River tuvo todo bajo control - LA GACETA Tucumán

River tuvo todo bajo control

El equipo simplificó su pase: hizo bien las cosas para deshacerse de Argentinos en su propia casa.

22 Jul 2021
1

EL DUEÑO DE LA PELOTA. Aunque el partido asomaba complicado, el “Millonario” supo cómo neutralizar al “Bicho”.

La serie parecía estar abierta, luego de lo visto la semana pasada en Núñez. Pero eso resultó un espejismo. Jugando con mucho carácter, maniatando a un rival que lo había complicado en la ida, River no dejó dudas en el “Diego Armando Maradona”. Con el 2-0 que le propinó a Argentinos pasó a los cuartos de final de la Copa Libertadores, instancia en la que lo espera Atlético Mineiro, cuya clasificación se llenó de polémica luego de que en su llave con Boca, fue beneficiado por el VAR ante goles lícitos del “Xeneize”, tanto en La Bombonera como en Belo Horizonte. Con su triunfo, además, River quedó como el único equipo argentino en la competencia.

Argentinos planteó el partido como suele hacerlo de local, en un campo de juego de reducidas dimensiones. Es decir, casi sin tránsito por la mitad de la cancha, yendo por las bandas y enviando pelotazos directamente al área rival. Así, intentó vulnerar el arco de Franco Armani, quien en cada ocasión en la que tuvo que intervenir, lo hizo acertadamente. Por su lado, River no se amedrentó ante la propuesta del local: apeló al toque rápido y preciso. Así, ejerció un dominio psicológico y territorial, que se tradujo en oportunidades de gol. El desnivel llegó a  los 35’ minutos: en una pelota cruzada, se cayó Carlos Quintana, Braian Romero se la llevó y, con un zapatazo brutal, definió de gran manera ante Lucas Chaves.

A los 9’ del complemento, el “Millonario” se dio tranquilidad con el 2-0. Fue una gran jugada en la que defensa de Argentinos se mostró desconcentrada, apareció Matías Suárez por la derecha, el cordobés descargó ante la salida del arquero y Romero, de atropellada, marcó otra vez.

A esa altura, Argentinos era una sombra; no hacía pie y se mostró como un equipo muy alejado del que jugó en la ida, en la que puso en aprietos al “Millonario” en su casa. Por contrapartida, River supo lo que quería, y se lo hizo saber al local con estiletazos permanentes. El partido se fue consumiendo sin que en ningún momento el equipo de Marcelo Gallardo vea peligrar su ventaja. En definitiva, fue un ganador claro y justo.

Mientras tanto en Río de Janeiro, Flamengo completó lo que empezó a construir la semana pasada en Florencio Varela. Derrotó 4 a 1 a Defensa. Hoy sale su rival, del partido Inter (0)-Olimpia (0).

Comentarios