El PJ se prepara para otra batalla electoral - LA GACETA Tucumán

El PJ se prepara para otra batalla electoral

Un bono para los estatales; videoconferencias con ministros nacionales, supervisión de obras y encuentros entre dirigentes forman parte de la agenda del oficialista Frente de Todos.

16 Oct 2021 Por Marcelo Aguaysol
2

EN ALDERETES. El vicegobernador en ejercicio del Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, habilitó obras de urbanización en diferentes barrios de ese municipio.

“Es bueno que estemos todos sentados en una misma mesa. La gente necesita mucho de nosotros”. Con voz paternal, Alberto Fernández selló la unidad peronista en Tucumán. Fue el lunes último, durante la visita del presidente de la Nación. La reflexión fue lanzada por el mandatario mirando a su jefe de Gabinete y gobernador en uso de licencia, Juan Manzur, y al vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, durante el tardío almuerzo en el comedor que la ex empresa Alpargatas (hoy Topper) posee en Aguilares. El abrazo posterior en el Hipódromo del binomio que ganó en 2015 y que renovó el poder en 2019 fue el corolario de un acuerdo que se extiende más allá de la cúpula dirigencial.

La unidad es costosa, tanto como la lealtad dentro del peronismo. Los enfrentamientos de ayer son las alianzas del presente y del mañana también. A un mes de las elecciones, el peronismo tucumano se reacomoda y toma fuerza para la próxima batalla electoral, la del 14 de noviembre, la que definirá si el oficialismo retendrá las bancas en juego, si sumará otra o si, por el contrario, perderá posiciones en el Congreso Nacional.

El Día de la Lealtad será absorbido por otra celebración: el Día de la Madre. No se prevén grandes concentraciones de personas. El oficialismo ha ingresado en un terreno de cautela en el que el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo evitará participarán en celebraciones masivas; hará apariciones esporádicas y solo vinculadas con recorridas e inauguraciones de obras. La Covid-19 volvió a colarse en la campaña. Los casos de la variante Delta en Famaillá inquietan a la Casa de Gobierno.

De todas maneras, hoy habrá una recorrida por capital, en la que le jaldismo compartirá un acto con el manzurismo, en otro gesto de acercamiento y de concordia justicialista. “La unidad es con todos; no habrá restricciones. El peronismo es amplio”, exclama el compañero de fórmula de Manzur. Otra prueba de eso ha sido la reunión a solas que mantuvo ayer con el intendente de Trancas, Roberto Moreno, un manzurista que se enfrentó a Jaldo en las PASO. No hay discordia. “Miran hacia adelante”, reflexionó un nuevo morador del Palacio de Gobierno.

Cumbre cerrada

Poco a poco, el vice va desactivando conflictos. Ayer, en un encuentro también cerrado, sin fotos ni comentarios, el titular de la Cámara se reunió con el viejo bloque de Peronismo Verdadero, en una cumbre postergada en los días previos a la designación de Manzur como jefe de Gabinete. En esa reunión, el tranqueño agradeció a cada uno el trabajo realizado durante las internas y les solicitó que le pongan todas las pilas a la contienda que se avecina. “Mi relación con Juan es buena. Estamos recomponiéndola”, lanzó Jaldo. Las pruebas de amor a veces constituyen altos costos políticos, como la firma del decreto 2.526 del 12 de este mes, que autorizó la salida del avión Lear Jet 60XR, matrícula LV-CKA, para trasladar a Manzur a Nueva York en una misión oficial ante inversores extranjeros. En la dirigencia política local del oficialismo coincidieron que ese pedido de Presidencia ha sido legal, pero admitieron la inoportunidad del uso de la aeronave oficial tucumana. La oposición ha cabalgado con sus críticas tras ese hecho protagonizado por el propio Manzur.

En la cumbre con los legisladores de su espacio interno, Jaldo escuchó reproches como por ejemplo la falta de visibilidad de algunos dirigentes en el acto del lunes en el Hipódromo de Tucumán, con la asistencia del Presidente. Al escuchar esas quejas, el mismo Jaldo lanzó: “¿no se dan cuenta dónde estamos hoy? Hace 60 días no sabíamos si íbamos a la interna. Hemos sacado una cantidad importante de votos en la interna y políticamente no estamos muertos”. El silencio de los presentes fue la respuesta más clara al razonamiento del conductor de Peronismo Verdadero. La idea es clara: con Juan Manzur en Buenos Aires, en un cargo clave para el futuro de Tucumán, el trabajo de la dirigencia debe apuntar exclusivamente hacia la consolidación de alianzas que garanticen la continuidad del Frente de Todos en el Gobierno, tanto en el turno electoral de noviembre, como en el de 2023.

La semana que viene vendrá con agenda cargada. Jaldo intentará que sus ministros Carolina Vargas Aignasse (Gobierno) y Eduardo Garvich (Economía) lleguen a un acuerdo con los gremios estatales para una recomposición de coyuntura en el salario del sector público frente a una inflación que no se detiene. Pese a que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Tucumán ha sido inferior en septiembre del promedio nacional (3,5% del Indec versus un 3% en la provincia), la caída del poder adquisitivo es mayor al 30% de reajuste pactado hace meses para este período. El vicegobernador intentará acercar una propuesta de bono excepcional que puede rozar los $ 20.000 por agente de mínima. Si los sindicatos dan el sí, será el propio Jaldo el que firmará el acuerdo, el primero en su nuevo rol ejecutivo.

Ciudad por ciudad

El lunes se reactivarán los contactos con la Casa Rosada. Ese día, el conductor del PE participará de una videoconferencia junto con el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, y con el secretario del área, Martín Gil. Anunciarán una obra para San Isidro de Lules, que demandará una inversión federal de unos $ 230 millones. De esa videoconferencia participará el intendente Carlos Gallia según se anunció en la sede de 25 de Mayo y San Martín.

El martes, Jaldo y ministros del gabinete irán a Monteros. Supervisarán obras, entregarán maquinarias y vehículos y se reunirán con intendentes de la zona, comisionados rurales, concejales y dirigentes territoriales. Será la mecánica de la campaña en cada ciudad, en cada localidad.

El vicegobernador cierra la semana con cierta satisfacción. La captura del prófugo Roberto Rejas le cambió el humor al Gobierno. Los ministros, los secretarios y los directores del Estado comenzaron a salir a la calle a escuchar las quejas de la sociedad y a coordinar soluciones.

El oficialismo toma un poco de aire para afrontar la contienda electoral que se viene. Los peronistas olfatean el poder. Hay varios dirigentes alejados de ese partido que prometen volver. Tal vez ese proceso se observe luego del 14 de noviembre.

Elecciones Generales 2021

Todo lo que tenés que saber en estas elecciones Ver más noticias

Comentarios