La ruta 329 acumula una década de siniestros

Un tramo de dos kilómetros de la carretera pasa junto a cinco barrios del este de Concepción donde se concentran los accidentes.

PAVIMENTO DESTROZADO. Desde hace una década se trata de arreglar la ruta pero no hubo mejoras. Hace una semana falleció un motociclista. PAVIMENTO DESTROZADO. Desde hace una década se trata de arreglar la ruta pero no hubo mejoras. Hace una semana falleció un motociclista. LA GACETA / FOTO DE RODOLFO CASEN

La anunciada reanudación de los trabajos de acondicionamiento de la ruta 329, que se prolonga desde Concepción hasta Monteagudo, permanece sumergida en la incertidumbre. En septiembre pasado autoridades de Vialidad de la provincia anunciaron que las obras, suspendidas en el 2014, iban a ponerse en marcha en tiempo breve. En enero último el gobernador Juan Manzur y el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, recorrieron la ruta y adelantaron una inversión de más de $500 millones en los trabajos de repavimentación de la red que se extiende a lo largo de 40 kilómetros. Pero por ahora no hay novedades.

La situación preocupa principalmente a miles de vecinos de unos cinco barrios del este de Concepción por los que pasa la carretera. Es un tramo de casi dos kilómetros a cuya orilla se encuentran el Municipal, San Expedito, Los Vegas, CGT y Balbín. El trayecto es de un intenso tránsito. En razón de tener el pavimento destruido, carecer de señalizaciones y tener varios cruces y sectores con escasa iluminación, registra un alto índice de siniestros viales.

Hace una semana un joven motociclista murió al colisionar con una camioneta. Otras dos personas resultaron heridas. “Son incontables las víctimas fatales y otras heridas que registra esta ruta. Aunque la imprudencia de los conductores siempre aparece como causa, no son ajenas a estos hechos las pésimas condiciones que presenta esta parte del camino” expuso Cristian Herrera. “Aquí cuando la empresa Ingeco S.A puso en marcha la repavimentación destruyó canales laterales y parte del pavimento para su reconstrucción. Pero luego por razones que desconocemos la firma dejó todo abandonado. O sea que el tramo quedó peor”, apuntó el vecino. “Las promesas de un pronto reinicio de la obra siguen en espera. El secretario de Unidad Ejecutora Provincial (UEP), Sisto Terán, está comprometido con las gestiones. Supuestamente hay cuestiones legales que destrabar con la constructora Ingeco. De modo que por ahora la situación es incierta” dijo el intendente Roberto Sánchez. “Es un trabajo que es muy demandado ante el movimiento de tránsito que acusa el sector por la que atraviesa la 329. Nosotros hicimos varios trabajos de iluminación y otros para mejorar la seguridad en la zona, pero sin los que están pendientes, la carretera seguirá representando una grave amenaza para los vecinos” añadió.

La vecina Lidia Alvarez dijo que los peligros ahora recrudecieron ante el reinicio de las clases presenciales. “Es intenso el movimiento de padres en motos que llevan y traen a los chicos de las escuelas. El mal estado de la ruta y de señalizaciones nos expone a todos a sufrir accidentes. Por eso imploramos que de una vez por todas la arreglen” apuntó la mujer.

Desde el puente elevado de la nueva ruta 38 hasta Villa La Trinidad la provincia realizó mejoras en la carretera. Fue tras las protestas que protagonizaron transportistas rurales enfurecidos por los daños que sufrían sus vehículos ante el deterioro de la calzada. Según se desprende de los antecedentes de adjudicación de los trabajos, la repavimentación de la ruta 329 tendría que haber estado concluida en el año 2012. Fue en el 2010 cuando los gobiernos de la provincia y la Nación realizaron el llamado a licitación de la obra. Entonces fue adjudicada a Ingeco S.A. con un presupuesto de $48,7 millones y un plazo de ejecución de 24 meses. La concesión fue observada por el Tribunal de Cuentas, que frenó el inicio de los trabajos. Es que la constructora ofertó $50,4 millones. La situación finalmente fue destrabada en el 2012 al ser reacomodado el presupuesto. Meses después se puso en marcha el proyecto, pero volvieron a suscitarse conflictos en el pago de los tramos en ejecución que llevaron a la empresa a suspender el despliegue de sus maquinarias y personal. En definitiva, la obra va rumbo a cumplir la década de postergaciones.

Temas Concepción
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios