El día que se analizaron las tapas - LA GACETA Tucumán

El día que se analizaron las tapas

21 Sep 2021 Por Paula Barbaran
1

El proyecto Mujeres que no fueron tapa, con su respectivo sitio web y redes sociales, nació en de la mano de Lala Pasquinelli, artista y militante feminista quien, a sus seis años se dio cuenta de que el mundo era un lugar diferente para niños y niñas. “Las cosas que me gustaban hacer, como andar en bici y trepar árboles, eran de machona. Eso no estaba bueno. Se suponía que tenía que quedarme en la casa jugando a las muñecas y la mamá, algo que se supone que debemos hacer también después”, contó en una charla TED que lleva más de 35.000 reproducciones.

A través del arte, buscó la manera de “hackear” las tapas de revistas que reproducían estereotipos femeninos una y otra vez. “¿Qué pasa con las revistas? Muestran a mujeres semidesnudas, con ropa que no se usa diariamente y aparecen todas parecidas. Son mujeres jóvenes, delgadas, blancas y su cuerpo está puesto como un objetivo editado en Photoshop o por el bisturí. En esas revistas, las mujeres hablan de tres cosas: el amor de un hombre, la maternidad y sobre su cuerpo”, dijo y agregó: “¿Qué pasa con los hombres que son tapa de revistas? Aparecen vestidos que, como primera medida, eso ya marca una diferencia. Utilizan la ropa que generalmente usan para trabajar y son diferentes entre ellos. Los hay flacos, gordos, con y sin pelo. La piel de los varones es la piel misma. Los hombres se ven en las revistas como son en la realidad. A nosotras no nos vemos”, reflexionó Pasquinelli.

Hace un tiempo realizaron una encuesta en la que consultaban a qué mujeres querían ver como tapas de revistas. El 30% mencionó a mujeres extraordinarias que hacen cosas “copadas” e inspiran en todo el mundo. El 70% restante mencionó a las mujeres de sus entornos más cercanos: abuelas, madres y hermanas, amigas y compañeras de trabajo. “No salimos nosotras en las tapas de revistas, no vemos a estas mujeres ahí”, dijo la artista haciendo referencia a la falta de modelos femeninos que inspiren y rompan los estereotipos. “Las mujeres crecemos día a día, toda la vida, viendo estas imágenes. Y cuando crecemos, nos miramos a nosotras mismas y empiezan a nacer toda una serie de cuestionamientos y nos vamos mutilando”.

Con su proyecto artístico y militancia en redes sociales Pasquinelli busca dejar una huella, modificar “algo” en el mundo y sembrar el mensaje de una sociedad más igualitaria. “Usando pedazos de revistas comencé a construir las imágenes de otras mujeres, las que no fueron tapa. Son las que no están y necesitamos ver. El proyecto es una obra que deviene en interacciones con diferentes personas que se van acercando a dar charla, a generar conversación. “Más adelante, se comenzó a acercar gente que también pensaba que lo que veía en las revistas no estaba bien. Y empezamos a hackear revistas juntos. Nos encontramos en plazas, empresas o en talleres y, con esas revistas, creábamos otros personajes. Esto nos generó un registro de los cuerpos y un trabajo artístico realizado por cada uno, una mirada más amorosa hacia nosotras mismas y sembró la semilla de la conversación, de la idea que, probablemente luego podrá crecer, florecer, generar más conversación y que hacer que circulen estas ideas”

Las PASO 2021 y una mujer que tuvo muchas tapas

A muchas mujeres les costó asimilar el video del último spot de campaña antes de las elecciones PASO del 12 de septiembre pasado de la precandidata y bailarina Cinthia Fernández. En las imágenes se la veía bailando profesionalmente un tango frente al Congreso Nacional con la letra modificada de la canción “Se dice de mí” de Tita Merello. Al finalizar el spot, la precandidata a diputada se quitaba la pollera y, con una diminuta bombacha, se dirigía caminando de espaldas al palacio legislativo.

¿Por qué les costó asimilar el video a muchas mujeres feministas? Porque el cuerpo de la mujer continúa estando en el centro de las discusiones y el foco no se corre de ahí. Una emprendedora posteó el siguiente mensaje en las redes sociales de Mujeres que no fueron tapa y que clarificó el sentimiento de muchas: “De todo corazón culos y tetas ya no son novedad de nada. Veo como gran evolución de la sociedad que un cuerpo desnudo no es más algo que sea foco de atención, por eso creo que estoy de acuerdo con la compañera: que Cynthia crea que mostrando el culo la van a escuchar es un atraso desde cualquier punto de vista, es ponerse ella misma un límite muy bajo en sus capacidades de convencimiento por sus propuestas políticas, además de subestimar al electorado pensando que, saliendo en culo, vamos a prestar atención a lo que dice. Para resumir: las mujeres somos, de verdad, intensamente capaces. Ella podría haber defendido su postulación con muchos otros recursos más vinculados al cargo al que se presenta, y dejar la imagen de su lindo culo para otros espacios donde estaremos gustosos de verlo”.

Acerco esta reflexión al lector un tiempo después de las PASO para ver si las ideas se van acomodando y podemos, por una vez, pensar y actuar de manera diferente a lo esperado.

Comentarios