Cañeros objetan al Ipaat, al precio del azúcar y los rindes - LA GACETA Tucumán

Cañeros objetan al Ipaat, al precio del azúcar y los rindes

“No sirve para nada” afirmó de la entidad de control el presidente de Cactu. Igual opinión sostuvo su par de UCIT. Rendimientos fabriles de hasta el 13% contra el registro oficial promedio del 9, 041%.

26 Oct 2021 Por Daniel Salvador
1

CASI AL FINAL. En la actual campaña azucarera se molieron más de 16 millones de toneladas de “caña bruta”, con rindes promedio de 8,182%.

Casi termina la zafra azucarera en Tucumán y ya comienzan los problemas de los cañeros para el acondicionamiento de sus cañaverales. Dos son los principales cuestionamientos del sector: el precio del azúcar en el mercado interno por la sobreoferta, y el costo en dólares de fertilizantes y agroquímicos necesarios para el desarrollo de la caña para la próxima campaña.

Al respecto, el presidente de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), Sergio Fara, adelantó a LA GACETA que hoy pedirán audiencia al gobernador interino, Osvaldo Jaldo, a los fines de interiorizarlo de la “crítica situación de los productores afiliados”, y el “bajo precio de la bolsa de azúcar” por incumplimiento de algunos ingenios respecto de la fabricación de alcohol y la exportación de excedentes.

Cabe recordar que por el sistema de maquila, los productores cañeros reciben azúcar por el valor de las toneladas de caña que entregaron a los ingenios.

Según Fara, el debilitado precio de la bolsa de azúcar de 50 kg es por la sobreoferta en el mercado interno, “y es lo que vamos a a explicarle al gobernador”, remarcó. “Esto nos pone en una difícil situación ante los costos de los agroquímicos y fertilizantes que nosotros compramos en dólares, mientras que vendemos el azúcar en pesos”.

Apuntó que en esa reunión también pedirán mayores controles desde el Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán (Ipaat), “ya que hay ingenios que no produjeron el cupo de alcohol asignado, y tampoco exportaron en la cantidad autorizada, a pesar que el precio de exportación es muy bueno en relación al del mercado interno”.

En este sentido, una de las soluciones que le propondrán al gobernador interino será gestionar ante las autoridades nacionales que se incremente el corte con bioetanol a las naftas -hoy es del 12%, 6% con bioetanol), “porque es la salida más directa para conseguir un precio justo en la comercialización del azúcar”.

También el titular de UCIT le pedirá a Jaldo que gestione “con urgencia” ayuda económica de la Nación para los cañeros independientes, a través de la disponibilidad de fondos que por $ 120 millones se afectaron para fortalecer los Fideicomisos del Bicentenario. “Los pequeños productores necesitan fertilizar ahora sus campos”, afirmó.

Críticas al Ipaat

Respecto de las funciones del Ipaat, Otto Gramajo, presidente del Centro de Agricultores cañeros de Tucumán (Cactu), fue lapidario: “no sirve para nada”. Coincidió con Fara en que no cumple el fin para que el fue creado. “No controla nada de la producción. Se convirtió en un Instituto de estadísticas, ya que pondera sólo los datos de la campaña de acuerdo con las declaraciones juradas de cada ingenio. Para eso, ya hay en la provincia una Dirección de estadísticas”, remarcó.

Explicó que luego de estar en el directorio del Ipaat en los dos primeros años, CACTU se retiró del Instituto por no compartir el manejo de esa entidad.

Al respecto, subrayó que ve con preocupación que “después de 46 años estemos con menores rendimientos sacarinos”, al hacer referencia al promedio del 10% que se obtenía en la campaña de 1975.

“Acá tenemos variedades para sacarle hasta el 14%”, afirmó. “Yo tengo caña en distintos lugares de la provincia no sólo en el Este que es la primera cosecha. También llegué hasta tener valores al final del 13,1% en septiembre y del 12,3% en octubre, de manera que puedo considerar que no hubo en esta zafra tantos bajos rendimientos”, apuntó.

En este sentido, cabe señalar que en la actual zafra, que tiene sólo a los ingenios La Florida y Cruz Alta moliendo, ya se fabricó 1,310 millón de toneladas de azúcar equivalente con un rendimiento fabril del 8,182% para la caña bruta -Gramajo considera que no se la debería tener en cuenta- y del 9,041% para la caña neta.

Por su lado, Fara señaló que desde UCIT también ven con preocupación que los rindes declarados por los ingenios sean bajos, a pesar del trabajo de años de la Estación Experimental para mejorar el rinde en las distintas variedades. “Algunos cañeros nos dicen que difieren las cifras de los análisis particulares que vienen realizando, con las declaraciones juradas de los ingenios”, precisó.

Insistió con que al “fallar ese sistema de control del Ipaat” se perjudicó a toda la actividad, porque no se recuperó el valor del azúcar que, a pesar de las últimas actualizaciones, sigue con precios bajos.

“Para salir de esta encrucijada propongo nuevamente hacer acuerdo cañero-industrial, para ajustar los valores de la producción de azúcar y de bioetanol, y la exportación de los excedentes”. Y agregó otra queja: “también nos gustaría participar en la determinación del trash (basura que descuenta en la balanza y determina el kilaje de caña que se pagará al productor), porque si no hay controles del Ipaat, ¿quién lo determina?”.

Defensa de la Eeaoc

Gramajo, en tanto, defendió las estimaciones de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), al considerar que las correcciones pueden variar hacia arriba o abajo, ya que “esas valuaciones agrometereológicas no responden a una ciencia exacta”.

Precisó que las heladas existieron y que “ni fueron tan fuertes y al final se tuvo un rendimiento un poco más elevado”. “Cuando se recalculó en 1,230 millón de toneladas la producción de azúcar equivalente para este año, se consideraron números sobre la disponibilidad de caña que están muy cerca de la realidad”, apuntó.

Respecto del precio del azúcar, el presidente de Cactu señaló que el precio no está tan deprimido y que tiene “chances de subir”, y que este año se exportó “mejor que otros”. “Hoy está en $ 2.600 la bolsa de 50 kg de azúcar común tipo A con plazo de 7 días, y venía subiendo porque no es el precio más bajo en esta zafra”, subrayó .

Según Gramajo, la actual es una zafra positiva, normal porque se exportó, se hizo alcohol y los cañeros casi no dejaron caña en pie

Comentarios