Palabras que se tensan como un arco - LA GACETA Tucumán

Palabras que se tensan como un arco

Uno de los últimos libros del poeta tucumano fallecido el domingo pasado.

10 Oct 2021

POESÍA

POEMA HEROICO (TERCERA PARTE)

LEONARDO IRAMAIN

(Edamis - Tucumán)

Todo lector lo sabe: leemos para estar menos solos, menos rotos, menos aburridos. Recuerdo que una vez mi madre quedó muy impactada con una cita de Henry Michaux que usé como epígrafe de un ensayo: “No me dejen para la muerte, aunque los diarios hayan anunciado que ya no estoy. Me haré más humilde de lo que soy. Seré necesario. Cuento contigo, lector, contigo que me vas a leer, algún día, contigo lectora. No me dejes solo con la muerte como un soldado al frente que no recibe cartas. Elígeme entre otros, por mi gran ansiedad y mi gran deseo. Háblame entonces, te lo suplico, tenme en cuenta”. Qué te conmueve tanto de la cita, le pregunté. Me conmueve la urgencia de su deseo. ¿Será esa urgencia del deseo la que nos empuja a enviar nuestros libros como botellas al mar, como papelitos mínimos agarrados a las patas de esos pájaros rata, o como velas que miramos consumirse y en las que se agita la llama de nuestra impotencia?

Lo primero que impacta del Poema heroico de Leonardo Iramain es la performance de ese deseo impetuoso, de esa urgencia, que lo lleva a concebir la palabra como una prueba de resistencia, como una acción sostenida que dibuja los días y las cosas. Editado por EDAMIS, se trata de un libro íntegra y voluntariamente manuscrito, tal como el autor aclara en la contratapa del volumen. En los poemas, la línea de la caligrafía del yo lírico funciona como un hilo que se abre y fluctúa entre la palabra y la imagen, donde los nombres, las cosas y los días, se tejen y se destejen como el lienzo de Penélope. Este extenso poema diario (el presente volumen es continuación de dos anteriores) se ofrece como un recorrido heroico, donde las palabras se tensan como un arco y se arrojan hacia el lector, contando con su complicidad, con el calor de su presencia. La poesía como carrera de obstáculos. La poesía siempre hambrienta e inútil. La poesía que no quiere salvar ni reconstruir. La poesía, esa hermosa empresa de la soledad y el deseo.

PERFIL

Leonardo Iramain, nació y murió en Tucuman (1937-2021). Fue escultor, escritor, dibujante y pintor. Es autor del gigantesco mural al óleo del Colegio de Abogados de Tucumán y del mural escultórico del Hotel Tucumán Center. Publicó más de 30 libros de poesía. Quince obras de teatro de su autoría subieron a escena. Siete de sus libros recogen sus dibujos. Iramain fue director de la escuela de Artes y Ciencias del Teatro y profesor titular de Literatura latinoamericana de la Universidad Kennedy.  Graduado de abogado, también fue profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Buenos Aires. En 1964 fue premiado en un concurso literario de LA GACETA por un ensayo sobre el poeta H. Michaux. Entre otras distinciones, ganó la “Pluma de oro” de la Sociedad Argentina de Escritores, la beca Fulbright y fue invitado especial al Programa Internacional de escritores de la Universidad de Iowa.

Canto 34 *
Por Leonardo Iramain

Cresta de aire aún fresco
luz de estrellas roza estrellas y
vibran monedas a cada paso
en el tumulto sobre promesa de
algún mejor día.
Oh, sentados al costado de un letrero
explica cual es el camino ecuánime
hacia la menor distancia.
Seguir allá la puerta del horizonte
justamente la que nada al abismo
¿Luz? ¿Nos lleva consigo entre
vocinglería y chubascos?
¿Y el poema insignia en qué
marea navega?

* Fragmento de Poema heroico.

© LA GACETA

Denise León

Comentarios