Fórmula 1: la temporada sorpresa

LE PAGÓ CON LA MISMA MONEDA. Red Bull aprendió la lección de España y le devolvió la gentileza a Mercedes. LE PAGÓ CON LA MISMA MONEDA. Red Bull aprendió la lección de España y le devolvió la gentileza a Mercedes.

Las dos últimas ediciones del Gran Premio de Francia habían sido de esas carreras demasiado previsibles y aburridas. En el ecosistema de la máxima categoría no había demasiadas expectativas; sin embargo, la carrera del pasado fin de semana fue una joya para guardar en una cajita de cristal. Red Bull consiguió su tercera victoria consecutiva y la cuarta en lo que va de temporada. El equipo de la bebida energizante se lució con una estrategia espectacular en la que el único piloto que tuvo dos detenciones en boxes fue quien terminó ganando la carrera. Para ponerlo en la dimensión correcta, debemos mencionar que en un pit stop los autos deben entrar a boxes a 80 km/h, detenerse en el lugar correcto, esperar que los mecánicos cambien sus cuatro neumáticos y salir nuevamente. El tiempo promedio del cambio es 2.5 segundos, pero sumado al tránsito por la calle del pit resulta de unos 25 segundos aproximadamente. Es decir que cuando un equipo llama a uno de sus autos a cambiar neumáticos, el piloto debe calcular que, si todo sale bien, saldrá unos 25 segundos atrás.

Una estrategia brillante

El último Gran Premio de España fue el 9 de mayo de 2021. Un domingo soleado en el que Max Verstappen lideraba la carrera y Lewis Hamilton no sabía cómo adelantarlo, lo que llevó al equipo a cambiar de estrategia. En la vuelta 43 de 66, Hamilton -que venía segundo a 1.5 segundos- de Verstappen, entró a boxes. El equipo Mercedes apostó todo. La tarea del campeón del mundo no era sencilla, iba a tener que descontar 26 segundos en las últimas 22 vueltas. A su favor estaban las gomas amarillas nuevas que manejaba mientras que Verstappen ya traía neumáticos de 18 vueltas. Los números calculados por la ingeniería de carrera mostraban que Hamilton alcanzaría a Verstappen en los últimos cinco giros y así fue; en la vuelta 60 de 66, el campeón del mundo tomó la delantera y ganó la carrera. Fue electrizante. Las tapas de diarios deportivos del mundo hablaban de la atrevida y brillante estrategia de Mercedes Formula One Team.

De tu propia medicina

El domingo pasado, en el circuito Paul Ricard, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul de Francia, Verstappen lideraba la carrera seguido por Hamilton, que lo apretaba fuerte. Las vueltas pasaban y el piloto de Mercedes no podía superar al de Red Bull, una situación idéntica a la de España, pero esta vez el equipo de la bebida energizante no se dejó anticipar y llamó a boxes a Max. Sería Verstappen quien tendría que descontar 25 segundos en 20 vueltas y lo hizo. Su ritmo en carrera fue impepinable. Pasó a los dos Mercedes faltando cinco vueltas y fue el ganador. Nadie esperaba este resultado a esta altura de temporada. La Fórmula 1 actual nos devuelve velocidad, tiempos apretados y carreras emocionantes. Los campeonatos estan al rojo vivo y es el mejor momento de la guerra fría entre Hamilton,y Verstappen. El domingo se corre en el Red Bull Ring de Austria, donde el equipo de la bebida energizante es local. Yo no me lo perdería.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios