Estudian el avance del Aedes aegypti en la región - LA GACETA Tucumán

Estudian el avance del Aedes aegypti en la región

El mosquito que transmite el dengue está cada vez más presente en el país. ¿Cómo actúa Tucumán?

30 Jul 2021
1

VECTOR DE CONTAGIOS. El mosquito Aedes aegypti transmite el dengue.

Fue erradicado durante la década de 1960 y reapareció a fines de los 80. Desde entonces y hasta la actualidad, el Aedes aegypti -mosquito que transmite el dengue- se volvió una enorme problemática a resolver por su impacto sanitario en la región. En los últimos años, el avance de este insecto en nuestro país es cada vez más acelerado, de acuerdo a una investigación del Conicet.

En un artículo publicado recientemente por la agencia de Divulgación Científica CTyS, el investigador Darío Vezzani habló sobre cómo se amplió la distribución del vector hacia lugares antes impensados, de acuerdo a una investigación realizada.

Vezzani, doctor en Ciencias Biológicas, viene estudiando el Aedes aegypti desde hace más de 20 años. “En el último tiempo, a nivel epidemiológico, los estudios de casos vienen demostrando que los casos de dengue se van ampliando, con un corrimiento hacia el oeste y hacia el sur del país. Hubo transmisión autóctona de la enfermedad en San Luis, Mendoza y San Juan, donde nunca había habido dengue. Lo mismo está pasando en algunas localidades del centro y sur de la provincia de Buenos Aires. Ya se han encontrado poblaciones del mosquito en Bahía Blanca y en Neuquén”, describió.

Respecto al factor de la temperatura, el experto detalló: “en ningún lugar del país tenemos transmisión del virus durante todo el año, a lo sumo en algunos lugares del norte podés encontrar al mosquito o a las larvas reproduciéndose todo el año. A medida que bajás hacia el sur, las temperaturas de invierno cortan el ciclo”.

En este sentido, el investigador del Conicet explicó que, a partir de esas bajas temperaturas, la masa de población de mosquitos no se encuentra en forma de adulto ni larva. “Pero sí se pueden hallar, dependiendo las condiciones ambientales, bancos de huevos acumulados en recipientes, como canaletas, rejillas, neumáticos abandonados o floreros en cementerios. De esos huevos, sólo una parte sobrevivirá y empezará su ciclo cuando llegue el calor. Por eso se vuelven tan importantes las acciones preventivas también en invierno”, agregó.

“Todo lo vinculado al dengue y al control del mosquito debe trabajarse de forma constante durante todo el año, y no sólo en los momentos donde hay una epidemia nacional y con un elevado nivel de transmisión del virus”, resaltó.

Sobre el uso de venenos para reducir las poblaciones del Aedes, Vezzani alertó que estos productos, mal empleados, pueden resultar contraproducentes. “Es un mosquito muy domiciliario, está en el patio de las casas, al fondo de las gomerías, por lo que esos camiones que fumigan desde las calles no son efectivos porque no llegan a ellos”, consideró. Asimismo explicó que, al utilizar los venenos permitidos de forma constante, empieza a generar una resistencia. “La población que va quedando es la resistente al veneno, por lo que, luego de varios años, lo que se obtiene es una gran cantidad de insectos que se vuelve totalmente invulnerable y el veneno deja de ser eficiente”, apuntó.

Por ciclos

Nuestra provincia pasó de tener 7.806 casos de dengue en todo 2020 a solo 28 en lo que va de este año (se reportó un caso en febrero; tres en marzo; tres en abril y el resto en mayo). Esto ocurre principalmente porque las epidemias son cíclicas; difícilmente haya brotes todos los años. No obstante, los trabajos de prevención no pueden detenerse. ¿Qué está haciendo Tucumán para evitar que el dengue vuelva a poner en jaque el sistema de salud? La titular de la Dirección de Salud Ambiental, Julieta Migliavacca, explicó que vienen realizado durante todo el invierno tareas de concentización para disminuir la población de mosquitos, lo cual será clave si hay un nuevo brote este verano.

Si hay mucha presencia de mosquitos, cualquier caso importando de dengue (puede llegar desde Salta, por ejemplo) puede disparar los contagios. Recordemos que el dengue es una enfermedad infecciosa que un mosquito infectado le transmite al humano. Luego, otro pica a esa persona enferma y así el virus se expande. Los síntomas de la patología -que puede llegar a ser mortal- son fiebre muy alta, dolor de cuerpo y en los huesos, dolor de cabeza y vómitos.

Migliavacca explicó que es esencial enseñar a la población a eliminar los potenciales criaderos del mosquito que puedan tener en sus casas (principalmente, recipientes que acumulan agua de lluvia). Por otro lado, la profesional contó que otros equipos de agentes sanitarios visitaron sitios críticos, principalmente gomerías y otros organismos públicos que tienen chatarras. Allí se realizó control focal y aplicación de larvicidas.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Temas

Dengue
Comentarios