Internas en la oposición: Prat-Gay buscó tentar a Alfaro con Cambiemos - LA GACETA Tucumán

Internas en la oposición: Prat-Gay buscó tentar a Alfaro con Cambiemos

El ex ministro de Hacienda de Macri le ofreció al intendente que se sume a un acuerdo opositor. Alfaro pidió que se reconozca el “poder” del PJS.

25 Jun 2021 Por Martín Dzienczarski
1

ÚLTIMA FOTO JUNTOS. Prat-Gay y Alfaro juntos, cuando Sandra Manzone había presentado su acople en 2019. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO (ARCHIVO)

La visita del ex ministro de Hacienda del macrismo, Alfonso Prat-Gay, sacudió el escenario político para buena parte de la oposición. Luego de los cruces verbales con el intendente de la capital, Germán Alfaro, finalmente se vieron cara a cara en una reunión, a solas, en la Municipalidad de San Miguel de Tucumán.

La llegada del referente nacional de la Coalición Cívica tuvo como objetivo sumarse a la cruzada de los radicales Mariano Campero y Roberto Sánchez (intendentes de Yerba Buena y de Concepción), para conformar un gran espacio opositor que incluya a Fuerza Republicana. Sin embargo, la participación de Alfaro y de su espacio, el Partido por la Justicia Social (PJS), está en duda: dependerá -entre otras cosas- de que el radicalismo resuelva sus internas particulares.

Reunión a solas

Alfaro recibió a Prat Gay en la sala Zenón Santillán, al lado de su despacho. El salón con la mesa de trabajo de la Municipalidad fue bautizado en 2016 en honor al bisabuelo de Prat Gay, cuando visitó por primera vez la intendencia como ministro de Hacienda de Mauricio Macri. Santillán fue tres veces intendente de la capital y el creador del Banco Municipal (quebró en los 90). Curiosamente, en esa oportunidad, Alfaro le había entregado las “Llaves de la Ciudad” y lo había declarado ciudadano ilustre. Ayer, según pudo reconstruir este diario, los ánimos fueron otros.

Cuando comenzó la reunión, Prat Gay habría intentado exponer sobre la necesidad de un acuerdo amplio, sumando todos los actores posibles, a Juntos por el Cambio. Eso incluiría al PJS y al bussismo. Con ese cometido se presentó como un amigo íntimo de una figura de peso del macrismo: el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Alfaro (sobre la base de fuentes de ambos sectores) habría sentado posición: ya no es tiempo de resignar a su espacio en las elecciones ni de trabajar para que otros encabecen las candidaturas.

El jefe municipal le habría manifestado el diagnóstico que ya ha dado a los miembros de la mesa provincial de Juntos por el Cambio y a otros posibles aliados: advierte poca vocación de poder y de trabajo en ese espacio.

El intendente habría recriminado, además, que no le reconocen haber sido quien más votos obtuvo en 2019; ni tampoco que hoy es quien tiene más estructura, más concejales y más legisladores. A continuación planteó que si hay algún planteo político racional por el cual él debería resignar espacios, le gustaría escucharlo.

Prat Gay habría reconocido el planteo. E insistió con tratar de ampliar Juntos por el Cambio a nivel local, sumando otros espacios. La reunión duró una hora y media. Aunque se había anunciado un almuerzo de trabajo, todo se redujo a una charla en la que nunca se quitaron los barbijos.

Juegos de palabras

Alfaro había comenzado su jornada visitando durante la mañana de ayer los trabajos para desmontar el puente peatonal en el cruce de Thames-Amador Lucero y Mate de Luna. Eligió ese escenario para responderle a Prat Gay, quien había dicho que lamentaría que el intendente se sumara al espacio del gobernador y del vicegobernador.

“Jaldo y Manzur son la matriz del alperovichismo hace 20 años. ¿Y Bussi? También hace más de 20 años. Son las mismas opciones para los tucumanos. A Alfonso le falta el chip tucumano todavía. Aún viene en vuelo. No aterrizó en el (aeropuerto) Benjamín Matienzo. Tiene que tener en claro que ni Jaldo, ni Manzur, ni tampoco Bussi (son opciones)”, enrostró.

“Me parece que desterrar a (Ricardo) Bussi sería lo mismo que desconsiderar al 10% del electorado. (Sobre Germán Alfaro), tiene que estar compitiendo dentro de un espacio opositor. Lo último que querría es que Germán termine al lado de Manzur y Jaldo. Me parece que tenemos que trabajar con Alfaro y con todos los dirigentes del espacio para ofrecer una alternativa”, había dicho el ex ministro de Hacienda macrista en una entrevista en LA GACETA.

Después de las declaraciones a los medios, se calmó el clima con la reunión en la Intendencia.

Por las redes

Los dichos de Alfaro generaron el rechazo de los dirigentes de FR. “Consternados se sentirán miles de tucumanos que tienen puestas sus esperanzas en la oposición, una verdadera opción que nos aglutine a los que queremos desterrar al peronismo. Pero que se verá frustrada a causa del egoísmo y la defensa de intereses para cuidar la banca”, disparó Bussi en las redes sociales.

Tras una consulta de este diario, explicó que no hubo un llamado para un encuentro con Prat-Gay. Y ratificó que el bussismo encaró la campaña en soledad.

Es la corbata, no el color: Ascárate rechaza un acuerdo con FR

“Me siento consternado al leer las declaraciones de Alfonso Prat-Gay, para quien tengo el mayor de los respetos. Pero lo corrijo: no se trata del color de la corbata lo que nos diferencia, sino la renuncia ética a los postulados de la Ley de Defensa de la Democracia de Raúl Alfonsín. Eso significa pretender incorporar a una fuerza que reivindica los golpes de estado y el accionar de las juntas militares”, sostuvo el legislador radicalJosé Ricardo Ascárate. Y agregó: “nada tenemos que ver con los que aún hoy pregonan las bondades de Videla, Massera, Agosti o del plan económico de Martínez de Hoz. La ‘suma’ de porcentajes de votantes resta en ética, en principios”.

En defensa del bussismo: la edil Leiva rechazó los dichos de Alfaro

“Resultan increíbles las declaraciones del intendente. Su soberbia no tiene límites. Lo demuestra cuando manifiesta que la gente está cansada de muchos políticos que están hace más de 20 años como opciones electorales, y no se incluye. Afirma que no quiere ser candidato pero pone como condición para formar un nuevo frente que su esposa (la diputada Beatriz Ávila) encabece la lista. Eso no condice con lo que pregona”, cuestionó la concejal de la capital por Fuerza Republicana, Liliana Leiva, al intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro. Y agregó: “la mayor fuerza en la oposición es FR, lo demuestran sus más de 155.000 votos”.

Comentarios