La hija de Andie MacDowell se abre camino a puro talento - LA GACETA Tucumán

La hija de Andie MacDowell se abre camino a puro talento

Protagonista de una de las series del momento, “Las cosas por limpiar”, la joven actriz se luce con un papel basado en una historia real.

20 Oct 2021 Por Ricardo Reinoso
1

EN EL SET Y EN LA VIDA REAL. Andie MacDowell y Margaret Qualley se lucen en “Las cosas por limpiar”.

Dos de los títulos de Netflix más aclamados hoy por el público y la crítica -la serie “Las cosas por limpiar” y la película “El trabajo de mis sueños”- tienen en común que la protagonista es la misma actriz: la joven Margaret Qualley, hija de la famosa Andie MacDowell.

También existen otras coincidencias. Por ejemplo, ambas ficciones están basadas en historias reales que fueron publicadas en libros autobiográficos, y ambos papeles principales son personas comunes que tienen vocación por la escritura.

En la serie “Las cosas por limpiar” Margaret interpreta a Alex, una joven que realiza trabajos domésticos de limpieza para poder solventar sus gastos y obtener la custodia plena de su hija, mientras trata de escapar de la relación tóxica y violenta a que se ve sometida por un marido alcohólico.

La serie, que refleja la “otra cara del sueño americano”, con las virtudes y los vicios del sistema de contención a las víctimas de violencia machista y la vida de los sin techo, es no solamente una dramática historia personal de crónicas caídas y trabajosas superaciones. Representa también una acertada reseña de los fuertes contrastes y desniveles sociales existentes en los Estados Unidos. Está en línea con un cine independiente como el de la película ganadora del Oscar, “Nomadland”, pero con mucho más argumento y con personajes interesantes que exhiben diferentes facetas: no son héroes ni villanos. Se los reconoce como hijos de familias disfuncionales que repiten los comportamientos destructivos que los malformaron en la infancia, sin la atención ni el cariño necesarios.

Pero no todo es drama en la historia. Hay situaciones curiosas y sorprendentes, no menos reales, como la de los acumuladores patológicos y sus casas llenas de objetos inservibles, que no son capaces de tirar.

Es seguro que “Las cosas por limpiar” va a ser candidata firme en la temporada de premios. Se habla de que Qualley, que cumplirá 27 años este sábado y tuvo una formación inicial como bailarina, se perfila como una de las grandes actrices de la nueva generación.

Como curiosidad, hay que mencionar que la presencia de MacDowell en la serie, en el papel de madre de Alex, fue gestionado por la propia Margaret, que quería estar cerca de ella después de la larga separación por la pandemia. El resultado no pudo ser mejor, porque MacDowell se luce en el rol de una mujer bipolar, encantadora y exasperante a la vez. El otro personaje que tiene fascinado al público es el de Maddie, la hija pequeña de Alex, interpretada por Rylea Nevaeh Whittet, de apenas cuatro años y con un increíble desempeño ante las cámaras.

La experiencia Salinger

Por su parte, la película “El trabajo de mis sueños” está basada en el libro de memorias “Mi año con Salinger” de Joanna Smith Rakoff .

Aquí Qualley interpreta a Joanna, una joven que sueña con ser una gran escritora y que consigue trabajo como asistente de la directora (interpretada por Sigourney Weaver) de una de las principales agencias literarias de Nueva York, donde estará encargada de responder las numerosas cartas que envían los fans a uno de los escritores de la firma, el mítico J. D. Salinger, autor de “El guardián entre el centeno”.

Joanna decidirá transgredir las normas y contestar las cartas con un toque personal. El filme cuenta con las excepcionales actuaciones de Qualley y de Weaver, además de la impecable recreación de un ambiente y una época en Nueva York que resultará atractiva y nostalgiosa para los que están en alguna medida familiarizados con el mundillo literario del siglo pasado. Sobre todo para aquellos que conocen la obra de Salinger.

Respecto de Qualley, antes participó en la serie “The Leftovers”, en el filme de Quentin Tarantino “Érase una vez en Hollywood” y estuvo nominada al Emmy por su rol en “Foose/Verdon”. Su carrera ya despegó definitivamente.

Comentarios