Día Mundial de la Trombosis, la patología que causa el 25% de las muertes - LA GACETA Tucumán

Día Mundial de la Trombosis, la patología que causa el 25% de las muertes

La incidencia de esta patología entre quienes se contagiaron de coronavirus. Los vacunados.

13 Oct 2021 Por Fabio Ladetto
2

En tiempos de pandemia, el temor a sufrir una trombosis alcanzó a parte de la población mundial en dos aspectos: como consecuencia de haberse infectado de covid-19 o como efecto secundario tras vacunarse. Sin embargo, la prevención y la atención debe ser mucho más amplia y en todo sentido ante una enfermedad que causa el 25% de las muertes en todo el planeta, según las estadísticas oficiales.

Un trombo es un coágulo de sangre que se produce en el interior de un vaso sanguíneo, dificultando o impidiendo la circulación. Cuando migra, puede tapar parcial o totalmente el flujo de sangre y el aporte de oxígeno al tejido afectado, se produce sufrimiento tisular o isquemia y en el caso extremo, un infarto. Hoy es el Día Mundial de la Trombosis, instituido para tomar conciencia de esta enfermedad, sus factores de riesgo, la prevención y los tratamientos de una enfermedad que puede causar muertes prematuras y discapacidad por ser el origen de infartos y ACV.

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) informó que en muchos infectados por coronavirus se detectó un incremento en la frecuencia de eventos trombóticos, tanto arteriales como venosos. Esto se debe a un fenómeno inflamatorio en el organismo que puede alterar el sistema circulatorio, facilitando la formación de coágulos. Estudios internacionales calculan que alcanza al 15% de los contagiados (porcentaje que se eleva al 45% entre los internados en terapia intensiva)..

En cuanto al fantasma de reacciones adversas que deriven en trombosis en caso de ser inoculado con las vacunas AstraZeneca o Janssen (de Johnson & Johnson), la conclusión es distinta. Diferentes países suspendieron preventivamente su aplicación e hicieron diversos estudios que toman relevancia.

La Organización Mundial de la Salud y las Sociedades Científicas de Hemostasia y Trombosis han determinado oficialmente que no hay ningún tipo de contraindicación en aplicar esta vacuna a ningún paciente, ni siquiera a quienes pueden tener riesgo de sufrir un trombo o que registren hipersensibilidad a la hora de generar autoanticuerpos. Los casos detectados son tan pocos en el universo de vacunados que estadísticamente no son relevantes ni se pudo determinar una relación causa-efecto determinante (roza el 0,001% de inoculados, especialmente entre menores de 50 años y sin enfermedades previas).

Despejada la coyuntura relacionada con la covid, hay que prestar especial atención a esta afección. Como en toda cuestión médica, la detección temprana y el rápido tratamiento son claves. Para ello, van pautas y recomendaciones de expertos, aportados desde la AAMR:

- ¿Qué síntomas permiten sospechar una trombosis?

- Los síntomas clínicos dependerán del sitio donde ocurra la trombosis y la formación de los coágulos. Esto, a su vez, depende de los factores predisponentes o de riesgo previos. Por ejemplo, si la trombosis se produce a nivel venoso en los miembros inferiores, lo cual es común en la obesidad, en personas con movilidad reducida y en hospitalizados -con reposo prolongado o luego de una cirugía- puede aparecer dolor, hinchazón o cambios en la coloración de la zona afectada.

Por otro lado, en pacientes con antecedentes de arritmias cardíacas, puede ocurrir en el corazón, con mayor riesgo de compromiso pulmonar.

En el tromboembolismo pulmonar agudo, los síntomas más frecuentes son la falta de aire, las palpitaciones o el dolor en el pecho, pudiendo llegar el paciente a tener la presión baja y la alteración de la conciencia, como signos de insuficiencia cardíaca o inestabilidad hemodinámica.

- ¿Cómo se realiza el diagnóstico de una trombosis?

- En primer lugar, dependerá del grado de sospecha clínica y del estado hemodinámico del paciente. Requerirá un análisis integrado de los síntomas, el examen físico y los análisis de laboratorio e imágenes, lo que permitirá al médico clasificarlo en riesgo bajo, moderado o alto. De ello dependerán los siguientes pasos.

- ¿Cómo es el tratamiento?

- La anticoagulación o tratamiento anticoagulante es, en todos los casos, el primer paso. En los pacientes de riesgo bajo, sin otras causas de hospitalización, adecuada contención familiar, y fácil acceso a la atención médica, el tratamiento puede ser ambulatorio. Los de riesgo intermedio o alto deben ser hospitalizados y el tratamiento variará según su estado, incluyendo procedimientos invasivos quirúrgicos en el extremo más delicado. En todos los casos la complicación a considerar es el sangrado (por exceso de dosis o traumatismos), aunque no es frecuente.

- ¿Cuál es el tiempo de duración del tratamiento?

- En general se consideran tres meses como mínimo ante un primer evento de tromboembolismo, que puede llegar a seis meses según distintos factores y evaluación médica. Este tiempo se prolonga en caso de repetir el evento trombótico y en situaciones especiales como neoplasias, donde el tratamiento es crónico o hasta que se resuelva la causa.

Factores de riesgo

La trombosis es el principal factor responsable de las tres causas de muerte cardiovascular más importantes en el mundo: infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular (ACV) y tromboembolismo venoso. Una de cada cuatro personas en todo el mundo mueren por afecciones causadas por esta enfermedad y según datos de la Organización Mundial de la Salud, en la Argentina el 1% de la población se encuentra anticoagulada; sin embargo, por año se detectan 60.000 casos en el país. 

Los factores de riesgo para una trombosis arterial son hipertensión, diabetes, sedentarismo, sobrepeso y hipercolesterolemia, entre otros; mientras que para la venosa (principal causante de embolia pulmonar) figuran sedentarismo, varices, reposo o los viajes prolongados, tratamiento hormonal y enfermedades neoplásicas. Uno de los grandes desafíos médicos es mejorar la calidad de vida a los afectados por esta enfermedad.

Rudolf Virchow, en recuerdo de su descubridor

Rudolf Ludwig Karl Virchow fue el médico que descubrió y describió la patología de la trombosis, y su hallazgo permitió que sea conocida, entendible y tratable. La fecha de su nacimiento en 1821 en Prusia (en un actual territorio polaco) fue elegida para instituir la efeméride que se conmemora hoy, que tiene como objetivo aumentar el conocimiento de la población mundial para que puedan detectar los signos, síntomas y riesgos de la trombosis; a que los pacientes aborden con sus médicos esta enfermedad y pidan análisis para descartarla o detectarla en forma temprana; a que los países inicien campañas globales; y a que quienes tengan factores de riesgo tomen conciencia de la situación y modifiquen sus hábitos y conductas de vida. Virchow es considerado uno de los pioneros de la medicina social y fue nominado al Premio Nobel de Medicina en tres ocasiones.También fue político, antropólogo y biólogo.

Comentarios