El Ministerio de Educación se robustece con más secretarías - LA GACETA Tucumán

El Ministerio de Educación se robustece con más secretarías

Por decreto vuelve Construcciones Escolares, que estaba en Obras Públicas, a la órbita del ministro Lichtmajer. ATEP espera que se la dote de más presupuesto. ¿Mejorarán los edificios?

05 Ago 2021 Por Magena Valentié
1

REPARACION DE ESCUELAS. Construcciones Escolares es un área fundamental para el sistema educativo.

La modificación del organigrama del Ministerio de Educación sorprendió a propios y extraños. Se crean dos nuevas secretarías, con nuevas funciones, que tendrán un carácter neurálgico para el funcionamiento de las escuelas y, además, se trae de regreso a la órbita de Educación, a Materiales y Construcciones Escolares, que desde hace poco menos de 20 años dependía de Obras Públicas. Los decretos acuerdos 34 y 37/2021 publicados en el Boletín Oficial del 29 de julio, plantean un nuevo orden en la cartera más compleja y grande del Estado provincial.

Los profundos cambios se producen en momentos en que el ministro Juan Pablo Lichtmajer enfrenta 22 pedidos de juicio político por el mal estado de los edificios escolares, acusaciones por más de un centenar de nombramientos presuntamente realizados por fuera del Estatuto del Docente y por supuesta falta de rendición de cuentas de más de $ 2.300 millones enviados por la Nación para la puesta a punto de los locales escolares.

Se crean, por un lado, la Secretaría de Estado de Fortalecimiento a la Gestión Escolar que estará a cargo del abogado José Luis González. En su lugar, la secretaria Legal y Técnica quedaría en manos del abogado Franco Venditti, según trascendió. Por otro, toma el rango de secretaría de Estado la dirección de Bienestar Educativo, a cargo de Marcelo Romero, que incluirá bajo su órbita la Dirección de Materiales y Construcciones Escolares. El decreto 37/2021 del 22/7 aclara que se deben hacer adecuaciones presupuestarias. Bienestar Educativo también tendrá las direcciones de Seguridad Escolar y la de Participación entre Familia, Escuela y Comunidad.

¿Es bueno o malo?

¿Es beneficioso para la educación el regreso de Construcciones Escolares a esa cartera? Hay tres opiniones: la de ATEP, la de Eduardo Cobos, el defensor del Pueblo, que estuvo 12 años a cargo de Construcciones Escolares y la del legislador José Ricardo Ascárate, que llevó a la interpelación a Lichtmajer y que renueva su pedido de renuncia.

Para Cobos, el cambio de ministerio es un error. Cuando a él le propusieron ser director de Construcciones Escolares, bajo el gobierno de Miranda, con Alperovich como ministro de Economía, lo primero que pidió para aceptar el cargo fue que se pase a la órbita de Obras Públicas. “Era lo más coherente: que tenga vinculación con Sepapys (Servicio Provincial del Agua y Saneamiento Urbano) y otras áreas de la construcción. Realizamos por módulos como 400 escuelas,como la Técnica de Lastenia, la Esea, la Griet, y otras. Se ejecutaron además más de 2.000 proyectos de la Nación a la par que se trabajaba con las comunas. Pero después se empezó a desfinanciar, apareció el área de Infraestructura Escolar en Educación con contratos por cooperativas para el mantenimiento de los edificios escolares. Es más o menos lo que está pasando con la DPA y con la DAU. La gente va envejeciendo y no hay renovación de mano de obra, ni de vehículos ni de herramientas. Y se tiene a la gente trabajando mediodía, cuando deberían hacerlo mañana y tarde para terminar las obras”, explica.

Para Ascárate todo el organigrama no representa otra cosa que “mañas y amiguismos” . Una “súper Dirección de Asistencia Técnica Pedagógica para el que se crearon cargos inexistentes en el Estatuto Docente, sin procedimientos de ley. Es una oficina encargada de perseguir a supervisores que informaban el mal estado de escuelas o a directores de Adultos que denunciaban vacancias que se cubrían con personas sin título habilitante”.

Todo ello no hace más que inflar el presupuesto en una Dirección de Asistencia Técnico Pedagógica que creció el 67,13% por encima de la inflación, frente a otros gastos. Pero todo en un marco de desfinacimiento de la educación porque en el presupuesto de la provincia Educación descendió su peso específico de 23% en 2020 a 19,5% en 2021.

En cuanto al cambio de Construcciones Escolares, “lo grave -dice Ascárate- es que se saca del área natural a una dirección para ser dirigida por personas que cometieron todos los desastres que han llevado a la educación en Tucumán a un atraso del que nos costará años salir”.

Por la docencia, David Toledo, sólo espera que “se le provean de presupuesto necesario, personal técnico idóneo y personal que ejecute las obras para mejorar la infraesctructura que deja mucho que desear, a pesar de los esfuerzos que se hacen”.

Comentarios