Analía de Cristófano: “los chicos se contagian y contagian igual que los adultos” - LA GACETA Tucumán

Analía de Cristófano: “los chicos se contagian y contagian igual que los adultos”

La jefa del servicio de Infectología Pediatrica del Hospital Italiano, dice que aunque no sean la prioridad, se debe vacunar a los menores de 18 años.

11 Jul 2021 Por Juan Manuel Montero
1

VACUNACIÓN. El operativo de aplicación de la primera dosis continuó a pleno incluso durante el 9 de julio.

La enfermedad no los afecta tanto como a los adultos, pero su situación sanitaria no puede dejarse de lado en momentos de pandemia. Los chicos y adolescentes de 18 años no figuran como prioridad en las etapas de vacunación justamente porque los síntomas que suelen tener una vez contagiados son mucho más leves que los de las personas adultas. Pero hay dos situaciones que requieren de una especial atención durante la gestión de la pandemia: son conductores del virus, es decir, contagian, y hay muchos casos de menores con enfermedades de base que necesitan sí o sí una protección justamente para que su vida no corra peligro. Por eso, Analía de Cristófano, jefa del Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital Italiano, afirma que se debe vacunar a toda la población menor a 18 años, aunque no sean la prioridad.

Uno de los problemas que afecta al mundo entero en esta situación es que la única vacuna aprobada para esa franja etaria es la de Pfizer. Así lo aclaró, por ejemplo, hace unos días Laura Vaccarone, la mamá de Rafaela, una adolescente tucumana que sufre una extraña enfermedad y que desde marzo del año pasado vive prácticamente recluida. Y de Cristófano coincide. “Por ahora hay sólo rumores de algunas otras autorizaciones de vacunas, pero por ahora la única es la que está científicamente autorizada es la de Pfizer. De AstraZeneca hay estudios para vacunar niños de todas las edades, pero hoy la que tenemos aprobada para ese rango etario a partir de los 12 años es la de Pfizer, repito. Si viene, si la tuviésemos, claramente la indicaríamos. Sobre todo a los chicos con factores de riesgo, inmunosupresión, obesidad, problemas respiratorios, chicos con traumas psicológicos, aquellos que no pueden usar barbijos. Claramente hay que vacunarlos”, indicó la especialista.

“Se contagian igual”

La pediatra se refirió también a la situación sanitaria de los menores y qué papel juegan dentro de la pandemia. “Después de más de un año todavía hay gente que sigue teniendo dudas. Los chicos se contagian y contagian igual que los adultos. No hay diferencia entre niños y adultos. Es la misma la posibilidad de contagio, obviamente depende de otros factores, y o por cuánto tiempo van a sufrirla, y no si son niños o adultos. Tienen un cuadro clínico más leve, menos grave, y tienen menos complicaciones”, indicó. Y agregó: “hay otros virus que son peores en los niños que en los adultos. En este caso del coronavirus en general los chicos no se sienten mal. Sucede que hay familias de contagiados que los padres no se pueden parar de la cama y los chicos están como si nada. Pero se les puede complicar mucho si tienen enfermedades de base”. En ese sentido explicó que “los pacientes que se complicaron eran de estos grupos con problemas anteriores. Con la comisión de pediatría de la SADI (Sociedad Argentina de Infectología) hicimos un trabajo coordinado y empezamos a procesar datos y tenemos resultados de más de 4.000 pacientes pediátricos de todo el país afectados con coronavirus, lo que es mucho. De ellos entre un 1% y un 2% requieren internación en terapia intensiva, y de ellos fallece el 1% y también sufren síndrome post covid. La mayoría tienen una evolución favorable; las complicaciones en los niños son muchos menores”.

La presencialidad

Uno de los temas que más se habló a lo largo de la pandemia es de la incidencia de la escolaridad presencial. De Cristófano considera que cuando los niños comienzan a circular comienzan a contagiar. “Pero la culpa no es del colegio -advierte- sino de la circulación del virus en sí. El colegio debe ser un lugar seguro, donde no se contagien, donde se mantenga la distancia y se use el barbijo. Pero después los chicos van a su casa o a la de sus compañeros y allí sí hay riesgos de contagios. En las casas no hay protocolos. Hay que tener en cuenta que los chicos sufrieron mucho, dejaron de socializar, se hicieron demasiado adeptos a los celulares, tablets o notebooks. Por eso creo que la familia en general debe cuidarse para que los chicos puedan seguir yendo al colegio”.

La especialista aseguró que hay que velar por la salud mental de los más chicos. “Vimos muchos menores deprimidos. Hay que tener en cuenta que por los problemas de conectividad que tiene el país también hay chicos que no pudieron acceder a una educación  virtual. La cuestión ya no es que vayan al colegio o no, si no que toda la familia esté cuidada para evitar contagios y tratar de salir de esta situación lo antes posible. Hay que respetar los ámbitos en los que convivimos”, dijo. Y en cuanto a las condiciones de escolaridad, advirtió que “las autoridades locales deben intervenir para que las escuelas estén en condiciones. Las estufas deben estar prendidas, aunque haya que mantener las ventanas abiertas por la ventilación cruzada. Cualquier mecanismo de calefacción debe estar prendido, pero hay que ventilar todo el ambiente, mantener la distancia, usar el barbijo y lavarse las manos”. En ese sentido, aseguró que por una cuestión estacional se están viendo además otros virus respiratorios a los que hay que prestarles atención. “Hay que prevenir todas las enfermedades”, resaltó.

Temas

Tucumán
Comentarios