Credencial Covid-19: qué pasará con los países que no aprobaron las vacunas aplicadas en la Argentina

La mayor incertidumbre se da con los que recibieron la Sputnik V. También hay países que no aprobaron la Sinopharm ni la AstraZeneca.

Credencial Covid-19: qué pasará con los países que no aprobaron las vacunas aplicadas en la Argentina
06 Septiembre 2021

La credencial digital de vacunación de  Mi Argentina funcionará como documento oficial de acreditación internacional de la aplicación de la vacuna contra el coronavirus, de acuerdo con lo que informó el Gobierno nacional. Será una suerte de pasaporte sanitario que servirá -según las autoridades- a los argentinos para probar en el exterior la inoculación contra el coronavirus.

La medida significa la unificación de los múltiples certificados de vacunación emitidos en el territorio nacional. De esta manera, se concentra la acreditación de vacunación en un único documento con validez internacional.

Sin embargo, en la Argentina se ha avanzado en el plan vacunatorio con marcas que aún no han sido aprobadas por todos los países, lo que podría limitar el ingreso a algunos lugares, aún con un certificado de vacunación.

Y es que, si bien el objetivo de una credencial digital es poder ser utilizada por aquellas personas que deban desplazarse entre países, si un país aún no aprobó alguna vacuna señalada en la credencial y eso fuera requisito para entrar, esa persona podría ver su ingreso denegado.

“No hay un pasaporte sanitario universal”, se advirtieron integrantes de Cancillería.

En este sentido, fuentes gubernamentales señalaron que -ante la variabilidad de exigencias de los países para viajes internacionales y considerando que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no se pronunció sobre una certificación de alcance global- se recomienda a las personas que viajen al exterior consultar las medidas sanitarias vigentes y la documentación de viaje requerida por el país de destino.

Además, se sugiere conservar la documentación física entregada por las autoridades de salud al momento de recibir las dosis de vacunas para poder complementar y/o acreditar su vacunación contra el SARS-CoV-2.

El caso más resonante de una vacuna que no es autorizada como válida en varios países -y que incluso no fue respaldada por la Organización Mundial de la Salud- es es el de la Sputnik V. La droga rusa no recibió tampoco el visto bueno de la Agencia de Medicamentos Europea (EMA, por sus siglas en inglés). Muchos argentinos han batallado el drama que significa no poder cruzar fronteras por la falta de autorización en la vacuna.

Según la asesora presidencial Cecilia Nicolini, una de las representantes del Estado argentino en las negociaciones para la adquisición de vacunas contra el coronavirus, septiembre sería el mes en que Sputnik V obtenga las autorizaciones pertinentes. Pero la vacuna rusa no es la única que puede generar un problema eventual a quien quiera viajar.

En Francia, por ejemplo, tampoco es aceptada como válida la china Sinopharm. En Estados Unidos, la FDA no aprobó la Sinopharm ni la AstraZeneca. Pero en ese país no hay restricciones para el ingreso de no vacunados.

Comentarios