Una familia tipo, para no ser pobre, necesitó $ 70.532 - LA GACETA Tucumán

Una familia tipo, para no ser pobre, necesitó $ 70.532

Informe de septiembre.

20 Oct 2021 Por Daniel Salvador
2

El alza de la inflación a nivel general repercutió en el costo de la Canasta Básica Total (CBT), índice que mide la línea de pobreza. Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en septiembre se registró el mayor aumento, ya que determinó que una familia tipo compuesta por dos adultos y dos niños necesitó $ 70.532 para no ser considerada pobre. La CBT medida para un “adulto equivalente” (varón de entre 30 y 60 años) trepó 3,2% en el noveno mes del año, luego de haber anotado en agosto su menor suba desde julio de 2020.

Mientras, los precios de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) registraron en septiembre un incremento del 2,7%, por lo que una familia tipo necesitó ingresos por $ 30.014 para comprar la cantidad de comida mínima para la subsistencia y no caer en la indigencia, según el Indec.

De esta forma, en los primeros nueve meses del año, el valor de la Canasta Básica Alimentaria acumuló 32,3%, mientras que el costo de la CBT avanzó 30,1%. La diferencia se debe a que los precios de las tarifas del transporte y los servicios públicos subieron por debajo de los alimentos.

Entre septiembre de este año e igual mes de 2020, el precio de la CBA se incrementó 54,5% y el de la CBT 49,4%.

En septiembre, la suba que registró el costo de ambas canastas -la alimentaria como la total- se ubicó por debajo del Índice de Precios al Consumidor, que en el noveno mes del corriente año marcó un aumento del 3,5%.
Al término del primer semestre del año, el índice de pobreza se ubicó en 40,6% por debajo del 42% del segundo semestre del año pasado y 3 décimas menos del 40,9% del período enero-junio de 2020, en base a los números informados por el Indec.

En tanto, el nivel de indigencia fue del 10,7% según la medición del primer semestre, frente al 10,5% de igual período del año pasado.

Cabe recordar que recientemente el Gobierno decretó un aumento en tres tramos del Salario Mínimo Vital y Móvil, que en septiembre se ubicó en los $ 31.014. Por lo tanto, una familia apenas pudo cubrir la CBA con un salario mínimo, a la vez que necesitó 2,3 salarios mínimos para además satisfacer sus necesidades no alimentarias.

Vale remarcar que la Canasta Básica Total no tiene en cuenta, por ejemplo, el costo de un alquiler de vivienda, que afecta a cerca del 20% de las personas en todo el país y a aproximadamente el 35% de la población en la Ciudad de Buenos Aires.

La semana pasada el Indec informó que la inflación se aceleró al 3,5% en septiembre, la mayor marca desde marzo. De esta manera, en los primeros nueve meses de 2021 el Índice de Precios al Consumidor (IPC) ya creció más que en todo 2020. Alimentos y bebidas, la división de mayor incidencia en el IPC, registró un incremento promedio del 2,9%.

Comentarios