¿Qué hubiera pasado si…? - LA GACETA Tucumán

¿Qué hubiera pasado si…?

11 Jul 2021
1

Los grandes deportistas, en determinados contextos, parecen tener una percepción del transcurso del tiempo distinta a la del resto de los mortales. Cuando concentran su atención en una jugada, experimentarían una ralentización sensorial de la velocidad con que se desplazan personas y objetos, que les da margen para evaluar distintas opciones y elegir la mejor. Jorge Valdano comentó, hace tiempo, que Maradona le dijo que durante la carrera del “gol del siglo” constantemente buscaba el espacio para darle un pase. El propio protagonista contó, más de una vez, todas las alternativas que barajó mientras corría y cómo recordó el consejo de uno de sus hermanos al momento de definir. Hernán Casciari lo expresa de manera magistral en su cuento “10,6 segundos”, enumerando todas las cosas -del deporte y de la vida- en las que Maradona piensa mientras realiza su obra maestra.

Hay una hipótesis contrafáctica que vale la pena esbozar. ¿Qué pensó Maradona, no en los diez segundos previos a su gran gol, sino en los diez segundos posteriores al primero, al gol que metió con la mano? Creyó, según se aprecia en las imágenes, que debía enfatizar el festejo para que el árbitro no dudara y sancionara el tanto. ¿Hubo en Maradona un instante de duda? ¿Pudo entrever qué podría pasar si en lugar de festejar se acercara al árbitro y confesara que había sido un gol inválido? ¿Tendríamos, en ese caso, segundo gol? ¿Hubiéramos ganado igual? Quizás no.

Carlos Gamerro se preguntó qué habría cambiado si nuestro libro nacional hubiese sido el Facundo en lugar del Martín Fierro. Podemos preguntarnos qué podría haber pasado, más allá de lo deportivo, si Maradona se apartaba de nuestra tradición de quiebre de reglas -y de su celebración- con una muestra de fair play.

El planteo que vale la pena hacer no es qué pensó un hombre en diez segundos sino qué pensamos los argentinos en ese lapso. Y más aún, ¿qué pensamos 35 años después? ¿Cambiaríamos ese resultado, ese campeonato, ese sostén de nuestra autoestima, el recuerdo de ese éxtasis, esa felicidad, por ese gesto? ¿Lo haríamos por la sola posibilidad de ser mejores?

© LA GACETA

DANIEL DESSEIN

BUENOS AIRES

Comentarios