Murió el ministro que se jubiló con la mínima - LA GACETA Tucumán

Murió el ministro que se jubiló con la mínima

Falleció Raúl Paulino Ríos a los 79 años.

18 Sep 2021
1

FUNCIÓN PÚBLICA. Ríos fue el ministro de Economía del orteguismo.

Cuando concluyó su mandato como ministro de Economía de la gobernación de Ramón Bautista Ortega (1991-1995), Raúl Paulino Ríos acumulaba 35 años de aportes. Había nacido el 5 de enero de 1942 y trabajaba desde los 18 años. Sin embargo, aunque podría haberse acogido a una “jubilación de privilegio”, no lo hizo. Sus amigos recordaron esa circunstancia, ayer, cuando lamentaron el fallecimiento del ex funcionario. Y contaron, con orgullo genuino y sincera admiración, que el hombre que supo ocupar uno de los cargos más encumbrados de la provincia cobraba un haber previsional mensual de $ 27.000. Se había jubilado con la “mínima”.

Casado con Marta Budeguer (celebraron 56 años juntos), con tuvo seis hijos (Raúl, María Marta, Viviana, Federico, María Julia y Diego). Y 13 nietos. Y dos bisnietos. Ríos se graduó como contador en la UNT y su vida profesional comenzó la actividad pública. A los 24 años asumió como contador general de la Municipalidad de capitalina. A los 27 fue nombrado secretario de Hacienda de la provincia. Después se volcó a la actividad privada y fue administrador del ingenio Cruz Alta.

En los 90 volvió a la escena estatal como ministro de Economía en reemplazo de Diego García, quien fue titular de la cartera económica de la intervención federal, y se quedó unos días más luego de asumido Ortega. Cuando concluyó la gestión (en 1995 ganó la gobernación Antonio Domingo Bussi), pasó a presidir el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), por expreso pedido del entonces ministro de Economía de la Nación, Domingo Felipe Cavallo.

Anoche, uno de los hombres más gravitantes del orteguismo y uno de los amigos más cercanos de Ríos, evocó una anécdota de su tarea como ministro. “Cuando estalló la devaluación del Peso mexicano en 1994, conocido como el ‘Efecto Tequila’, ‘Palito’ le dijo a Paulino que le estaban recomendando imprimir más Bonos de Cancelación de Deudas (Bocade). Pero Ríos se plantó: le dijo que la emisión ya estaba al tope y que, superado un punto, la cuasimoneda mala le ganaría a la moneda buena. Así que en vez de emitir, para salvar la ropa unos meses a cambio de hipotecar la provincia por años, había que pilotear la crisis. Y él la piloteó”, concluyó.

Comentarios