El Presidente ratificó que la doble indemnización y la prohibición de despidos "no se sostendrán" - LA GACETA Tucumán

El Presidente ratificó que la doble indemnización y la prohibición de despidos "no se sostendrán"

En el cierre del Coloquio de IDEA, Alberto Fernández le dijo a los principales referentes del sector que Argentina necesita de "los empresarios sin especulación".

15 Oct 2021
1

Alberto Fernández en el cierre del Coloquio IDEA

El presidente Alberto Fernández cerró hoy el 57° Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) en el Centro Costa Salguero, en la Ciudad de Buenos Aires. Frente a los principales referentes del sector, el mandatario dijo que “Argentina necesita de empresarios que sean los primeros trabajadores”.

En medio de la puja por un acuerdo para congelar los precios de más de 1.200 productos de consumo masivo, con el objeto de retraer el índice de inflación, el jefe de Estado les dijo: “necesitamos de los empresarios sin especulación”.

En este sentido, el presidente reiteró frases que en plena pandemia usó en busca de unidad, pero esta vez se lo dijo al establishment: “estamos todos en el mismo barco; nadie se salva solo”

El Coloquio de IDEA se hizo habitualmente en la localidad bonaerense de Mar del Plata, en 2019 lo albergó en forma virtual debido a la pandemia del coronavirus y este año volvió al modo presencial pero en la Capital Federal, con la asistencia de empresarios, sindicalistas y dirigentes políticos

“La Argentina está saliendo de un momento único: una pandemia que arrasó economías, empresas y puestos de trabajo y acabó con millones de vidas. El vértigo de lo vivido no nos ha permitido reflexionar”, así comenzó su discurso el presidente.

 Invitando al empresariado a trabajar en conjunto, el mandatario reconoció que hay “una sociedad con bandos en pugna”. En este marco, pidió “abandonar los insultos, las quejas altisonantes, las antinomias y los enfrentamientos”, en post de profundizar acuerdos y minimizar nuestras diferencias.

En un mismo sentido, Fernández consideró que el principal problema que la Argentina debe enfrentar “es terminar con la desocupación creando empleo genuino”.

Planes por empleo genuino

“La asistencia del Estado no puede ser el remedio para la falta de empleo. La asistencia del Estado a los sectores más postergados es solo un paliativo para sobrellevar la pobreza”, dijo y recordó la cantidad de planes que en los últimos años se otorgaron.

Aseguró que durante los gobiernos kirchneristas, el empleo creció y responsabilizó a la gestión macrista del descenso en la creación de trabajo. Aseguró que en el último mandato de Cristina Fernández de Kirchner, los planes sociales se habían reducido a menos de 200.000, pero cuando asumió en 2019 su mandato, casi 800.000 planes se distribuían en Argentina. “La apertura indiscriminada de las importaciones, la caída sostenida del consumo y el cierre de 23.000 PyMES, aparejaron un incremento preocupante de la desocupación y de la pobreza”, argumentó, cargando la responsabilidad a las políticas socio económicas del gobierno de Mauricio Macri.

Por esto, consideró que “cambiar planes por empleo” debe ser el principal objetivo para combatir la pobreza. Y en este punto pidió a los empresarios abordar el problema en forma conjunta: “debemos hacerlo sin estigmatizaciones; no debemos ver al trabajo como un costo si no como una inversión”, dijo.

Indemnización por despido

Además criticó la propuesta, realizada por dirigentes de Juntos por el Cambio, de eliminar la indemnización por despido. “Se repite la idea de generalizar esquemas indemnizatorios que sirven a sectores que tienen una alta tasa de rotación de empleo y también de informalidad. Hasta aquí no hay ninguna evidencia que muestre el éxito de esas lógicas”, dijo y puso ejemplos de países europeos, donde el despido sin causa es penalizado.  

Y confirmó lo que había anticipado el ministro de Economía, Martín Guzmán, en la apertura del coloquio: "las medidas de excepción que hemos tomado (prohibición de despidos y doble indemnización) deben ser entendidas de ese modo. Han sido dispuestas en un momento de excepción y no van a sostenerse en el tiempo".

El problema de la deuda

Por otra parte, sostuvo que el Estado acarrea un problema “heredado” que es la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Para que Argentina retome su rumbo, debe resolver definitivamente el problema de la deuda que heredamos”, manifestó.

“Hemos preservado que el acuerdo no postergue a los más necesitados. Hemos ganado tiempo y logrado una reducción de la deuda de más de 37.000 millones de dólares (de un total de 57.100 millones de dólares, tomados en 2018)”, continuó. Y en este punto volvió a apuntar contra la oposición: “los que hoy proponen tomar más créditos para pagar este crédito, en realidad son los mismos que generaron esta deuda y después dijeron reperfilarla”para profundizar así aun más la crisis”.

Según el Presidente, la decisión es seguir discutiendo un acuerdo con el FMI que no perjudique los recursos del Estado. Luego de garantizar el trabajo en el país “comenzaremos a hacer frente a las obligaciones que hemos heredado”, dijo.

Finalmente, manifestó a los empresarios la necesidad de “recomponer el salario real”. DE acuerdo a su discurso, “el ingreso de los trabajadores registra una caída a partir del año 2016 que supera el 20 %”.

En esta materia, pidió trabajar en conjunto. “Los empresarios deben hacer su aporte. Hemos visto que en septiembre y en lo que va de octubre el precio de los artículos de la canasta familiar se han incrementado de manera incomprensible. Debemos encontrar el punto de equilibrio para que esa suba cese”, instó el Presidente, en el cierre del coloquio.



Comentarios