Temen por la vida de Nadia Fucilieri - LA GACETA Tucumán

Temen por la vida de Nadia Fucilieri

18 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

SIN RESPUESTAS. Fucilieri antes de escuchar la condena.

En tribunales ya lo llaman “el efecto Rejas”. Nadia Fucilieri, condenada a perpetua por el crimen de sus dos hijos, fue enviada de inmediato al penal de Mujeres de Banda del Río Salí. El defensor de la joven advirtió que su repentino encierro puede afectar considerablemente la salud mental. “Su vida corre peligro”, advirtió el profesional.

Luego de dos audiencias de alto contenido emocional, la joven de 33 años, por decisión de los jueces María Fernanda Bähler, Luis Morales Lezica y Fabián Fradejas, recibió la pena más grave que establece el código penal: perpetua. En otras palabras, Fucilieri deberá cumplir 35 años en prisión, es decir, más tiempo del que lleva vivido.

En su fallo, los jueces dispusieron dictarle la prisión preventiva por seis meses o hasta que la sentencia quede firme. De esta manera, se puso fin al beneficio del arresto domiciliario que venía gozando la imputada desde 2019. Antes de que cumpliera dos años de detención, el ex juez Enrique Pedicone le dictó esa medida para que recibiera tratamiento psicológico y restableciera los vínculos familiares.

Por orden de los magistrados, la condenada fue trasladada el viernes por la noche al penal por personal de Homicidios. “Ella estuvo en silencio casi todo el viaje. Cuando estaba por entrar a la unidad recién le corrieron unas lágrimas por su mejilla”, indicó una fuente policial.

Fucilieri fue condenada al ser encontrada culpable de homicidio triplemente agravado por el vínculo, por alevosía y por haber cometido el hecho para generar sufrimiento a su ex pareja. Según la acusación del fiscal Diego Alejo López Ávila, entre la noche del 2 y la madrugado del 3 de octubre, de 2017 la acusada primero degolló a su hijo Marceliano, de 4 años. Su otra hija, Pía del Rosario (2), según se escuchó en la audiencia, se despertó por los desgarradores gritos de su hermanito e intentó escapar ocultándose en la cama de sus padres, pero falló en su intento. “Tenía lesiones defensivas en sus manos y brazos”, explicó Silvia Furque, representante de la querella.

También quedó demostrado en el juicio que ella había matado a su hijo para vengarse porque su ex pareja, Aldo Martínez, la había dejado. Y eso quedó demostrado por la carta que se encontró en la escena del hecho. Entre otras cosas le escribió: “hijo de puta, ahora vas a sentir culpa… Vas a pagar por cada gota de sangre derramada por tus hijos… No vas a vivir tranquilo nunca… Ni vos ni tu familia”.

“Hubo una profesional que declaró que ella tuvo una infancia desgraciada y ese modelo se replicó en su vida matrimonial. Eso no lo tuvo en cuenta el tribunal”, explicó su abogado, Gustavo Morales. “Los efectos negativos de la vida en prisión pueden afectar notoriamente a mi defendida. Los hago responsables a los jueces por lo que le pueda suceder”, indicó.

La teoría del defensor fue desestimada en el alegato que realizó la fiscala de cámara Marta Gerez. “Si realmente es cierto que Fucilieri tenía tantos problemas, por qué no lo dijo en la etapa de instrucción y en esta audiencia. Ella prefirió mantenerse callada y será porque nada de eso existió”, señaló.

Comentarios