“Guerra de las Gorras”: la Policía reforzará la zona de la plaza Urquiza - LA GACETA Tucumán

“Guerra de las Gorras”: la Policía reforzará la zona de la plaza Urquiza

En Seguridad no creen que vaya a repetirse una pelea tan grande entre (200) adolescentes; pero tomarán recaudos para contener un caso así

28 Sep 2021 Por Santiago Re
2

MASIVA CONCURRENCIA. Cientos e jóvenes y adolescentes se congregan a diario en plaza Urquiza. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Por la “Guerra de las Gorras”, la Policía reforzará gradualmente la zona de plaza Urquiza para evitar un nuevo conflicto entre adolescentes, como el del viernes pasado, cuando los menores se congregaron para pelear y robarse mutuamente sus gorras. Las autoridades consideran poco probable que una pelea de esa magnitud (200 estudiantes que superaron en numero a los efectivos policiales que intentaban separarlos) se repita. “No se trató de un hecho aislado pero tampoco de algo que ocurra habitualmente. Aparentemente en este caso se citaron a través de las redes sociales para pelear. Habría que hacer un balance; seguramente habrá un refuerzo más consistente de policías este fin de semana en la plaza, pero no algo excesivo como para considerarse un blindaje”, indicó el subsecretario de Seguridad, José Ardiles.

El funcionario recordó que años anteriores estas peleas se registraban a las salidas de las escuelas y durante los festejos por las semanas de los colegios, festividades que terminaron cerrándose a los propios alumnos de cada institución para evitar más hechos de violencia. “Llama la atención que la mayoría de estas peleas ocurren en septiembre, para el día del Estudiante. Hace unos años hubo un caso muy grave y dejaron de registrarse esta clase de hechos por un tiempo. Ahora florecieron de nuevo esta clase de pleitos”, añadió Ardiles, y recordó el caso del estudiante Matías Albornoz Piccinetti que fue asesinado de una puñalada durante una pelea en Santiago al 400. También se acordó de otro gran pleito que debió ser separado por la Policía en avenida Mitre al 300, hace un par de años.

La nueva moda

No se trata de cualquier tipo de gorras sino de unas que tienen el parche de algún animal como distintivo. Son verdaderos elementos coleccionables, de todos los colores, que tomaron gran popularidad entre jóvenes y adolescentes. Originalmente, una marca internacional comenzó a comercializarlas y se popularizaron en diferentes ambientes: en el fútbol, Lionel Messi, Neymar y Luis “Pulguita” Rodríguez, entre muchos otros jugadores, han salido en público usando el accesorio. Muchos youtubers también las visten y también son utilizadas por los artistas musicales en el cada vez más convocante espacio del rap y el trap. Estas gorras forman parte de la moda de toda una generación.

En Tucumán se las puede conseguir en un precio que oscila entre los $ 1.500 y los $ 3.500, aunque como es de público conocimiento, también se comercializan las réplicas, que son más económicas.

Son las mismas gorras por las que cerca de 200 adolescentes se pelearon a mano limpia el viernes pasado en una encarnizada lucha que concluyó con un estudiante hospitalizado. Los pleitos se registraron, en su mayoría, en la plaza Urquiza, en calle 25 de Mayo y en las inmediaciones del pasaje Bertrés.

“Es una excusa”

“¿Guerra de las gorras?, las gorras son la excusa de ahora. Antes eran las semanas de los colegios. Siempre tienen un pretexto para juntarse a pelear”, indicó Francisco Barbosa, vecino de barrio Norte que asevera que las peleas de adolescentes en esa plaza no son nada nuevo. “En nuestra época también pasaba, había rivalidad entre los colegios o había bronca o celos por alguna chica, por ejemplo, pero normalmente las cosas se resolvían mano a mano. Si la Policía venía a separar se terminaba la historia”, agregó el jubilado, que considera positivo que se refuerce con policías la zona de la plaza pero por otro motivo: “por los motochorros habría que reforzar. Te sentás en la vereda de algún bar y te manotean lo que dejes a la vista”.

Carmen Ávila se mostró preocupada. “Leer que semejante pleito se desató por unas gorras me pareció increíble. Eran más de un centenar de chicos”, aseveró la vecina. “Esto tiene que ser una advertencia para los padres sobre todo, pero también para los colegios y las escuelas, porque si hay alumnos que quedan grabados deben tener sanciones. Hace poco tuvimos que lamentar el crimen de un chico de 16 años en la 25 de Mayo y Santiago, y todo había empezado por una pelea de adolescentes”, remarcó la mujer, haciendo alusión al caso Albornoz Piccinetti.

Por su parte, el lector Manuel García Fernández dejó una reflexión en una nota previa que LA GACETA publicó relacionada con este tema: “son chicos violentos porque fueron educados en el miedo. La solución no va a pasar sólo por reprimirlos, sino también por entenderlos y contenerlos. Si hay una ‘guerra de las gorras’ hay que enseñarles el valor de la ‘paz de las gorras’ y que en vez de pelear las pueden compartir o intercambiar”. Otros lectores coincidieron en el valor de la educación para resolver estas cuestiones; pero también hubo disidentes a esa postura, que consideraron “el chirlo a tiempo”, como la solución a todos los males juveniles.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios