Video: Un comerciante de Barrio Sur sufrió un asalto y cargó contra la Policía y la Justicia

Se había logrado identificar a los sospechosos, pero las demoras en el operativo posibilitaron que se fugaran.

29 Septiembre 2021

Un local de venta de frutas, verduras y otros alimentos fue blanco ayer de un violento asalto, y el propietario del comercio compartió las imágenes a través de las redes sociales.

En su mensaje, la víctima dejó a las claras su indignación con la Policía y con la Justicia, dado que había logrado identificar el lugar donde se encontraban los posibles autores del atraco gracias al GPS de un celular robado; sin embargo, según relató, las demoras en el procedimiento posibilitaron que los sospechosos se escaparan.

El hecho de inseguridad tuvo lugar en un negocio de San Lorenzo al 1.000, en Barrio Sur.

En la filmación se observa cómo dos hombres armados con pistolas (uno de ellos, disfrazado con un chaleco de policía) ingresan al local, amenazan a las personas que estaban allí y se apoderan de dinero, de celulares y de otros elementos.

"Hoy nos tocó a nosotros. Vivimos un momento horrible", escribió el propietario del local, Boaterra, en su cuenta de Instagram.

Indignado, no ocultó su bronca hacia los delincuentes, pero tampoco contra "los ineficientes policías, que vinieron después de 40 minutos" del atraco.

También cuestionó la labor de la Fiscalía, dado que, según relató, pudieron dar con "la ubicación de la casa donde estaban los ladrones" a partir del rastreo del celular. "Llegamos al lugar. Las motos de los que nos habían robado estaban dentro de la casa que nos marcaba el GPS. Pero no podíamos entrar hasta no recibir la orden (de allanamiento)", narró. Y agregó que transcurrió el "tiempo suficiente para que los vecinos de la zona, entre silbidos, señas y parlantes con música a todo volumen" alertaran a los sospechosos.

"Les dieron tiempo para arrancar la moto y salir a toda velocidad por un pasillo. Y los policías petrificados, sin hacer nada, viendo cómo se escapaban", reprochó el comerciante.

El dueño del negocio, al margen del pésimo momento, avisó que "estamos bien, sólo fue un gran susto" y que sólo hubo "pérdidas materiales". "Gracias a todos los que se preocuparon por nosotros", señaló.

Comentarios