Un final que abre un despertar - LA GACETA Tucumán

Un final que abre un despertar

impregnación de lo divino.

19 Sep 2021

ESPIRITUALIDAD
EL FINAL DE TU MUNDO
ADYASHANTI
(Sirio - Buenos Aires)

Que de chico el autor de este libro no pudiese entender por qué las personas mayores creían en lo que pensaban -eso solo- ya atrajo mi atención y mi simpatía; me pareció notable, fascinante. Y tan raro a esa edad. Sin duda ahí comenzó su intuición respecto del corazón mismo de la sabiduría advaita -de origen hindú, por antonomasia- de la que Adyashanti, californiano, estudioso del zen, sería después un referente y un maestro sutil y prestigioso. Una enseñanza que sustenta la convicción de que la mente es útil para la vida pero no para la muerte, la muerte del ego, del pensamiento ilusorio y dual, dualista. La mente, según la concepción advaita -la de un Ramana Maharshi, de un Aurobindo, del propio Gandhi- es considerada engañosa y no tiene la jerarquía que por lo general Occidente le atribuye. Sirve, es práctica, para aquello que nuestro poeta Leopoldo Marechal llamó “la ratonera de la vida ordinaria”, pero en esencia, podría decirse que ni siquiera existe sino que es un mero reflejo de la conciencia.

El final de tu mundo trata precisamente del final de ese mundo egoico que impide nuestro despertar espiritual, una iluminación que está ya inscripta en la naturaleza humana, aunque velada por la ignorancia y los condicionamientos culturales y propios.

“Pero cuando despertamos -afirma Adyashanti- ya no alimentamos el trance de la separación; ya no bombeamos energía hacia él.” Su libro es una suerte de guía, pero no al estilo de la autoayuda; es una experiencia personal que se irradia, un verdadero “darshan”, es decir, una impregnación de lo divino.

“Y en esto -afirma el autor- la existencia misma es tu mayor aliado. Como he dicho, la vida de cada día es lo que nos pone a prueba. Estar alineado con la vida y con los demás nos muestra dónde aún podemos quedarnos colgados. Si tenemos verdadera honestidad no vamos a escondernos de la realización de lo absoluto. Vamos a salir del escondite”.

El final de tu mundo es la respuesta esperanzada a una creciente necesidad de indicaciones fundadas y creíbles en un mundo que de todas maneras parece haber llegado al final de una etapa, a un colapso, querido o no, percibido o no, de los paradigmas dominantes, como lo demuestran las crisis actuales y de toda índole alrededor del planeta y hasta la pandemia que nos toca atravesar. Y clama por una nueva “residencia en la tierra”, para decirlo con el gran Pablo Neruda.

© LA GACETA

Comentarios