov 2021 Por Martín Soto
1

CASA DE GOBIERNO. Jaldo dijo pidió soluciones para que se garanticen los servicios y mejorar la operatividad.

La Provincia intervino ayer en el conflicto que dejó a unas 10.000 familias sin servicio de agua potable y que generó acusaciones cruzadas entre la Sociedad Aguas de Tucumán (SAT) y EDET. El gobernador interino Osvaldo Jaldo reunió a todos los protagonistas en una mesa de diálogo para limar asperezas y evitar que se repitan problemas como los del pasado fin de semana. La decisión política fue clara: afrontar los problemas y buscar soluciones para que se garanticen servicios esenciales como el agua y la electricidad.

Jaldo recibió en su despacho al titular de la SAT, Augusto Guraiib; al gerente general y al gerente general adjunto de EDET, Horacio Nadra y Luis López, respectivamente; a Luis Morghenstein y Beatriz Bordinaro de Peluffo, presidente y vocal del Ente Regulador (Ersept); y al Defensor del Pueblo, Eduardo Cobos. En representación de la Legislatura participaron el presidente subrogante y el vicepresidente primero, Sergio Mansilla y Regino Amado, respectivamente.

Durante unos 30 minutos de encuentro, las partes analizaron lo sucedido. Acordaron que, más allá de las temperaturas elevadas en medio de una fuerte sequía -que podía aplacarse con las últimas lluvias-, la situación llegó a un punto extremo por problemas de comunicación y falta de coordinación operativa. ¿Qué pasó?

Fuentes que participaron de la reunión explicaron que la SAT cuenta con más de 400 pozos de agua en toda la provincia, algunos de mayor envergadura que otros. Según se expuso, dos de estos pozos importantes quedaron fuera de la red por fallas eléctricas, las cuales fueron notificadas sólo por canales tradicionales a EDET. Al no haber habido una comunicación directa entre las áreas operativas, la restitución del servicio no fue inmediata, lo que provocó el vaciamiento de las cañerías. “Lo que dijo la SAT en el comunicado era cierto, pero si a EDET le hubieran avisado lo solucionaba rápido”, interpretaron las fuentes consultadas.

Aceitar el diálogo

A raíz de lo sucedido, Jaldo pidió a los responsables de ambas empresas refuercen los mecanismos de comunicación para que la sociedad no sufra falta de agua o luz. “Hemos ordenado un poco la operatividad. Ambas empresas cuentan con capacidad operativa y con equipamiento para atender los imprevistos. Reuniones como estas vamos a hacer cuantas veces haga falta, en este y en otros temas”, dijo Jaldo a LA GACETA.

Guraiib se mostró conforme con lo pautado y aseguró que se coordinaron puntos críticos de abastecimiento de servicio de agua, como en barrios periféricos donde la única fuente de alimentación son los pozos. Nadra, en tanto, dijo que brindarán soluciones concretas en el menor tiempo posible ante las fallas que pueda haber en el verano. En ese sentido destacó que adquirieron materiales y repuestos, los cuales están distribuidos en toda la provincia para una mejor respuesta.

Ecos legislativos

La SAT emitió un duro comunicado el fin de semana en el que endilgó a EDET la mayor parte de la responsabilidad por la falta de agua debido al “desinterés” por regularizar fallas eléctricas en algunos de sus pozos. La firma de electricidad, en tanto, dijo que no había sido notificada de que hubiera inconvenientes y que la acusación era desproporcionada.

El titular del comité legislativo de obras y servicios públicos, Tulio Caponio (FdT), se expresó sorprendido del tenor del comunicado. “No lo esperaba, es fuerte. Es un llamado de atención muy fuerte y público”, dijo. Sin embargo, afirmó que esperará que le envíen los informes solicitados (ver aparte) para dar hallar responsables. Sin embargo, opinó: “creo que las dos empresas tienen que ponerse a trabajar y tratar de solucionar esto; al problema del agua lo tienen que solucionar ‘ayer’”.

El alfarista Raúl Pellegrini apeló a la ironía y arremetió contra ambas firmas: “si tucumanizamos Hallowen, deberíamos disfrazarnos de SAT y EDET”. Y desarrolló: “ambas empresas son de terror, pero de ese terror que se siente en la piel o en las entrañas. Los tucumanos sufrimos a diario a estos entes terroríficos que, en muchos casos, juegan con la vida de los enfermos a quienes llevan al límite por falta de un servicio básico”.

Su par, Raúl Albarracín (PJS), quien viene exhortando al Ejecutivo por problemas en distintos pozos de agua, opinó que negar el acceso a este servicio vital muestra que Tucumán está sumido en la postergación y en la decadencia. “Que no haya acceso al agua potable muestra un gobierno cuya voluntad no está puesta en reducir la pobreza ni su política está centrada en promover la dignidad de la persona”, dijo.

Federico Masso (Libres del Sur) expresó que la falta de agua no es por la sequía, sino a la corrupción. “Desde hace 20 años el gobierno de la provincia no hace las inversiones necesarias en infraestructura; que no mire para otro lado”, lanzó.

Pedido de informes a ambas compañías

El presidente de la comisión de Obras y Servicios Públicos de la Legislatura, Tulio Caponio (FdT), afirmó que solicitará hoy a la SAT y a EDET que envíen documentación respaldatoria para conocer a ciencia cierta el grado de responsabilidad que tuvo cada empresa por la falta de agua que sufrieron unas 10.000 familias el fin de semana. A su vez, opinó que lo ocurrido fue un llamado de atención en medio de una fuerte sequía que golpea a distintos puntos del país. Fuerza Republicana, a través de sus legisladores Ricardo Bussi y Horacio Vermal, exhortaron el lunes al Gobierno y a la SAT a que garantice el servicio de agua potable en toda la provincia.

Comentarios