Franca mejoría y buena evolución de Mirtha Legrand - LA GACETA Tucumán

Franca mejoría y buena evolución de Mirtha Legrand

“Me asusté mucho”, confesó Marcela Tinayre al comienzo de su programa, sobre cómo vivió el momento de la internación de su madre.

03 Oct 2021
1

COMO INVITADA. En diciembre de 2020 volvió a la pantalla.

Mirtha Legrand mejora en el sanatorio Mater Dei de la ciudad de Buenos Aires, donde está internada desde el jueves a causa de una obstrucción coronaria que se resolvió con la colocación de dos stents.

“La Sra. Mirtha Legrand continúa en franca mejoría al tratamiento realizado, con buena evolución en las últimas 24 horas”, detalla el primer párrafo del escueto parte médico oficial firmado ayer a las 11 por el director médico de la institución sanitaria, Roberto Dupuy de Lome. El informe no detalla cuándo  podría recibir el alta, y emplazó a los medios a esperar hasta hoy a las 11 horas por un nuevo parte, publica Télam.

La “Chiqui” llegó al sanatorio a raíz de un malestar en el pecho, por lo que se le practicaron diversos estudios que detectaron el problema cardíaco que derivó en su intervención. El malestar se manifestó el miércoles por la noche, y el jueves por la mañana, tras auscultarla su médico personal  le aconsejó que se internara para un chequeo a fondo.

Segunda noche

La señora Legrand pasó bien su segunda noche de internación. La Nación informó ayer que la conductora se encontraba muy bien de ánimo, y que podrían darle el alta entre mañana y el martes. En tanto el sanatorio Mater Dei pidió respeto hacia la diva, que ocupa una habitación individual de unidad coronaria; se informó que la acompaña su familia y que está “muy agradecida con todos por el respeto y las muestras de cariño”.

Desde un primer momento estuvieron en el sanatorio la hija, Marcela Tinayre, recién llegada de Europa, y la nieta, Juana Viale, que siguen la evolución del cuadro y se comunican con su hermano, Nacho Viale, en Estados Unidos.  El nieto de Mirtha, que es productor de “La noche de Mirtha” y “Almorzando con Mirtha Legrand” (los programas siguen en el aire, con la conducción de Juana Viale), está de vacaciones junto a su padre y amigos.

“Todo el mundo está enterado de lo que pasó con mi mamá. Ayer, antes de que me tocara empezar el programa, ella no se sentía bien y yo no dije nada, pero la verdad es que hice el programa sumamente angustiada, preocupada. Me asusté mucho”, aseguró Tinayre el viernes, al comienzo de su programa Las Rubias (Net TV).

“Los partes médicos ya se han pasado y es la mejor información, tiene dos stents y está regia, sentada, almorzando, y nos da una paz enorme. Ella me dijo: ‘estoy muy buen, no tengo miedo’”, agregó, tras visitarla. En otro pasaje agradeció “al público, a la prensa, a todos los amigos que se preocupan, pero ella tiene una gran polenta y ahora le circula mejor la sangre”.

Si bien a lo largo de sus 94 años Legrand gozó de buena salud, hay que recordar que en mayo de 2019 había sido operada de urgencia debido a una brida abdominal. Entonces permaneció internada unos días y volvió a sus clásicos almuerzos, publica Infobae.

Larga cuarentena

En marzo de 2020, a causa de la cuarentena por el coronavirus y por ser persona de riesgo de edad avanzada, la “Chiqui” se vio obligada a dejar la conducción  de su  programa, y desde entonces la reemplazó Juana Viale. En diciembre de 2020 Mirtha volvió a su mesa para despedir el año, junto a su hija y como invitadas de su nieta.

La última vez que Legrand se sentó a su mesa fue el sábado 28 de agosto, cuando le dieron permiso para volver a la conducción por una noche.

“Yo soy grande, señores, soy una señora muy mayor, pero soy vital, me gusta la vida, me gustan mis amigos, disfrutar de la vida. Y estaba tan mal que llamé a un neurólogo. Y le digo: ‘doctor, quiero volver a ser la de antes’. ¿Saben qué me dijo? ‘Trabaje, trabaje, trabaje...’. Es la mejor terapia”, comentó la diva, que reapareció en pantalla con un señorial vestido rosa pastel, uno de los tres vestuarios que le había preparado el diseñador Claudio Cosano.

“Qué rara me siento, pero feliz, feliz y contenta. ¿Saben cuántos días estuve encerrada? 300 días, sí señor, sin salir de mi casa, ni al balcón. Eso te altera, no te hace bien, no hace bien al cerebro”, confesó Mirtha en la  apertura del programa.

Desde entonces surgieron las conjeturas acerca de cuándo retomaría formalmente la conducción de su ciclo. Circuló la idea de que sólo interviniera en ediciones especiales, a fin de quitarle la obligación del programa semanal.

Sin embargo las actuales circunstancias ponen puntos suspensivos en los planes de regreso de la diva, y sólo la evolución de su cuadro determinará las decisiones de producción.

Comentarios