Un “gigante inmobiliario” derrumba a los mercados - LA GACETA Tucumán

Un “gigante inmobiliario” derrumba a los mercados

El desarrollador chino Evergrande está a un paso del default. Deudas por U$S 300.000 millones

21 Sep 2021 Por Daniel Salvador
1

NÚMEROS ALTÍSIMOS. La empresa china tiene 200.000 empleados y contrata 3,8 millones de personas para el desarrollo de proyectos inmobiliarios.

El gigante desarrollador inmobiliario chino Evergrande desató la preocupación de los mercados ante un inminente default y generó ayer un fuerte impacto en las bolsas internacionales, con caídas que rondan en promedio el 2% en Europa. Las acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Buenos Aires y de Nueva York, en tanto, arrancaron la semana con un fuerte retroceso, de hasta el 10%.

Evergrande tiene a la fecha un pasivo de U$S 300.000 millones, “más que cualquier otro desarrollador de propiedades en el mundo”, según estimó la agencia de noticias financieras Bloomberg. La empresa asiática registró su menor cotización en 11 años, con una baja de 10,63% ante el riesgo de suspensión de pagos en los vencimientos de deuda de los próximos 30 días. El jueves deberá pagar U$S 83,5 millones en concepto de intereses por un bono a marzo 2022, pero la empresa está sumergida en una crisis de endeudamiento y falta de liquidez, y no dio señales de que planea hacer el pago.

Se especula que el impacto que puede tener esta caída en los mercados globales podría ser similar a la situación que generó la quiebra del cuarto banco de Estados Unidos, Lehman Brothers, en lo que fue la antesala de esa crisis desatada en 2008.

Según Bloomberg, se trata de “una ballena en el mercado de bonos en dólares de alto rendimiento de China”, ya que representa alrededor del 16% de los pagarés en circulación, con obligaciones por U$S 83,5 millones de intereses sobre un bono en dólares a cinco años -los que vencen el jueves- y con 232 millones de yuanes (U$S 36 millones) en un bono para el mismo día. Y quedan pagos de intereses por U$S 669 millones en lo que resta de 2021.

Si bien las principales bolsas de la región de Asia y del Pacífico no operaron ayer por ser un día feriado en sus países, Hong Kong registró en el cierre de la jornada una caída del 3,30%. En Europa, la bolsa de Londres terminó operando con una pérdida del 1,72%; la de París, en 2,59%; y la bolsa de Frankfurt, con un retroceso del 2,73%.

El desplome de Evergrande golpeó también a las acciones argentinas en Wall Street, donde iniciaron la semana con una baja de 10%. Los ADRS de bancos, como el Macro y el Francés, perdieron 8,9% y 8,8% respectivamente. Mientras que Central Puerto retrocedió el 8,1%.

El impacto en los mercados internacionales también llegó a la Bolsa porteña, donde el índice Merval perdió 5,1%. Las acciones más afectadas fueron también energéticas y bancos, con Pampa Energía a la cabeza, que retrocedió más del 7%. Detrás se ubicaron los bancos Macro, Galicia y Supervielle, con caídas de 6,7%, 6,1% y 6%, respectivamente.

Un verdadero gigante

La inmobiliaria Evergrande fue fundada en 1996 por el magnate chino Hui Ka Yan -en Guangzhou, ciudad del sur de la República Popular China-, quien nació en el seno de una familia pobre.

El empresario logró acumular una fortuna de U$S 30.000 millones y hoy es uno de los empresarios más acaudalados del mundo. Y su empresa el segundo mayor desarrollador inmobiliario de China, con alrededor de 1.300 emprendimientos inmobiliarios en el país. El real state es uno de los motores de la economía china y representa cerca del 28% del Producto Bruto interno del país.

El conglomerado empresario chino también incursionó con suerte mixta en otras explotaciones comerciales, incluyendo una marca de agua mineral, granos, leche, una división de salud, seguros, un equipo de fútbol y autos eléctricos, entre otros.

El banco central de China destacó en 2018 que empresas como Evergrande podrían suponer riesgos sistémicos para el sistema financiero del país. La carta filtrada el año pasado decía que los pasivos del gigante chino involucran a más de 128 bancos y más de 121 instituciones no bancarias.

A nivel local, la incapacidad de pago de Evergrande está generando tensión social y protestas, especialmente entre proveedores, inversores y propietarios. También sería un impacto para el mercado laboral chino: la empresa tiene 200.000 empleados y contrata a 3,8 millones de personas cada año para el desarrollo de proyectos.

Entre las causas de la debacle de Evergrande, se menciona a las nuevas reglas que introdujo Beijing el año pasado, para controlar el monto adeudado por los grandes desarrolladores inmobiliarios. Esto llevó a la empresa a ofrecer sus propiedades con importantes descuentos para garantizar que entrara dinero para mantener el negocio a flote.

La crisis de 2008: el día que quebró el banco Lehman Brothers

La crisis financiera global de 2008 se desató por el colapso de la burbuja inmobiliaria en EEUU en 2006, y provocó en octubre de 2007 la “crisis de las hipotecas subprime”. El 15 de septiembre de 2008 quebró el Lehman Brothers, cuarto banco de inversión de EEUU y desató la pesadilla financiera que, para países como España, duró 10 años. Hubo pánico en Wall Street y todas las bolsas del mundo se desplomaron ante lo que parecía ser la peor crisis desde la Gran Depresión del 29. El ‘crack’ financiero no se produjo de la noche a la mañana. En 2007 quebraron varios bancos menores que invertían en hipotecas y generaron “la crisis de los países desarrollados”.

Comentarios