Jaldo pide más tarea territorial a la dirigencia, mientras prepara una cumbre con Manzur - LA GACETA Tucumán

Jaldo pide más tarea territorial a la dirigencia, mientras prepara una cumbre con Manzur

Un sondeo privado confirma un aumento de la imagen negativa del Presidente y el efecto arrastre que eso causa en la fórmula gubernamental local.

23 Oct 2021 Por Marcelo Aguaysol
5

¿Cómo será el voto del 14 de noviembre?

El oficialismo le ha imprimido ritmo a la campaña. Desde que el vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, se subió al escenario en Monte Bello (Río Chico), el Frente de Todos comenzó a mover la estructura, con la idea de mejorar el resultado obtenido en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en el que el oficialismo cosechó cerca de un 49% de los votos, en una interna que significó una fuerte disputa entre Jaldo y el gobernador en uso de licencia Juan Manzur, hoy convertido en jefe de Gabinete de la Nación.

La puja de poder, sumado al continuo declive de la imagen del presidente Alberto Fernández constituye un duro escollo para el oficialismo. Lo demuestra una encuesta realizada en Tucumán por DC Consultores, dirigida por el analista platense Aníbal Urios. La caída de popularidad del jefe de Estado está por encima del 65%, y muy cerca se ubican Manzur y Jaldo. Sin embargo, las dos cabezas de lista de diputados, la ministra de Salud Rossana Chahla, y de senadores, el actual diputado Pablo Yedlin, miden mejor. Pero el sondeo ubica al radical e intendente de Concepción, Roberto Sánchez, con el político local con mejor imagen (cerca de 60 puntos). Urios, en este sentido, indica a LA GACETA que Sánchez representa más la ola amarilla que le da la espalda al PJ, en base a su gestión local y a su orientación ideológica. “Distinto el caso de Germán Alfaro (intendente capitalino) que, si bien es cabeza de lista de senadores, carga con la cruz del peronismo”, acota. Según el analista, la política ya no se construya más en soledad. “Se necesita un equipo y eso es lo que pondera a la hora de elegir a sus candidatos preferidos”, explica.

En la Casa de Gobierno hay otro clima. Los funcionarios creen que desde la asunción interina de Jaldo en el Ejecutivo y con Manzur en Casa Rosada, la sociedad le ha dado al oficialismo un período de gracia que hay que aprovechar. De allí que lo primero que hizo el vicegobernador al instalarse en el primer piso de la Casa de Gobierno fue garantizar el pago de sueldos hasta fines de año. En este período ha anticipado el cronograma y hasta anunció un bono extraordinario de $ 40.000 que se les pagará a los agentes públicos en tres cuotas. Por las tardes, Jaldo sale de campaña y, en muchos casos, va a terrenos en los que, hasta antes del 12 de septiembre, era visitante. Como sucedió ayer en El Cruce de esta ciudad cuando, junto con los candidatos del Frente de Todos, se abrazó con el legislador Armando Cortalezzi, que se pasó a las filas del manzurismo antes de las internas. Y hoy pasará lo mismo con otros referentes muy cercanos al gobernador en uso de licencia.

En el trabajo territorial, el vicegobernador convertido en jefe de campaña ha sido claro con los propios y también con los manzuristas: todos los dirigentes deberán poner de sí para sacar el mejor resultado electoral. El lunes 15 de noviembre se sentará con las planillas del escrutinio a revisar si esos dirigentes aportaron a la causa nacional de obtener la mayor cantidad de votos o, si por el contrario, jugaron para atrás. Manzur se fue a Buenos Aires con la idea de que varios referentes no cumplieron lo prometido. Esa una cuenta pendiente que le ha quedado de las PASO. De allí el silencio que ha mantenido en los días posteriores a su designación como funcionario nacional.

El próximo lunes, el vicegobernador se tomará un vuelo con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para visitar al jefe de Gabinete de la Nación, que le ha diseñado una agenda de actividades con varios ministros. También se analizará la marcha de la campaña proselitista en Tucumán. Manzur participó ayer del almuerzo realizado en la Quinta de Olivos, en el que el presidente de la Nación pidió a los ministros e intendentes del conurbano bonaerense que “estén en la calle” para “ganar la elección” del próximo 14 de noviembre, un mensaje similar que Jaldo ha transmitido al elenco provincial apenas asumió. “Hay que estar en la calle, hay que militar. Tenemos que ganar la elección. Las respuestas que tenemos que dar las damos en cada barrio, en cada municipio”, indicó el mandatario nacional. Ese mensaje es el que escucharán de Jaldo intendentes, legisladores, concejales y comisionados rurales al regresar de su viaje a Buenos Aires.

El voto vergüenza: curiosidades de la encuesta

Más de la mitad de los tucumanos sondeados por DC Consultores admitió que el Frente de Todos vencerá en las próximas elecciones. Pero a la hora de contestar a qué candidatos votaría si hoy fueran los comicios un 52% respondió que a lo haría por los postulantes de Juntos por el Cambio, mientras que un 35% optaría por los del Frente de Todos. ¿Qué pasó? Según el analista Aníbal Urios, este tipo de respuestas desnuda lo que se conoce como el “voto vergüenza, porque si bien quieren subirse a la ola amarilla, tienen en claro que en el distrito hay un fuerte sentido de pertenencia al PJ por distintas razones, sean ideológicas o económicas”.

Elecciones Generales 2021

Todo lo que tenés que saber en estas elecciones Ver más noticias

Comentarios