Dos versiones sobre el ataque a disparos que conmociona Yerba Buena - LA GACETA Tucumán

Dos versiones sobre el ataque a disparos que conmociona Yerba Buena

Un joven de 29 años fue detenido por la Policía.

13 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
2

CONMOCIÓN EN LA CIUDAD JARDÍN. El hecho se registró en Avenida Aconquija y Chacho Peñaloza.

El disparo retumbó en una de las esquinas más importantes de Yerba Buena. Los vecinos que desayunaban en la panadería de la esquina, realizaban trámites bancarios o concurrían a uno de los locales comerciales de la zona, se alteraron con el estallido seco de un arma de fuego. Luego vinieron las escenas de histeria. Corridas, gritos y más corridas. A partir de ahí comenzaron a tejerse numerosas versiones.

El caso se registró pasadas las 10. Un joven de 29 años, Gerónimo "Largui" Helguera, domiciliado en esa ciudad, habría ingresado rápidamente a una oficina del primer piso. Buscaba a un tal Ledesma, que según dijo trabajaba en ese lugar. La encargada de limpieza dijo que no había ninguna persona con ese nombre y le negó la entrada.

El iracundo sujeto, que según los primeros relatos de las personas que lo vieron ingresar al lugar habría estado alterado, al no poder cumplir con su objetivo, sacó el arma que portaba entre sus ropas y le disparó en la cabeza a la joven, Mariela Márquez, de 27 años, e ingresó a la oficina.

DETENCIÓN. El agresor fue arrestado luego del violento episodio en unas oficinas de Yerba Buena.

Dos compañeros de la mujer herida se trenzaron en una dura lucha y, después de quitarle el arma, lograron reducirlo. 

Llamaron a la Policía y a los minutos llegó una comisión al mando del comisario Carlos Daniel Ruiz que lo trasladó hasta la comisaría de Yerba Buena, ya que varios de los presentes intentaban agredirlo.

La otra versión, que hasta el momento no fue confirmada, indica que Helguera se trabó en lucha con Ledesma y que, en medio del forcejeo, el arma se habría disparado accidentalmente hiriendo de gravedad a la empleada de limpieza.

Márquez fue trasladada hasta el hospital Padilla, donde se encuentra en estado crítico, según confirmaron las autoridades del centro asistencial.

Ledesma, de acuerdo a las primeras versiones, sería un ex compañero de secundaria de Helguera y que, durante muchos años, se burló de él. Harto de esa situación, habría decidido acabar con su vida luego de averiguar cada uno de sus movimientos. Según trascendidos, el atacante tendría problemas siquiátricos.

Comentarios