Sobreseen al joven acusado de hostigar a una docente - LA GACETA Tucumán

Sobreseen al joven acusado de hostigar a una docente

Una junta médica determinó que es inimputable. No se permitió la cobertura periodística de la última audiencia.

23 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

UN CASO POLÉMICO. Después de varios meses de investigación y de controversias, la Justicia decidió sobreseer al imputado de hostigar a la docente.

El joven que estaba acusado de hostigar a una docente de inglés fue declarado inimputable por la Justicia, por lo que no tendrá un castigo penal. El fallo se conoció a poco más de una semana que se cumpla el primer aniversario del femicidio de Paola Tacacho, que murió en manos del hombre que la acosó durante años y al que le realizó numerosas denuncias e intentó sin éxito poner fin al problema a través de un proceso de mediación.

En febrero, M.F.J.M aceptó darle una clase particular para preparar a C.A.R de 27 años. A los pocos días, sin que ella le dijera dónde vivía, se presentó en su domicilio. La joven profesora se asustó y decidió no ayudarlo más. A partir de ese momento, el acusado de lesiones leves a la salud mental, habría comenzado a hostigarla a través de seis números telefónicos diferentes. Luego comenzó a recibir diferentes tipos de amenazas, por lo que decidió realizar la denuncia en la Policía y después en la Justicia.

La causa tuvo un largo derrotero en tribunales. Fue atendida en principio por el fiscal Gerardo Salas que decidió archivarla luego de que se le designara medidas de protección a la denunciante que consistía una prohibición de acercamiento y una consigna policial permanente. La docente logró que una jueza Isolina Apas Pérez de Nucci ordenara la reapertura del expediente, medida que fue aceptada por el fiscal regional Mariano Fernández, quien además ordenó que la causa pasara a manos de Carlos Sale.

El fiscal ordenó que se realizara una junta médica, pero por los diferentes planteos de los defensores -especialmente por los modos que lo hacían- decidió apartarse de la investigación del caso. Finalmente, el expediente terminó en manos de su par Augusto Zapata, quien confirmó la realización de la junta médica.

Audiencia clave

El jueves se realizó la audiencia donde los profesionales de la salud mental darían a conocer los detalles de la junta médica que le hicieron al imputado. Sin embargo, no se pudieron conocer los detalles del informe ni las posturas de las partes porque se cerró la puerta a los medios de comunicación.

El defensor particular José Agustín Ferrari, al notar la presencia del periodista de LA GACETA solicitó que el debate sea privado para preservar los datos del acusado. El planteo contó con la adhesión de la defensora de Niñez, Adolescencia y Capacidad Restringida Ximena Cáceres Oliva que recordó que existía una medida cautelar para mantener la privacidad de los datos y la divulgación de los mismos en medios sociales.

Los defensores habían presentado un planteo en la justicia civil al asegurar que se estaban vulnerando los derechos del acusado. La jueza de feria María del Carmen del Negro en su resolución del 14 de julio ordenó a los medios de comunicación que se abstuvieran de publicar los datos personales del joven a fines de no vulnerar su intimidad. Sin embargo, autorizó la cobertura periodística con la condición que se utilicen las siglas del joven “dejando así a salvo el derecho a la libertad de expresión y prensa a fin de informar a la comunidad en general”.

Además, el otro defensor del acusado José D’Antona solicitó que se inicie una investigación para determinar quién había sido la o las personas que brindaron al periodista el enlace de la audiencia. El querellante y la víctima y la auxiliar fiscal Natalia Carabajal se opusieron al planteo. El juez Bernardo L’Erario Babot resolvió no permitir al periodista estar en la audiencia y rechazó la idea de iniciar una pesquisa para determinar cómo se había difundido el link.

La resolución

Después de un debate que duró más de tres horas, sin que se supieran los motivos ni se conocieran los detalles, se declaró que C.A.R es inimputable, según lo considerado y lo informado por los profesionales que participaron en la junta médica. Por ese motivo, en el debate, el acusado fue sobreseído.

También se dispuso que el médico que atiende al joven está obligado a elevar un informe cada seis meses sobre el estado y evolución en la salud del joven.

L’Erario Babot ordenó que se tome una serie de medidas para asegurar la protección y bienestar de la docente.

El magistrado, entre otras cosas:

- Ordenó la prohibición de acercamiento de C.A.R y de sus familiares directos (padres y hermanos) en un radio de 300 metros a la denunciante. En esta medida en particular no se dispuso el tiempo de vigencia.

- Requirió al joven que cese en los actos de perturbación o intimidación que, directa o indirectamente, realice hacia la víctima, sea por e-mail, Facebook, WhatsApp, o cualquier otro medio de comunicación físico o electrónico por el termino de seis meses.

- Mantener la consigna policial bajo la modalidad personal a la docente durante seis meses.

- Exhortar a los progenitores de C.A.R a promover las acciones civiles sobre su capacidad y representaciones en el marco de sus derechos, garantías y seguridad en general.

- Pidió a la Oficina de Asistencia a la Víctima dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia a realizar un acompañamiento a la docente en todo este proceso.

La querella: “seguiremos adelante con el proceso”

“No hemos impugnado la resolución. Hemos tomado ese camino porque queremos que se entienda que aquí realmente nunca existieron otros intereses más que exigir seguridad para una mujer que está en riesgo por el solo hecho de serlo”, destacó el querellante Patricio Char. El profesional agregó: “por más que se haya declarado la inimputabilidad, ello no quiere decir que el caso esté cerrado, sino que tenemos que seguir investigando cómo parte querellante para tratar de determinar la materialidad y la responsabilidad del hecho. Esperamos para ello seguir contando con la Justicia”.

Comentarios