Con los chicos, no - LA GACETA Tucumán

Con los chicos, no

12 Oct 2021 Por Paula Barbaran
1

TOTO KIRZNER. IMAGEN DE YOUTUBE

Este fin de semana en redes sociales y medios de comunicación, Tomás “Toto” Kirzner, hijo de los actores Adrián Suar y Araceli González, decidió contar que fue víctima de abuso sexual cuando tenía 7 años, es decir 16 años atrás. Brindó su testimonio en el programa Podemos Hablar (Telefé) que conduce Andy Kusnetzoff y que genera un ambiente de confianza, en donde muchos personajes famosos del país cuentan sus anécdotas más íntimas.

Ante la pregunta de a qué momento de sus vidas volverían, por unas horas y para qué, el joven actor contó: “hay un Toto de 7 años al que le hubiese dicho: ‘no hace falta ver a tu amigo hoy, podés verlo más adelante’”. En los diez minutos que duró su testimonio al aire delante del conductor y los presentes -Cecilia Roth, Tiago PZK, Mauricio Dayub y María Belén Ludueña- el actor contó cómo una persona que conocíá “de vista” y trabajaba en una casa del barrio privado donde vivían, abusó de él en dos oportunidades. Lo contó uniendo sus recuerdos, emociones y pensamientos como un rompecabezas. Con mucho trabajo de terapia por detrás, conversaciones con sus amigos y familiares, “Toto” pudo sacar todo eso afuera. “Era una persona conocida en el barrio y, después de lo que había pasado me saludaba afectuosamente. Me sentía perseguido por él, fue una pesadilla”, recordó y agregó que cuando sucedió todo salió corriendo, llorando y no sabía con quién hablar.

Al parecer, fue el año pasado, durante la pandemia, cuando veían un noticiero en la TV que Toto comenzó a sentir un ataque de pánico, una crisis de ansiedad. “Me desmayé y mi mamá me dijo: ‘te pasó algo’ ”, contó y reconoció haber trabajado mucho el tema en terapia, con su familia y amigos íntimos. “Cuando le conté a mi familia hace un tiempo mis viejos se unieron nuevamente para ver qué hacíamos. Yo estoy bien con el tema, decirlo acá es mucha exposición y estaba pensando si lo iba a hacer bien pero hoy estoy tranquilo con el tema”, les contó a sus compañeros de programa y concluyó: “yo recomiendo que se hable el tema con quien uno se sienta más cómodo. En mi caso, hablé primero con mi familia que me resguarda y después empecé a contarlo a mis amigos a quienes les agradezco porque se acordaban cosas que yo no, como que, por ejemplo, cada vez que pasaba por esa casa quería hacer una “carrera” para pasar lo más rápido posible por ahí”, relató. “Si en mi vida personal y privada estoy tranquilo hablando de esto, ¿por qué no contarlo acá?”.

En un posteo que cosechó rápidamente 70.000 “Me Gusta” la modelo y actriz Araceli González, mamá de Toto, expresó: “No puedo dormir. Todo salió a la luz hace un año. El encierro provocó distintos estados que nos fue llevando a ser más honestos, genuinos en nuestro accionar y sentir. Si hay algo que aprendí en estos años es acompañar y construir. Es lo que nos salva. Nada como el amor ante distintas adversidades y vivencias. Todos caminamos con marcas de la vida. Pero lo más importante es trabajar cada una de ellas para convivir con ese dolor y transformarlo. Nos construimos incluso con esas marcas”, dijo sobre el testimonio de su hijo en la televisión. “Hay muchas formas de ser víctima. No importa el sexo o la edad. ¿Qué hacemos con esto? Juzgamos, levantamos el dedo, opinamos y nos olvidamos del tránsito doloroso y del camino hecho. Los dolores son intransferibles. La valentía de denunciar desde lo trabajado tiene un valor de logro. Acá hay mamá, acá hay amor, acá hay nido, acá hay familia, acá hay vida. Pido respeto. Pido cuidado en sus palabras como lo pediría por cualquier ser humano que se abre a la verdad y tiene la fortaleza de hacerlo público”, insistió la actriz.

Por su parte, su hermana, Florencia Torrente, actriz y empresaria, le escribió: “Sos muy valiente bb, sé que muchas personas del otro lado se sienten identificados/ das contigo y seguramente junten fuerzas para sacar todo aquello que les hace daño”.

La semana pasada repasábamos hecho de abusos que marcaron un antes y un después en la historia de nuestra sociedad. Mencionamos el caso de la actriz Thelma Fardín quien nueve años después de haber sufrido un abuso sexual, denunció al actor Juan Darthés de haberla violado en un hotel de Nicaragua durante una gira internacional que realizaban juntos mientras hacían la tira televisiva Patito Feo. Otra víctima, en Salta, tomó coraje a raíz del testimonio de Fardín para denunciar a Marcos Lautaro Teruel, hijo del cantante y músico Mario Teruel. Un efecto cadena que hizo que cada persona que escuchó aquel testimonio repase su propia historia y sentimientos ante situaciones similares.

Problema creciente

“El abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes es una de las peores formas de violencia contra la niñez y adolescencia. A pesar de que constituye un problema creciente en el mundo, la mayoría de los casos no son detectados ni denunciados”, explican en Unicef. Según datos mundiales de la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 13 chicos es abusado sexualmente y una de cada cinco chicas. “Si tenés sospechas o dudas, llamá al 0800-222-1717”, dice un spot de Unicef a su vez que difunde el sitio argentina.gob.ar/abusosexualinfantil, desde donde se comparten guías para hablar del tema y saber cómo actuar ante un posible caso.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Abuso sexual
Comentarios